Con las alas rotas

Las Súper Águilas sumaron una nueva caída, esta vez 1-0 ante República Checa, en el último amistoso pre mundialiasta jugado en la ciudad de Sankt Pölten, en Austria. Muy floja actuación de Nigeria frente a una mediocre selección europea que venía de perder 4-0 con Australia.

De esta manera el equipo que conduce el alemán Gernot Rohr concluyó la ronda de amistosos preparatorios para el Mundial, que había comenzado hace poco más de una semana con el empate como local ante Congo 1-1 en el partido de despedida ante su público y siguió luego con la visita a Wembley el sábado pasado, cuando perdió 2-1 con Inglaterra.

Igual que en el primer gol de los ingleses en ese amistoso, frente a República Checa Nigeria volvió a fallar en un envío aéreo. Córner desde la izquierda, cabezazo del delantero Schick, rechazo del arquero Uzoho y el zaguero Kalas que aprovechó el rebote y clavó la pelota en la red con un derechazo de sobrepique a los 25 minutos del primer tiempo.

En la primera etapa el rendimiento de los africanos fue sumamente opaco y el joven equipo checo estuvo cerca de aumentar la diferencia en el marcador. Luego en la segunda parte el juego fue más equilibrado, pero casi no se registraron situaciones de gol.

Además, a  los 15 minutos de esa etapa complementaria el partido debió ser suspendido durante 10 minutos debido a un transitorio pero intenso temporal de lluvia que incluyó caída de granizo.

Nigeria, que integra el Grupo D del Mundial junto a la Selección Argentina, hará su debut en Rusia 2018 el sábado 16 de junio ante Croacia en la ciudad de Kaliningrado.

 

Síntesis

República Checa: Vaclik; Coufal, Kalas, Suchy, Jugas, Jankto (Boril, min. 79); Husbauer (Horava, min. 65), Soucek (Travnik, min. 65), Barak; Sural y Schick (Krmencik, min. 69).

Nigeria: Uzoho; Abdullahi (Ebuehi, min. 46), Balogun, Troost-Ekong, Ogu, Idowu (Elderson, min.69); Iwobi, Mikel (Iheanacho, min. 80), Ndidi; Moses (Musa, min. 79) e Ighalo (Omeruo, min. 69).

Gol: 1-0, min. 25: Kalas.

Partido jugado en el NV Arena de Sankt Pölten (Austria).

Foto: Getty


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*