Otras Ligas Fem

Division 1 Feminine: Creciendo con la redonda al pie

“DIVISION 1 FÉMININE”

La categoría máxima del fútbol femenino francés nació en la temporada 1974-1975 y, aún dentro de los procesos amateur y modificaciones que sufrió con el transcurso del tiempo, está considerado como uno de los mejores torneos que ofrece la disciplina a nivel global. El máximo campeón es Olympique de Lyon que lleva 13 títulos consecutivos, para un total de 17 coronas.

“13 AL HILO”. Desde hace más de una década que las leonas son amas y señoras del certamen. (As)

UN POCO DE CONTEXTO.
Tras el mundial disputado en tierras francesas entre junio y julio de este año, el fútbol femenino ha comenzado a tener mayor difusión y esto está directamente relacionado con que la demanda por parte del público también tuvo un crecimiento considerable: la cita mundialista demostró la calidad de la disciplina, además de mejorar varios aspectos que suelen reprocharse a su par masculino: especialmente desde el comportamiento, la funcionalidad de los equipos, la entrega y el sacrificio. Las chicas han demostrado en todos y cada uno de los partidos del mundial que se puede aspirar a un fútbol distinto y que el primer paso se da desde adentro de la cancha, con las actitudes de las futbolistas hacia ellas mismas, hacia las rivales, las autoridades y, por supuesto, hacia la afición.

El contexto, además, se ve reforzado por el crecimiento del movimiento feminista que, de a poco, conquista nuevos derechos y ofrece más oportunidades en todos los niveles. No se trata solamente del balompié o del deporte en general, si no del emponderamiento de la mujer como individuo y como género que siempre tuvo asignado por la sociedad (hombres y mujeres), un rol de “ser inferior”. Esta noción lleva muchos años y décadas en franca caída y la “ola feminista” demuestra, una vez más, que para cambiar las cosas hay que trabajar: la desconstrucción con respecto al machismo y la desigualdad es una tarea de todos.
La cita mundialista despertó muchas conciencias dormidas y, con la pelota al pie, este deporte dio la chance de aumentar la visibilidad sobre la disciplina y la mujer en cada ámbito. No fue el puntapié inicial de la lucha, claramente que no, pero probablemente haya sido el gran punto de inflexión para una visibilización masiva de todos los conflictos que atraviesan las mujeres. Fue un efecto dominó que comenzó en Francia, pero fue llegando a lugares que parecían impensables.

A modo de prueba ponemos a nuestro país: la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), sin ir más lejos, facilitó la profesionalización de varias jugadoras de cada plantel del torneo de Primera División. Esto nació desde un reclamo individual por parte de la futbolista Macarena Sánchez y fue sumando adeptos. Dicho esto, es indudable que se está lejísimos de igualdad y de realmente contar con un certamen 100% profesional, pero los primeros pasitos fueron dados y ahora hay que seguir en la lucha. Son muchas las cuestiones que se deben corregir en Argentina, pero también en Uruguay, Colombia, México y el mundo. Con decir que en Estados Unidos (la selección que mayor cantidad de mundiales de la categoría ha ganado), el combinado nacional femenino tuvo que demandar a la Federación correspondiente por la inequidad entre su plantel y el masculino que, por ejemplificar, nunca ganó un mundial, mientras que las mujeres obtuvieron cuatro de ocho posibles. El masculino es remunerado con mayor pago y esta es la principal línea del reclamo encabezado por la recientemente ganadora del “Balón de Oro”, Megan Rapinoe: discriminación salarial. El planteo es que los sueldos estén proporcionalmente vinculados con los logros conseguidos, además de los ingresos que se puedan generar. No se busca ganar más que ellos, sino que sean criterios equitativos.
Imaginen que, si en un país con tantos lauros como Estados Unidos la diferencia es tal, lo que puede estar sucediendo en otros países como Chile que, además, atraviesa una crisis social histórica o Bolivia que acaba de sufrir un Golpe de Estado. Ojo, acá no estamos opinando sobre estas cuestiones en particular, si no que damos un contexto para entender qué fue lo que generó el mundial y, por consecuencia, la relevancia que ha tomado la liga femenina francesa, por decantación.

