Ferro profesionalizó a Lucas Román, juvenil de 16 años

A nueve años de su integridad al conjunto de Caballito, el hábil volante firmó el primer contrato de su carrera. Señalado por el Milan y otras instituciones europeas, el joven ya toma partida para permanecer en la Reserva de Claudio Spontón.

Lucas “Pocho” Román transcribe una nueva historia para el Club Ferro Carril Oeste. Es que este miércoles se difundió la primera contratación de una de las promesas del semillero de la institución, radicada en las divisiones menores.

Desde los seis años, fue parte de las inferiores, y particularmente empezó siendo arquero, porque en los comienzos en el deporte, no lograba situarse dentro del campo de juego.

No obstante, la maduración en el juego, le otorgó beneficios indiscutidos, que en estos meses, lo posicionaron como una de los proyectos hacia la primera del “verde oeste”.

Digno de un trayecto en creces, la selección Sub 13 enalteció otra demostración de desarrollo en el camino, al ser citado por la divisional, con apenas trece años. Nacido en el 2004, febrero fue un mes especial por su adaptación a la reserva de Ferro.

Si bien se dio en una ocasión específica, el convenio de dos años y medio promulgado por la dirigencia, sintetiza un apoyo fundamental en las primeras apariciones del futbolista en las categorías mayores.

En contacto con El Show de Ferro, el joven relevó el asombro por semejante noticia: “Me entere por mi representante que iba a firmar hoy. Hace un tiempo ni me lo esperaba, pasó todo muy rápido. Soy enganche, o punta por derecha o izquierda, rápido, habilidoso, zurdo. Me gusta ser líder de equipo”.

Retrotrayendo el origen en Ferro, explicó: “Estoy muy contento. Estoy en Ferro desde los 7 años, hice todas las inferiores y es el club que amo, mi sueño es debutar en primera y me gustaría ascender”.

En Italia, habían visto sus cualidades: “El interés del Milán fue este año, era una prueba. Era una linda noticia pero lo viví muy tranquilo porque yo pensaba en Ferro. Eso quiere decir que estoy haciendo las cosas bien”.

Dicha repercusión, se hizo notar en Boedo, al verse distinguido el interés de San Lorenzo.

Autor: Gabriel Vázquez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*