Barcelona golea en el clásico y no pierde pisada al Real Madrid.

El equipo de Luis Enrique superó sin mayores inconvenientes al Espanyol, en el derby de Cataluña. Barcelona sigue de cerca al Real Madrid, aunque el equipo de Zidane aún cuenta con un partido pendiente. En Gran Canaria, el equipo de Simeone goleó a Las Palmas por 5 a 0 y sigue manteniendo la 3era posición, esa que te clasifica directo a Champions League.

Barcelona necesitaba ganar y lo consiguió. Venció 3-0 a Espanyol, en el clásico catalán, con dos goles de Luis Suárez y otro de Ivan Rakitic. El equipo de Lionel Messi sigue en la punta de la Liga de España, junto a Real Madrid, que hoy venció agónicamente a Valencia.

Los goles de Suárez fueron en el segundo tiempo (5 y 41 minutos) y el del croata Ivan Rakitic fue a los 36 del segundo tiempo. Con 81 puntos y aún un partido aplazado pendiente de disputar, obligaban a los dirigidos por Luis Enrique a una victoria en su duelo por la trigésimo quinta fecha.

Fue el derbi que más o menos todos esperaban. Un Espanyol incómodo, intenso, agresivo hasta el límite y con las ideas clarísimas. Tanto o más las tenía el Barça, que optó por el fútbol control, por asegurar la línea de pase, por mostrarse paciente en medio del manojo de nervios en el que se mueven los dos candidatos a esta Liga. Bajó las revoluciones y eso lo alejó del sufrimiento defensivo pero facilitó el trabajo del Espanyol. Así voló la primera parte, sin un solo disparo entre los tres palos, ni de unos, ni de otros.

Simeone optó por jugar con su equipo titular. No pensó en la cita de la próxima semana en la Liga de Campeones y dejó para otro día las rotaciones. Gabi no faltó en el medio campo, Giménez jugó en el lateral derecho y Gaitán por detrás de Gameiro y Griezmann.

El Atlético se llevó los tres puntos en el estadio Gran Canaria ante una gris UD Las Palmas. Los de Simeone se pusieron por delante en el minuto dos gracias al tanto de Gameiro y cerraron el choque con un tanto de Torres en el último minuto para firmar el 0-5. Los locales terminaron con diez jugadores por la expulsión de Boateng y escuchando los silbidos de su afición ante la mala imagen mostrada.

Redacción: Lucas Baga | Twitter: @LucasPeriodismo

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*