La lucha feminista existe desde siempre, pero con cada generación suma puntos y derechos adquiridos; por eso es importante contener y apoyar todas las expresiones que consigan dar entidad a nuevos conflictos y reclamos, para modificar las cosas y mejorarlas. En “El Rincón del Fútbol”, lógicamente hablamos de fútbol, pero no es lo único de lo que hablamos porque entendemos como medio que, dentro de la imparcialidad con la que debemos realizar nuestras tareas, un periodista, en la vida toma posturas: todos tenemos ideologías y desde esta plataforma creemos que, mientras sean expresadas con respeto, las opiniones tienen validez igualitaria. No es la idea capitalizar un movimiento para beneficiarnos del mismo con egoísmo; sino todo lo contrario, es ponernos a disposición de dicha lucha para que ella nos capitalice a nosotros y nos comprenda como una herramienta más, como un activo más, como otra vertiente que le puede ayudar a dar voz y entidad. En el caso de “El Rincón”, con la redonda como excusa, vemos que existe un costado que se ha banalizado y no queremos formar parte de eso; al menos quien suscribe, quiere ser parte real de todo lo que se pueda ayudar a través del fútbol, en este caso. No es que sea lo más importante de la batalla, por supuesto que no lo es, pero sí se ha ido transformando en una herramienta más para continuar la lucha. Aquí se apoyan todas las facetas que ayuden, desde cualquier ámbito que provengan: políticas, artísticas, sociales, deportivas o culturales; lo primordial es que vayan en la misma dirección, sin que sea trascendente de dónde vienen: lo importante es a donde van.

“FCF JUVISY”. Las últimas que gritaron CAMPEONAS previamente al dominio absoulto de Lyon. (statsfootofeminin.fr)

COMPOSICIÓN.
La Primera División de Francia, denominada oficialmente como “Championnat de France de Football Féminin”, tiene un modo de disputa igual al de Inglaterra: doce equipos que juegan al estilo “todos contra todos” a doble ronda. Es decir que cada temporada se compone por un total de 22 cotejos por equipo, mitad en condición de local y mitad en el rol visitante. Al finalizar este cronograma, se considera campeona a aquella escuadra que sume la mayor cantidad de puntos. Los tres que menos unidades cosechen descenderán a la “Division 2 Féminine” y, lógicamente, el trío de conjuntos de esta categoría que logren el puntaje superior, pasarán a jugar en la liga principal en el certamen continuo. La temporada de competencia inicia en septiembre y culmina en junio siguiente.

Además de la copa que se obtiene con el título doméstico, el equipo campeón accede a disputar la “Women’s Champions League”. En el caso de Francia (como sucede con Alemania, Inglaterra, Suecia, España, Dinamarca, República Chieca, Italia, Suiza, Rusia, Escocia y Austria), también clasifica el subcampeón. El resto de las entidades que componen la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA, según sus siglas en inglés), participan de rondas eliminatorias previas a los 16vos de final, donde empiezan a competir los conjuntos de los 10 países destacados. Los criterios que aplica UEFA para definir quiénes clasifican o no, se ha ido modificando y es probable que sigan cambiando con el pasar de los años. Para la Federación Francesa de Fútbol (FFF) los cupos los ocupan el 1° y 2° de Division 1 Féminine, pero como precisamente sucede, el campeón defensor del título de Champions (Olympique Lyonnais) es el mismo que ganó la liga, pero su cupo no se cede al tercero de la tabla, como sí pasa en la “Liga de Campeones” masculina, donde si un conjunto accede a un cupo por medio de su liga y la obtención de otro título, ese lugar adquirido en el torneo doméstico se le otorga al que le sigue en la tabla de posiciones.

Regresando al “Championat”, en sus cuarenta y cinco años de vida ha contemplado un escaso total de campeones: sólo nueve equipos han conseguido coronarse como los mejores, siendo Olympique Lyon /Lyonnais el más laureado de todos con 17 preseas. FCF Juvisy y VGA Saint-Maur poseen seis cada uno, Reims suma 5, Toulouse tiene 4, AS Étrœungt tres, Montpellier HSC cuenta con dos y ASJ Soyaux y Saint-Brieuc SC lograron un torneo por cabeza.

