El Albiverde puntano avanzó a Octavos

Por los 16avos de final de la Copa Argentina, se enfrentaron en el Estadio Alfredo Berenger, Barracas Central y Estudiantes de San Luis. El pasaje a la siguiente ronda se lo llevó el conjunto puntano tras vencer al barraquense por 2 a 0.

Los dirigidos por Salvador Daniele llegaron a esta instancia luego de derrotar a Unión de Santa Fe por la mínima en aquel recordado partido jugado en Arsenal, donde el autor del gol fue uno que ya no forma parte del plantel actual: Luciano Romero.

Este Estudiantes de Héctor Arzubialde tuvo que vérselas nada más ni nada menos que con San Lorenzo a quien dejó en el camino tras ganarle por 2 a 0 con los goles de dos jugadores que tampoco están más: Alejo Distaulo y Juan Martín Amieva.

Con muchos cambios en ambos planteles, respecto a aquellas jornadas victoriosas de 32avos de final, Guapos y Albiverdes se vieron las caras en Temperley. Los de Buenos Aires manejaron gran parte del trámite durante la primera etapa pero solo lograron acercarse al arco rival con tiros desde media distancia. Un par de jugadas individuales de Fernando Valenzuela y un remate de aire a cargo de Carlos Arce fueron las únicas aproximaciones al arco defendido por Germán Montoya. Por el lado de los puntanos, un cabezazo alto de Luis Seco marcaría la única llegada con peligro que sufrió Elías Gómez. Sin embargo al barraquense se lo veía mejor parado.

Para la segunda etapa, Barracas Central empujó un poco más y siguió ganando el duelo en cuanto a la posesión del esférico. Sin embargo, una pelota parada acabó con ese buen trabajo. Fue un tiro de esquina y un cabezazo de Fernando González en propia vaya lo que generaría la apertura del marcador para los de San Luis. Iban 30 minutos del segundo tiempo y sin merecerlo, Estudiantes se ponía en ventaja. Daniele movió el banco buscando más profundidad para ir en busca del empate. Pero esa búsqueda generó un desequilibrio en defensa muy bien aprovechado por los Albiverdes que en una contra letal liquidaron el partido con una gran jugada. Emanuel Díaz fue el encargado de marcar el segundo gol para Estudiantes cuando el reloj marcaba los 40 minutos de juego.

Emanuel Díaz y el festejo de su gol

Luego de esta última acción, Germán Montoya apareció en todo su esplendor para ahogarle el gol, primero a Facundo Oreja y luego a Ramiro López. Julio Barraza pitó el final del encuentro y Estudiantes, con total efectividad, se llevó la clasificación a Octavos de Final donde enfrentará a un equipo de Superliga: su homónimo de La Plata.

Síntesis del partido:

BARRACAS CENTRAL (0): Elías Gómez; Facundo Oreja, Fernando González, Gastón Bojanich y Leonel Bontempo; Maximiliano Rodríguez, Carlos Arce, Ramiro López, Jorge Velázquez, Fernando Valenzuela y Mauro Matos.

Suplentes: Mariano Monllor, Matías tapia, Clemente Rodríguez, Lucas Colitto, Iván Tapia, Franco Niell y Rodrigo Pacheco.

DT: Salvador Daniele

SP. ESTUDIANTES (SL) (2): German Montoya; Brayan Sosa, Leandro Corulo, Facundo Quiroga y Rodrigo Meyer; Brahian Cuello, Emmanuel Giménez, Santiago Rodríguez, Israel Roldán, Emanuel Díaz y Luis Seco.

Suplentes: Sacha Becerra, Fernando Biela, Jesús Calderón, Maximiliano Correa, Ismael Zapata, Juan Echarri y Eric Soloppi.

DT: Héctor Arzubialde

Goles: ST 30’ Fernando González, en contra (EST) y 40’ Emanuel Díaz (EST)

Cambios: I. Tapia x Rodríguez, Niell x Matos y Pacheco x Velázquez (BC); Correa x Rodríguez, Zapata x Roldán y Soloppi x Seco (EST)

Amonestados: Montoya, Meyer y Seco (EST)

Árbitro: Julio Barraza

Estadio: Alfredo Berenger (Temperley)

Fotos: TW @Copa_Argentina


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*