El Tiki Taka sepultó a España y le dio vida a Rusia

España cayó en los penales ante Rusia por 4 a 2, tras el empate 1 a 1 en el tiempo reglamentario, y quedó eliminada del Mundial en los octavos de final.

Era previsible. Durante toda la tarde noche lluviosa de Moscú se notó.
La Selección española murió, pero esto ya estaba anunciado. El Tiki Taka tuvo algo que ver en todo esto.
Como hace cuatro años en el Maracaná, está vez la eliminación se trasladó a otro estadio mítico: Luzhniki. Ni más ni menos que el anfitrión Rusia fue el encargado de darle la despedida desde los 12 pasos tras el empate 1 a 1 en los noventa.
Como Alemania, como Argentina, como Portugal, así se va otra Selección protagonista de esta sorpresiva Copa del Mundo. Aquí se fue un equipo candidato por los antecedentes de juego y resultados que manejó desde mediados de 2016 hasta el comienzo del Mundial, pero la realidad es que se fue sin pena ni gloria y merecidamente, ya que no mostró el carácter y la fluidez que poseía. Tan sólo fueron destellos de calidad individual y por momentos, colectiva.
Además se suma el retiro mundialista para muchos intérpretes ganadores de Sudafrica 2010. El más destacado, sin dudas, es el de Andrés Iniesta, quien hoy no fue titular.
Mientras se efectúa el funeral, los locales celebran una fiesta. Durante el partido, ejecutaron su idea de juego, compitieron con buenas artes y estuvieron a la altura del acontecimiento. Clasificación totalmente meritoria. Ahora, enfrentarán a Croacia, que eliminó a Dinamarca por penales, el sábado 7 en el estadio Fitsh de Sochi.

El gol en contra marcado por Ignasévich a los 12 minutos le dio un comienzo de alegría, confianza y convencimiento a La Roja, aunque esos factores se fueron diluyendo con el transcurso del juego.
Las tomas de decisiones individuales influyen en lo colectivo de un equipo. Piqué lo sabe. Un error defensivo propio derivó en el inexplicable penal que finalmente convirtió Dyzuba. 1 a 1.
La sorpresa desde el inicio fue la decisión de Fernando Hierro en no incluir a Iniesta entre los once titulares. La última vez que el ex mediocampista de Barcelona había comenzado un partido desde el banco fue ante Francia por octavos de final en Alemania 2006. Aquella noche, Zidane dio un show y dejó en el camino a La Furia.
Con tan sólo 24 minutos por jugar, Iniesta ingresó por Silva, pero ya era tarde.
Otra decisión polémica de Hierro fue la variante de Iago Aspas por Diego Costa. Cuando el equipo necesitaba un centrodelantero con potencia física para aguantar frente a los centrales rusos, el técnico español optó por poner a Aspas, quien es muy rápido y desequilibrante, mas en la aguerrida cobertura de espacios del local nunca pudo hacer pie.

El sistema táctico utilizado por Chérchesov funcionó. 5 defensores, 3 mediocampistas y 2 delanteros. Todos replegados cerca del arco de Akinfeev, cubiendo espacios y negando referencias de pases rivales. El arma principal fue el contraataque, con el cual incomodaron varias veces a la última línea española.
Ante esta adversidad, la posesión de balón por parte de España se volvió tenue, lateralizada y, sobre todo, previsible. Sin movimiento, sin desmarque, sin laterales o volantes que profundicen con diagonales, el juego se vuelve estático y monótono. Las falencias principales fueron la falta de profundidad y eficacia. La pelota iba de Carvajal a Nacho, también se encimaban Busquets y Koke para una participación sin ningún cambio de ritmo. Sin ideas ni variantes. De acá para allá. Tic-Tac. Eso se traduce como Tiki Taka.
Sólo Iniesta tuvo un destello de genialidad y casi convierte con un disparo desde afuera del área que se fue al lado del palo.

El alargue fue la representación de jugadores extenuados por tanto desgaste. Como innovación y registro en la historia de la Copa del Mundo, se inauguró el cuarto cambio. Rodrigo entró en La Roja para cooperar y brindar frescura ofensiva, aunque no le alcanzó el tiempo.
Rusia defendió y España intentó, pero todo decantó en la serie de penales.
En la tanda definitoria, los locales tuvieron una efectividad máxima. Smolov, Ignasévich, Golovin y Chérychev convirtieron. Mientras que los centrales Ramos y Piqué descontaron para La Furia.
Koke y Iago Aspas fallaron sus tiros y a casa. Rusia a cuartos. Fiesta en Luzhniki.
Pero la eliminación de España empezó desde mucho antes.

“Yo odio el tiki-taka. Lo odio. Es pasarse el balón sin ninguna intención. Y esto no sirve para nada”. Ese fue el planteo del técnico, justamente español y multi campeón con el Barcelona, Pep Guardiola en el libro “Herr Pep” escrito por Martí Perarnau.
A España la mataron. Rusia y los penales tuvieron poco que ver. El verdadero asesino fue el Tiki Taka.

Fotos: La Vanguardia, Clarín, El Tiempo, Diario Más.


Santiago Sandoval

Acerca Santiago Sandoval

ver todas las publicaciones

Antes que nada, hijo de Dios. 20 años. Estudiante de periodismo. Cubro en el Rincón al CAI junto a Alexis Viojo. Me fue mal practicando deporte, así que me dediqué a escribir (?). Confirmar, afirmar e informar es una política de estado, aunque la idea principal es contar historias. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*