Entre Gareca y Perú hay algo personal

El “Tigre” Gareca y una historia de amor y odio con la Selección de Perú: con un gol suyo, privó a la Bicolor de clasificar a México ’86 cuando parecía que ya estaba en tierras aztecas. Treinta y tres años después, es pieza clave y DT de una blanquiroja que volvió a los primeros planos y estará presente en Rusia.

“Si el árbitro lo cobra es válido. Perú siempre tuvo chances y dependía de Perú. Fue un partido difícil para Argentina en todo aspecto y se logró la clasificación en forma angustiante”, respondió Ricardo Gareca hace un par de días atrás cuando medios peruanos le recordaron esa tarde noche del 30 de junio de 1985 en el Estadio Monumental.

Se disputaba la última fecha del Grupo 1 que integraban Argentina, Perú, Colombia y Venezuela. Argentina y Perú llegaban a la última jornada peleando por la clasificación directa y el pasaje al repechaje. Ambos se enfrentaban en un estadio de River embarrado y con un antecedente muy fresco: una semana antes Perú se había impuesto como local por 1-0, el día de la recordada marca de Luis Reyna a Maradona.

En el ambiente se respiraba la tensión propia de una jornada que definía mucho. Nada menos que un acceso directo a México ’86 y evitar el tedio del repechaje (el que se quedaba con esa plaza luego debía jugar dos series a ida y vuelta para lograr clasificarse a la Copa del Mundo).

Argentina arrancó bien poniéndose al frente del marcador con un gol de de Pedro Pasculli a los 12 minutos del PT. Pero Juan José Velásquez y Gerónimo Barbadillo (39′) dieron vuelta el resultado antes de que finalice la primera etapa.

Los nervios se apoderaron del conjunto dirigido por Carlos Bilardo. Perdía de local, no clasificaba directamente a México ’86 y además llevaba el arrastre de que el estilo de juego del “Narigón” causaba más reproches que admiración. “Lo que más recuerdo de ese encuentro era que no podíamos perder. Bilardo era muy cuestionado, a le gente no le gustaba y ese día salimos a defender una postura, una idea, un entrenador. Cuando Bilardo dice que lo querían matar, no exagera. Al Mundial había que llegar y llegamos. No importaba cómo”, expresó Gareca sobre el clima que se vivía en aquellos días.

El Tigre estaba en el banco de suplentes e ingresó a los 15 minutos del complemento reemplazando a Barbas. Nunca se imaginó que iba a ser protagonista de uno de los goles más gritados por el público argentino en partidos de Eliminatorias. Y a la par, uno de los más odiados por los fanáticos de la Blanquirroja.

Corría el minuto 81. Faltaban nueve para el pitazo final del juez brasileño Arpi Filho, Passarella llegó por la derecha y sacó un centro que el arquero peruano Eusebio Acasuzo no pudo contener. En ese momento, Javier Chirinos se disponía a sacar la pelota, pero recibió un empujón de Pasculli que el árbitro no vio y Gareca no tuvo más que empujarla.

Alegría, emoción y desahogo se apoderaron de “casi” todo el Monumental. Gareca vivía la noche que todo jugador desea. El gol agónico del triunfo fue el del empate pero se celebró como el de la victoria, las tapas de los diarios… La clasificación a México ’86 se debía a su gol.

“Casi” todo el Monumental… ese equipo peruano que contaba con grandes jugadores (Oblitas, Uribe, Cueto) sintió el impacto y luego no pudo superar la primera instancia del repechaje al perder como visitante 4-2 con Chile y luego en Lima 1-0.

Para Perú significó la última posibilidad cercana de clasificación a una Copa del Mundo… fueron pasando eliminatorias y el recuerdo de España ’82 se fue volviendo borroso y triste…. hasta que un día Perú y Gareca volvieron a unirse, sus caminos volvieron a entrelazarse.

Las paradojas de la vida hicieron que el autor del gol de la clasificación a México ’86 no se consagrase campeón del mundo con Argentina porque Bilardo optó por llevar a otros jugadores. Seguramente una espina dolorosa en la trayectoria de Gareca. Y una deuda pendiente: decir presente en un Mundial.

Quién podía imaginar que Perú le iba a dar la posibilidad al Tigre de saldar ese sabor amargo. Pero así fue. La gran trayectoria de Gareca como entrenador (entre lo que hay que mencionar la obtención del Torneo Apertura 2008 con Universitario de Perú) llevó a que la Federación Peruana de Futbol pensara en él como el indicado para asumir la dirección técnica del seleccionado y dar una salto de calidad.

El Tigre asumió en marzo de 2015. Y luego de sobrepasar algunas “tormentas” cumplió con lo que José Pekerman le dijo al jugador Carlos Lobaton luego de la derrota de la Blanquirroja 2-0 ante Colombia en la primera fecha de las Eliminatorias: “Créanle el. Él los va a llevar al Mundial”.

El 15 de noviembre de 2017, en el Monumental de Lima, Perú superó por 2-0 a Nueva Zelanda en el partido de vuelta del repechaje y Gareca saldó su deuda personal. Y quizás también con Perú. Pero no hay dudas de que en Rusia intentará darle más alegrías al público peruano.

INFORME: LUCAS BLANCO 

Imagen destacada: El Comercio

Video: TyC Sports


Lucas Blanco

Acerca Lucas Blanco

ver todas las publicaciones

Cuando pense que esto era una etapa pasada y perdida de mi vida, Dios quizo que nuevamente me reencuentre con esta pasion. Y el que entiende de "pasiones" (como bien dice el personaje de Guillermo Francella en el "Secretos de tus Ojos) no la cambia por nada. A lo sumo, la posterga, la oculta, pero siempre esta latente hasta que vuelve a despertar. Y un compañero de trabajo hizo de "despertador". Y aqui estoy junto a la gente del Rincon que con mucha generosidad me abrieron las puertas de este "lugarcito" que es combustible para mi vida. El futbol, el deporte en general. Los tatuajes. Los bichos. Los libros. La musica. Lo nacional y popular. Los codigos. Mis otros pasiones que me convirtieron en este loco enamorado que esta aqui para aportar lo poco sabe pero con muchas ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*