“DUEÑAS DE LA GLORIA”. “Les lyonnais” no paran de ganar y nadie parece poder frenarlas. (Sport Pro Media)

LAS CAMPEONAS.
Parece inverosímil al analizarlo, pero hasta la temporada 2006/2007, Lyon poseía sólo cuatro certámenes en sus vitrinas: desde entonces se ha coronado consecutivamente y nadie le ha podido arrebatar la presea; son trece torneos seguidos logrando el primer puesto. Anteriormente lo habían obtenido en 1990-91, 1992-93, 1994-95 y 1997-98. Para graficarlo mejor, porque a veces resulta más efectivo ver que leer, posteriormente haremos un cuadro con cada temporada y sus respectivos primeros y segundos lugares.

Luego aparece “Football Club Féminin Juvisy-sur-Orge Essonne” quien ostenta los torneos disputados en 1991-92, 1993-94, 1995-96, 1996-97, 2002-03 y 2005-06. “Vie au Grand Air de Saint-Maur Football Féminine”, por su parte, ganó en 1982-83, 1982-83, 1984-85, 1985-86, 1986-87 y 1987-88, mientras que “Stade de Reims” fue campeón de las primeras tres ediciones de la liga y luego sumó otras dos coronas: 1974-75, 1975-76, 1976-77, 1979-80 y 1981-82.

“Toulouse Football Club Féminin” se consagró en las temporadas 1998-99, 1999-2000, 2000-01 y 2001-02, quedándose con sus cuatro conquistas de manera consecutiva. “AS Étrœungt” fue el mejor de la liga en 1977-78, 1978-79 y 1980-81, disputándose con Reims todos los lauros durante los primeros años de existencia de la categoría femenina gala.
“Montpellier Héraut Sport Club” lo consiguió en 2003-04 y 2004-05, dejando los dos títulos restantes para “Angoulême-Soyaux Charente” en 1983-84 y “En Avant de Guingamp Féminines” en 1988-89.

Entre las subcampeonas, quienes más veces quedaron en segundo lugar fueron FCF Juvisy en ocho oportunidades y PSG en siete (todas en los últimos nueve años, por lo que siempre vieron como ganadoras a las muchachas de Lyon). A esta lista se suman ESOFV La Roche, FCF Hénin-Beaumont, Poissy JSF, Caluire SCSC, FC Rouen y AS Orléans.

“CAMPEONAS Y SUBCAMPEONAS A LO LARGO DE LOS AÑOS”.

GOLEADORAS.
Las estadísticas de todas las temporadas no aparecen (al menos no todavía) en las grandes y extensas redes de la era del internet; o quizás, a raíz del trato tan amateur que tuvo el torneo durante sus primeras décadas de existencia, llevaron a que esta información no haya sido correctamente archivada o pasada a digital. Tal vez, quien suscribe, no ha dado aún con la página correcta para hacerse de estos datos; pero no se pierde la fe de poder lograrlo eventualmente.
Con esto en mente, tomaremos en cuenta los números que sí se encuentran a disposición de los internautas; desde la temporada 2001-02 en adelante.

“2019/2020”. En lo que va de la temporada actual, Ada Hegerberg es la artillera con 14 tantos.

GOLES SON AMORES.
Máximas goleadas.
La diferencia más amplia en un partido oficial de liga no fue hace tanto tiempo: el domingo 7 de septiembre de 2014, Lyon le propinó un paliza antológica a Metz ganando 15 a 0 en condición de visitante. Los goles fueron anotados por Ada Hegerberg (3), Lotta Schelin (3), Eugénie Le Sommer (2), Wendie Renard, Louisa Necib, Lara Dickenmann, Amel Majri, Camille Abily, Amandine Henry y Élodie Thomis.

Tras este escandaloso resultado, hubo dos más que culminaron 14 a 0, ambos de Lyon: uno fue ante Arras FCF y otro frente a ASPTT Albi. En realidad, si navegamos un poco más profundamente, las siete goleadas más holgadas le pertenecen a las leonas (ganaron dos veces 13 a 0, una vez 13 a 1 y poseen un 12 a 0 también), por lo que buscaremos cotejos entre otras escuadras.

El 20 de octubre de 2018, Montpellier dio cuenta de un más que vapuleado Metz y se impuso en campo propio por 11 a 0. París Saint Germain logró ese mismo resultado el 20 de abril de 2013 y exactamente un año más tarde ante Henin-Beaumont y FC Vendenheim, respectivamente.

