África Mía: “El León duerme esta noche”

El progreso nunca detiene su marcha. No importa si un territorio tiene una historia o algo que contar. Los procesos de dominación de un imperio sobre una colonia no entienden de identidades culturales previas. Se puede imponer una marca; pero un día la tierra dirá “basta”.

En 1898, el imperio británico quiso unir las ciudades de Mombasa (Kenia) y Kampala (Uganda) a través de su más representativa creación colonizadora: el ferrocarril. La línea se llamaba Uganda Railway pero se ganó el apodo de “El Expreso Lunático”.

El primer obstáculo fue el río Tsavo: había que construir un puente para cruzarlo con el ferrocarril. El encargado de esta misión sería un ingeniero militar, el Coronel John Patterson.

Tsavo significa en idioma kamba “lugar de matanza”, ya que fue el escenario de antiguas luchas ancestrales entre tribus vecinas. Pero el progreso tuvo que frenar su avasallante andar por una visita inesperada: dos leones machos, apodados “Fantasma” y “Oscuridad” por los aldeanos, hicieron honor al lugar de matanza donde se encontraban.

“El diablo vino por nosotros. Podrán decir que eran sólo dos leones; pero era el mismo diablo quien estaba dentro de ellos”. Casi 140 hombres fueron devorados por estos dos felinos, cuyo comportamiento era inusual: arrastraban a sus víctimas fuera del campamento y los llevaban a su cueva, donde los mataban y devoraban a gusto.

Pasaron 6 meses para que Patterson pudiera encontrar y dar muerte a los dos leones. Cuando el Coronel encontró la cueva de ambos, quedó impresionado por la cantidad de huesos humanos que había dentro. No había una explicación lógica sobre el porqué del ataque a los humanos. Las creencias populares dicen que la tierra habló, que el mismo Satanás quiso darle una lección al hombre blanco por querer manchar el suelo africano. Sin embargo, la única sangre derramada fue la de trabajadores hindúes, dominados y explotados por los británicos.

Nada más imponente que la figura de un león. Animal indomable si los hay y que bien ganado tiene su apodo de “rey de la selva”. Los zulúes lo llaman “Mbube”, en su lengua natal.

El sudafricano Solomon Linda les dedicó una canción a los leones y mostró al mundo la alegría que contagian los ritmos africanos. Conocida como “Mbube”, la canción tuvo tanto éxito que fue re versionada e inspiró a la conocida “El león duerme esta noche”, perteneciente a la banda sonora de la película “El Rey León”, de Disney (un relato situado en África con ciertas reminiscencias al “Hamlet” de William Shakespeare).

En el fútbol africano, es el seleccionado de Camerún quien se ganó el apodo de “Leones Indomables”. Ganadores de cuatro Copas Continentales (1984, 1988, 2000 y 2002) y una medalla dorada en los Juegos Olímpicos (Sydney 2000), se han convertido en uno de los países que mejor ha representado el fútbol del Continente Negro.

Caracterizados por su resistencia y potencia física, los cameruneses han participado en siete Copas del Mundo (es la selección africana que más ha asistido) y alcanzaron su mejor momento durante el Mundial de Italia ´90. Vencieron a la Argentina campeona del mundo en el partido inaugural por 1-0 y volvieron a sorprender con un triunfo ante Rumania 2-1, para convertirse en el primer clasificado del Grupo B. En octavos despacharon a Colombia 2-1 con un doblete del legendario Roger Milla (su documento decía 38, pero algunos juran que tenía más años). En cuartos de final arrancaron 0-1 con Inglaterra (en Nápoles) y dieron vuelta el partido. Estuvieron cerca del convertir el tercero (si le sale el taco a Omam-Biyick, había que tirar otra vez la estatua de San Gennaro). Pero dos goles de penal de Gary Lineker pusieron las cosas 3-2 en favor de los ingleses y otra vez el imperio fue más fuerte que la colonia. Tampoco el fútbol se salvó de eso.

Nunca hubo leones tan hambrientos como los de Italia ´90 (Foto: FIFA.com)

En su fábula, “El león vencido por el hombre”, el escritor español Félix María Samaniego cuenta que “cierto artista pintó una lucha, en que valiente un hombre, tan solamente, a un horrible león venció. Otro león, que el cuadro vio, sin preguntar por su autor, en tono despreciador, dijo: -“Bien se deja ver que es pintar como querer, y no fue león el pintor”. Todo encierra una concepción distinta, según el lugar desde dónde se lo mire.

En la aldea descansan tranquilos los hombres. No hay nada que temer porque el majestuoso rey no abandonará su palacio. No hay ángeles ni demonios: de un lado está la naturaleza y del otro, el hombre. El respeto será mutuo siempre y cuando cada uno sepa conservar su lugar.

Esta vez, el hombre puede cantar sin miedo: “En la jungla, la poderosa jungla, el león duerme esta noche”…

(Foto Principal: Fear World)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*