AU-NZ 2023 AU-NZ Cuartos de Final Australia Fem Francia Fem Fútbol Femenino

Las manos de Arnold llevaron a Australia a semifinales

No fue cotidiano pero sí se volvió mágico el trabajo de la arquera durante 120 minutos y en la tanda de penales que decidió el triunfo local sobre Francia y selló el boleto a semis. Inglaterra estará en el horizonte cercano de unas “Matildas” que sueñan despiertas.

Tensión al límite porque el objetivo está al alcance de la mano y no hay lugar para las dudas. En el Brisbane Stadium de la ciudad que será sede de los Juegos Olímpicos de 2032, Australia y Francia igualaron sin goles pero las anfitrionas se impusieron 7-6 en los penales, para clasificarse semifinalistas de la Copa del Mundo Femenina 2023.

Las “Matildas” sumaron confianza luego del inobjetable éxitro sobre Dinamarca en octavos de final, casi con el envión del buen cierre de la fase de grupos ante Canadá. Y qué decir del buen andar del seleccionado que dirige el “Facha” Herve Renard, con un empate sin goles en el estreno frente a Jamaica y las 3 victorias sobre Brasil, Panamá y Marruecos (con 12 tantos en 3 juegos).

Las europeas arrimaron peligro temprano luego de una pifia de Alanna Kennedy tras un pelotazo largo y le quedó servida a Kadidiatou Diani pero su derechazo cruzado se fue ancho por el segundo poste.

Nuevo temblor en el área australiana en un tiro de esquina que fue rechazado a medias y le cayó a Eugenie Le Sommer para una volea algo imperfecta. Fue un pase para Maelle Lakrar quien increíblemente a medio metro del arco levantó el remate. Milagro por donde se lo mire.

La tercera no fue la vencida porque Le Sommer puso a prueba a Mackenzie Arnold y comenzó a erigirse la figura de la arquera australiana. Luego rechazó un córner muy cerrado y más tarde la ahogó el grito de gol al derechazo de Lakrar con una tapada sensacional.

La primera aproximación de las dueñas de casa sobre el área de enfrente casi termina en grito sagrado. Emily van Egmond no dio por perdida una pelota que la arquera Peyraud-Magnin no se decidió a tomar mientras cubría una defensora y metió el centro atrás. Llegó Mary Fowler para empujarla y sobre la linea salvó in extremis Elisa de Almeida.

En el complemento se soltó un poco más el elenco de Tony Gustavsson y la presión alta desnudó algunos errores en la salida de las europeas. Un mal rechazo de Peyraud-Magnin con el pie nuevamente dejó a Fowler bien posicionada pero su disparo fue bloqueado por una rival y terminó en el tiro de esquina.

Peyraud-Magnin tampoco se quedó atrás con buenas atajadas cuando voló a pura elasticidad para desviar un lindo zurdazo a colocar de Haley Raso. Y luego le negó el gol a Mary Fowler cuando contuvo con el cuerpo un remate a quemarropa de la joven delantera australiana.

Marcador en silencio en los 90 minutos y la contienda se extendió hacia la prórroga. Ya estaba Sam Kerr en cancha y Australia quería ganarlo antes de los penales. Caitlin Foord desbordó por izquierda – una constante en esta Copa del Mundo – y metió un centro que tuvo el anticipo ofensivo de Cortnee Vine pero sin la dirección deseada.

Arnold siguió con su excelente labor al desviar un disparo de Vicki Becho desde el borde del área. Y en la última jugada metio puños de acero para cerrarle la puerta en la cara a Le Sommer.

Tiempo de penales y Renard apeló a lo mismo que Louis van Gaal en Brasil 2014: cambio de arquera para la definición desde los 12 pasos con la entrada de Solene Durand en lugar de Peyraud-Magnin.

Y comenzó el show de Mackenzie Arnold a pura adrenalina. Penal de Bacha atajado y gol de Foord para el 1-0 parcial. Diani lo empardó y Catley, que había convertido los 2 que ejecutó durante el Mundial, se encontró con las manos de Durand. Renard puso el 2-1 y Sam Kerr igualó. Tampoco fallaron Le Sommer ni Fowler para dejar el resultado 3-3. Perisset hizo sonar el metal y la arquera Arnold hizo lo propio con su penal que se estrelló en el poste. Geyoro, Gorry, Karchaoui, Yallop, Lakrar y Carpenter acertaron y el tablero marcaba 6-6. El turno de Dali y otra vez Arnold con la atajada. Clare Hunt tuvo el triunfo y Durand se mandó una tapada colosal. Becho cruzó su remate y el palo le dijo que no… match point #2 para las “Matildas”. Como Valentin Barco en la noche del miércoles, una colorada tuvo en sus pies la felicidad de muchos. Cortnee Vine con la ejecución y grito de guerra para las casi 50 almas reunidas en Brisbane para hacer historia: Australia en semifinales por primera vez luego del electrizante 7-6 en una definición inolvidable.

La “Madre Patria” se interpondrá en el camino océanico de un sueño que ya llegó hasta lo que se pedía. Claro que siempre hay lugar para más y las “Matildas” quieren llegar a la final. Corazón les sobra, apoyo del público nunca les falta. Y si se complican las cosas, tienen una arquera que más que un muro, es una verdadera barrera de coral.

Por Emiliano Schiavi / @ejschiavi

Síntesis:

Australia: (0) (7): Arnold; Carpenter, Hunt, Kennedy y Catley; Raso (Vine), Gorry, Cooney-Cross (Yallop) y Foord; Fowler y Van Egmond (Kerr). DT: Tony Gustavsson.

Francia: (0) (6): Peyraud-Magnin (Durand); De Almeida (Perisset), Lakrar, Renard y Karchaoui; Dali, Geyoro, Toletti (Becho) y Bacha; Le Sommer y Diani DT: Herve Renard.

Árbitro: María Carvajal (Chile)

(Foto Principal: @TheMatildas)

Emiliano Schiavi

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que sólo se conseguía en pocos kioscos del Centro. También me acompañaba algún VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *