Primera Nacional

La Banda sube y se ilusiona

Realidades disímiles se enfrentaban en un Raúl Conti con un buen marco de público pese al Día del Padre y la incipiente ola polar que aquí en Madryn pega aún más fuerte que en otras localidades del país. Hubo un gran recibimiento en la popular para un conjunto local que después de una racha oscura que padeció se reencontró con el buen andar del inicio: 3 triunfos al hilo como local y 8 de los últimos 12 puntos en total. Enfrente tenía a un Tristán Suárez que venía de vencer a Chacarita 3 a 2 en lo que fue apenas su segundo triunfo en el torneo. Un adverso puesto 36 para el equipo de Juan Manuel Llop que sólo tenía por debajo a Santamarina de Tandil.

Brown arrancó decidido para ir en busca del triunfo y a los 2 minutos ya había inquietado por duplicado el arco defendido por Cristian Correa. Sin embargo el inicio vertiginoso se frenó. Tristán Suárez logró avanzar en el terreno de juego con la buena actuación del paraguayo Cristian Nuñez y el siempre peligroso Messiniti, mientras que La Banda no encontraba buenas asociaciones de juego, con la excepción del dueto Franco Torres y Agustín Colazo por la franja derecha de la cancha. Aún así, las situaciones más claras serían del local y Correa respondería correctamente para que la primera etapa fuera sin goles. Por ping pong el conjunto de Yllana podría haberse llevado la victoria parcial, por lo que dejó el juego no era algo desubicado el empate.

En la segunda mitad Guillermo Brown arrancó como en la primera pero la determinación le duró unos minutos más. Los locales sabían que era un partido en el que tenían la obligación. El dicho de que cualquiera le puede ganar a cualquiera es cierto, pero también los 15 puntos de diferencia en la tabla y la localía exigían más a uno que a otro. Un cambio haría la diferencia: Flavio Ciampichetti – autor del gol agónico frente a Agropecuario – reemplazó a Sergio “Pampu” González que no pudo integrarse al juego ofensivo del equipo. Fue a los 13 minutos y 4 minutos después Brown abriría el marcador. Torres para Ciampichetti que aguantó la marca, abrió hacia la derecha a Colazo y éste en vez de tirar el centro al área lo tiró a la medialuna desde donde apareció Renso Pérez que, con la bocha en el aire, le dio un derechazo hermoso al palo izquierdo del arquero que nada pudo hacer. Sexto gol para el volante en el campeonato. La Banda se ponía 1 a 0 y desataba la algarabía.

A partir de allí controló el partido y pudo liquidarlo. Correa se erigió en gran figura y la reducida ventaja le dio alguna esperanza a los visitantes que tendrían una clarísima que Colazo sacó sobre la línea. “No vale sin sufrir”, decían en la platea. El árbitro Nelson Sosa pitó el final y hubo gran festejo. Brown sube en la tabla, se consolida en zona de Reducido y hasta se dio el lujo de que Mauro Fernández contara con algunos minutos en cancha. En la próxima visitará Tucumán para enfrentar a San Martín, durísimo rival contra el cual medirá su estado de ánimo. Para los de Llop, no estuvieron tan lejos, sobre todo en el primer tiempo, de cosechar al menos una igualdad para seguir saliendo del pozo. El domingo tendrán un duelo decisivo ante uno que tampoco está muy bien: Atlético Rafaela que tiene 18 contra los 13 de los de Ezeiza.

Imagen destacada: Matías Libertino

Sebastián Tafuro

Soy Sebastián Tafuro (@tafurel), tengo 37 años y creo que lo más lindo del mundo es escribir. Ponerle palabras a todo aquello que merezca ser contado o que al menos nos interese contarlo a nosotros. En ese sentido una frase de cabecera es una que me dijo Ezequiel Fernández Moores en una entrevista y me conquistó: “El deporte es una herramienta para contar historias”. Hoy es la insignia de un proyecto que intitulé La Pelota Siempre al 10 (@siemprealdiego en TW). Y acá en este lindo espacio del Rincón les contaré acerca de los equipos de Madryn en la Primera Nacional: Guillermo Brown y Deportivo Madryn.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.