Al Ain remontó un partido increíble

Los anfitriones tuvieron un primer tiempo para el olvido y cosecharon un 0-3 en 44 minutos. Corrigieron el rumbo y alcanzaron el empate, para luego imponerse por penales y desatar una locura inimaginable.

Arrancó el Mundial de Clubes – la última competencia oficial internacional de este 2018 – nada mejor que un partidazo para ponerse en clima.

Al Ain de Emiratos Árabes Unidos igualó 3-3 ante Team Wellington de Nueva Zelanda y se clasificó al ganar 4-3 en la definición por penales. El Ying y el Yang en el lujoso Hazza Bin Zayed Stadium, con un tiempo para cada equipo y un desenlace para el infarto.

Es que en este duelo de debutantes, fueron los oceánicos quienes impusieron condiciones y a los 11´ señalaron el primer gol del certamen.

Andrew Bevin ubicó a Mario Barcia y el santiagueño se tuvo mucha confianza porque sacó un espectacular remate desde muy lejos, que viajó hacia el ángulo superior derecho del arco defendido por Khalid Essa. Golazo del volante de 29 años y arriba “Team Welly”.

 Pasaron 4 minutos y el visitante volvió a golpear. Otra vez Bevin con el pase entre líneas y el beneficiario fue el colorado Aaron Claphan, quien ingresó por el centro y definió con la pierna izquierda. Un cuarto de hora y 2 de ventaja para los comandados por el inglés José Figueira.

Y a un minuto del cierre, la sorpresa tomó forma de goleada. Tiro de esquina desde la izquierda por parte de Henri Cameron y peinada de Scott Hilliar en el primer palo. Libre de marcas entró Mario Ilich y contundente 3-0 en 45 minutos de juego.

Sin embargo, la llamita de la esperanza quedó encendida, porque a lo 45´  los locales achicaron la brecha. Patriada del japonés Tsukasa Shiotani dentro del área neozelandesa y remate cruzado con derecha, casi cayéndose. No pudo el arquero Scott Basalaj y los árabes se fueron al descanso creyendo que sí se podía.

Al inicio del segundo capítulo, un nuevo descuento puso en carrera a Al Ain. La defensa de Team Welllington descuidó a Caio en la izquierda y el brasileño quedó solo para enviar el centro cruzado. Justa aparición del maliense Tongo Doumbia, para arrojarse en plancha y poner el 2-3.

No pudo resistir el cuadro oceánico la escalada árabe y el empate llegó a 5 minutos del epílogo. Centro a la olla desde la banda izquierda y un rechazo corto en el área neozelandesa. La pelota le quedó picando a Diaky Ibrahim, quien metió un inteligente pase de cabeza para Marcus Berg. Gran volea de media vuelta del sueco para el rocambolesco 3-3.

Tiempo suplementario y el cansancio hizo mella tanto en lo físico como en lo mental. Allí no había margen de error y esta clase de batallas XL suelen definirse por una genialidad o un error. No hubo tal cosa y si necesitaban los locales un indicio que los penales serían una buena opción, Mohamed Abdulrahmann recibió su segunda tarjeta amarilla a los 120´ y su equipo quedó con 10. Suficiente para decidir todo desde los 12 pasos.

Y allí algunos todavía sostienen que se trata de una “lotería”. Lamento contradecirlos, pero es una cuestión de personalidad. Hay errores y aciertos, virtudes y defectos, pero la suerte tiene poco que ver en este tipo de definiciones.

Sí podríamos hablar del destino. En la final de la Copa Libertadores 2004, Roberto Abbondanzieri atajó 2 penales, pero sus compañeros no metieron siquiera uno. Estaba escrito que las cosas saldrían de esa manera, pese al esfuerzo del arquero.

Primeros 2 penales convertidos para cada uno. Y de golpe todo pintaba mal para los locales: Berg mandó el suyo por encima del travesaño y parecía que se venía la noche. Sin embargo, Essa adivinó la intención de Angus Kilkolly (extraña carrera antes de patear) y por el momento 1-1.

Nadie falló hasta el quinto penal y Caio puso las cosas 4-3 en favor de Al Ain. Así que toda la presión recayó en Justin Gulley, quien debía anotar para forzar a la serie de uno. Essa volvió a ser gigante y eligió tirarse a su izquierda. Gran parada y explosión de júbilo para una afición que se vio condenada a la derrota. Pero su equipo jamás se rindió y en el medio del desierto consiguió ese oasis de esperanza. Fue luego de 120 minutos excitantes y por las manos de su arquero, que sacó agua de las piedras.

El próximo sábado Al Ain medirá fuerzas ante el campeón africano, Esperance de Tunis. El ganador de este duelo será el rival de River Plate, flamante ganador de la Copa Libertadores de América.

Síntesis:

Al Ain (3) (4): Essa; Ahmad, Salem (Mohamed), Ismail y Shiotani; El Shahat, Doumbia (Ibrahim), Barman y Caio; Abdulrahmann y Maroof (Berg). DT: Zoran Mamic.

Team Wellington (3) (3): Basalaj; Gulley, Hilliar y Schrijvers; Cameron (Molloy), Barcia, Ilic, Sinclair (Kilkolly), Claphan (Hailemariam) y Bevin; Watson. DT: José Figueira.

Árbitro: Ryuji Sato (Japón) 

(Foto Principal: redgol.cl)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*