Artilleras letales en un mismo match.
Justamente del encuentro entre Montpellier y Metz salió la jugadora que más goles anotó en un mismo partido: Stina Blackstenius, oriunda de Suecia y destacada en el mundial francés de este año, fue la responsable de cinco de los tantos de “La Paillade”.
Kadidiatou Diani el pasado 7 de septiembre logró anotar un póquer con la casaca de París Saint Germain en la victoria de las “princesas” sobre Metz por 1-6, mientras que Marie-Antoinette Katoto hizo lo propio 17 días más tarde, con la misma camiseta, pero ante Bordeux; el marcador final de aquel duelo fue 6 a 2.

A la hora de hablar sobre “hat-tricks”, las reinas de estos son Ada Hegerberg de Lyon con 4 tripletes y Marie-Antoinette Katoto de PSG con tres. Valérie Gauvin (Montpellier), Viviane Asseyi (Bordeaux), Clarisse Le Bihan (Montpellier), Eugénie Le Sommer (Lyon), Kenza Dali (Dijon) y Ouleyemata Sarr (Lille) lograron un triplete por cabeza.

Temporadas de gritos sagrados.
En el período 2014-15 se convirtieron un total de 550 goles en 132 partidos, lo que arroja un promedio de 4,1 dianas por encuentro. 2012-13 tuvo 530 en la misma cantidad de cotejos y el promedio muestra un número más que envidiable también: 4 conquistas por duelo. En 2011-12 fueron 519 en 132 y el promedio se mantiene en niveles que sorprenden: 3,9.
En la última década, contando los 60 partidos jugados en la presente temporada (finaliza en junio de 2020), se han disputado 1248 compromisos y se han marcado 4474 goles, para un promedio general de 3,6 tantos por match. Realmente la producción de la liga gala es de gran envergadura.

La gran pistolera.
La futbolista noruega Ada Hegerberg, considerada como una de las mejores del mundo y galardonada el año pasado con el primer “Balón de Oro” para una jugadora de fútbol, llegó a Olympique de Lyon en 2014. Desde entonces y por liga doméstica, la rubia delantera de 24 años participó en 117 encuentros, marcando 144 goles (1,2 de promedio). Una cifra muy difícil de conseguir, definitivamente.

ADA HEGERBERG”. La noruega, primer “Balón de Oro” femenino, no fue al mundial en señal de protesta. (RCN)

DISCIPLINA.
Otro dato relevante con respecto a la Primera División de Francia tiene relación con el comportamiento de las futbolistas en durante la disputa de los partidos: para ejemplificar alcanza con decir que el partido que mayor cantidad de expulsiones tuvo fue el que disputaron FC Fleury y Bordeaux el 10 de marzo de este año: allí expulsaron a dos futbolistas y amonestaron a otras dos. Luego, apenas dos veces hubo siete tarjetas amarillas en un mismo cotejo: Guingamp vs ASJ Soyaux (13/04/19) y Bordeaux vs FC Fleury (11/03/18). Pareciera mucho, pero teniendo en cuenta que por año hay 132 encuentros, la sensación de buena disciplina es clara. En general, no hay tantas futbolistas sancionadas, en relación, por supuesto, a otras ligas femeninas y masculinas.

ACTUALIDAD.
La presente competición, al menos por el momento, no pareciera cambiar demasiado con respecto a quién será el conjunto que se quede con el título en junio próximo: Lyon, líder absoluto y en soledad, puede llegar a sentir algo similar a un “acecho” por parte de Paris Saint Germain, el único equipo que da la sensación de poder discutirle un poco el poder a “les lyonnais”, aunque hasta ahora las que salieron triunfantes en cada batalla librada, fueron las leonas.

La acción de 2019 culmina el día de hoy con un par de cotejos correspondientes a la duodécima fecha del certamen. Los otros cuatro ya se disputaron ayer. El regreso a la actividad oficial por “le championnat” será el 18 de enero, aunque esto podría sufrir modificaciones.

“PALIZA”. El día que Montpellier aplastó sin piedad a Metz 11 a 0. (MediaOuest)

FOTO DESTACADA: “Logo de Division 1 Féminine”
wesport.fr
FOTOS:
As
statsfootofeminin.fr
Sport Pro Media
RCN
MediaOuest
TABLAS: “El Rincón del Fútbol”

Maru Burak

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces.
Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo.
Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona.
En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO?

Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo.
Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida.
Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *