Asian Cup 2019: Qatar gritó campeón por primera vez

Los “Marrones” hicieron su sueño realidad y son los reyes de Asia. Bautismo en las vitrinas y piedra basal colocada de cara al proyecto “Mundial 2022”.

Qatar derrotó 3-1 a Japón en Abu Dhabi y se consagró campeón de la Copa Asiática 2019. Espectacular torneo del conjunto que dirige el español Félix Sánchez: equipo más goleador, con el máximo artillero del certamen y apenas 1 gol encajado.

La historia frente a la frescura medían fuerzas en el Sheikh Zayed Sports City Stadium de la capital emiratí. Los nipones tenían un registro perfecto, con 4 finales disputadas y misma cantidad de conquistas en su palmarés.

Por su parte, los qataríes habían llegado lo más lejos posible de lo que indicaba su historia, porque nunca fue más allá de la instancia de los cuartos de final.

Previamente – y en un acto de total cordura – la AFC desestimó el intento de escritoriazo que quisieron meter los anfitriones. Sí, tras el humillante 0-4 sufrido ante Qatar en semifinales, Emiratos Árabes Unidos presentó una protesta porque adujo que los qataríes habían alineado a 2 jugadores de forma indebida (de hecho lo hicieron durante todo el torneo, porque tanto Almoez Alí como Bassam Al-Rawi jugaron todos los partidos).

El papelón en cancha se extendió en las oficinas y los dirigentes locales no hicieron más que quedar en ridículo con la insólita protesta.

Por suerte rodó la pelota y las 36.776 almas que presenciaron la batalla final fueron testigos de una gesta heroica.

El cero tuvo que quebrarse de una manera sensacional. Minuto 12 y Akram Afif cumplió a la perfección el rol de pasador. Centro al área nipona para el mortífero Almoez Alí. El delantero controló la pelota y como si estuviese en una playa de Copacabana, comenzó a hacer jueguitos de espaldas al arco.

Maya Yoshida lo marcaba pero sin demasiada vehemencia. Entonces Alí decidió lo impensado: chilena con buena dirección y poca potencia. Fue muy tardía la reacción del arquero Gonda y la bola se fue derechito al fondo del arco. Noveno grito para el delantero del Al-Duhail SC y así transformarse en el máximo artillero de un torneo continental.

De la cueva de Alí salió este golazo y los qataríes le dijeron al marcador “¡Ábrete Sésamo! (Foto: BBC)

Los japoneses no salían de su asombro y no va que Qatar volvió a golpear con más fuerza. A los 27´, Afif lo ubicó a Abdulaziz Hatem, quien sacó un tremendo zurdazo con rosca que viajó allá arriba, donde anidan las arañas y donde ni 4 Gondas juntos podrían hacerle frente a semejante golazo.

Dos perlas preciosas y ventaja qatarí de 2 en menos de media hora. Si alguien pensó que los más experimentados se llevarían por delante al novel rival, pues han sido castigados con un portazo en la cara.

Japón fue por obligación pero sin ideas. Estuvo tan dubitativo que si los “Marrones” se animaban un poco, liquidaban el pleito de manera temprana.

Sin embargo, los nipones regresaron al partido cuando apareció el gol de la esperanza. Minuto 69 y pase entre líneas de Yuya Osako para la entrada de Takumi Minamino. El delantero del RB Salzuburgo austriaco tuvo alas y picó la redonda por sobre el cuerpo del arquero Al Sheeb, para sacudir la red qatarí por primera vez en el campeonato.

Pero no hubo presión asfixiante ni claras ideas para una remontada. A 8 minutos del final, Qatar volvió a sacar ventaja de 2.

Abdelkarim Hassan ganó en las alturas tras un tiro de esquina y su cabezazo dio en la mano de Yoshida. El VAR confirmó que el capitán nipón tenía su brazo muy despegado del cuerpo y al impactarle de lleno el balón no quedaba otra que cobrar penal.

Akram Afif los sirvió pero esta vez le tocó a él convertirlo. Remate cerca del medio del arco y Gonda al otro lado, para subir el marcador 3-1 y decretar el inevitable harakiri de los “Samurais Azules”.

Vino el pitazo final del uzbeko Ravshan Irmatov y Qatar tocó el cielo con las manos. Japón tuvo su oasis futbolero en semifinales, cuando sacó a relucir su estirpe de candidato y vapuleó a Irán. Pero en líneas generales, no mostró su mejor repertorio y además falló en el encuentro decisivo.

El anfitrión de la próxima Copa del Mundo ya engrosa su agenda. Rey de Asia e invitado a la Copa América de este año (compartirá grupo con Argentina, Colombia y Paraguay). También jugará la Copa Confederaciones pero llevará en el pecho el cartelito de “campeón”.

Lo de Félix Sánchez es admirable: reunió un verdadero grupo y formó un equipo. Explotó las virtudes de los que tenían potencial y les dio su voto de confianza. Almoez Alí, Akram Afif y otros valores son los jugadores a tener en cuenta de esta generación qatarí. Sí, cuestionada su elección como organizador del Mundial 2022 (nunca se clasificó para disputar uno).

Pero algo está cambiando en Asia y este seleccionado de Qatar es la fiel muestra del progreso. Y claro que el español Sánchez aportó su cuota importante: del inmenso desierto de desolación y frustraciones, no hizo más que sacar agua de las piedras. Y vaya si los qataríes no disfrutaron beber un sorbo de esta copa.

La felicidad del padre de la criatura, aquí junto a Hatem y Al Heidos (Foto: FOX Sports Asia)

Síntesis:

Qatar (3): Al Sheeb; Pedro Miguel, Hisham, Khoukhi (Al Hajri), Salman y Hassan; Hatem, Madibo y Afif; Al Heidos (Boudiaf) y Almoez Alí (Alaa Eldin). DT: Félix Sánchez.

Japón (1): Gonda; Sakai, Tomiyasu, Yoshida y Nagatomo; Haraguchi (Muto), Shibasaki, Shiotani (Ito) y Doan; Osako y Minamino (Inui). DT: Hajime Moriyasu.

Árbitro: Ravshan Irmatov (Uzbekistán).

(Foto Principal: Sky Sports)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*