Confed Cup: Triunfos de Portugal y México

El campeón europeo castigó al anfitrión y dio un importante paso rumbo a semifinales. El “Tri” cambió a tiempo y dejó sin chances a los “All Whites”.

Portugal se impuso 1-0 a Rusia en el Otkrytiye Arena moscovita y consiguió su primera victoria en el certamen. Un seleccionado local bajas calorías que no ha demostrado demasiado ante grandes rivales. Es que Rusia desaprovechó la oportunidad que le brindó el pasado mundial para armar la base de un equipo competitivo, y a menos de un año del inicio de la Copa del Mundo, si no tiene un sorteo favorable, irá camino a acompañar a la Sudáfrica de 2010: el único dueño de casa que no superó la fase de grupos.

Apenas 8 minutos le tomó a los lusos inaugurar el tanteador. Un centro pasado desde la banda izquierda por parte de Raphael Guerreiro, encontró la cabeza de Cristiano Ronaldo, quien solamente tuvo que decir que sí y acertarle al arco. Doble error defensivo de los rusos: Fyodor Kudryashov miró la pelota y no al hombre que venía detrás, y el arquero Igor Akinfeev dejó esa sensación de “pudo hacer algo más”.

El propio CR7 casi aumenta más tarde, cuando bailó sobre la pelota ante la marca de un defensor y sacó un potente derechazo que ahora sí encontró una buena respuesta del guardavallas ruso.

Los locales tardaron 41 minutos en generar una situación de gol y fue por un disparo de Fyodor Smolov, quien puso mal el pie izquierda tras un centro desde la derecha y la pelota salió desviada.

El segundo tiempo tuvo más emociones y más llegadas. André Silva estuvo cerca del segundo con un cabezazo a quemarropa, pero Akinfeev tuvo una atajada colosal.

Cristiano no pudo conectar bien con la cabeza un centro de André Gomes, tras un rodeo del jugador de Barcelona ante el rápido achique del arquero del CSKA de Moscú, y los lusos ya merecían estirar la diferencia.

Rusia apenas dio una señal de vida sobre la hora, cuando un tiro de esquina de Alexander Samedov fue cabeceado por Giorgiy Dzhikiya, pero el balón se fue alto sobre el horizontal del arco defendido por Rui Patricio.

Oribe Peralta – la gran aparición mexicana en el último Mundial – se llena la boca con el gol de la victoria. (Foto: SportsCenter)

México doblegó 2-1 a Nueva Zelanda y también sueña con las semifinales. En el Estadio Olímpico de Sochi, los de Juan Carlos Osorio mejoraron la imagen del primer tiempo y dieron vuelta el marcador ante un equipo oceánico que no tuvo resto para ganarlo.

Los primeros minutos fueron los famosos “rounds de estudio” del boxeo y los neozelandeses solamente se aproximaron con alguna pelota detenida. La primera llegada clara de los aztecas fue un cabezazo de Giovanni Dos Santos, que fue a buscar con tan poca fe que el balón rebotó en su compañero Oribe Peralta y se perdió por un costado.

Tommy Smith ganó en las alturas y exigió a un seguro Alfredo Talavera. Pero a los 36´ hubo una jugada que tuvo poco de caballerosidad pero también mucho de desconcentración. Una salida rápida por parte de Nelson Araujo, sin darse cuenta que un compañero suyo estaba caído en el corazón del área. Chris Wood recibió el balón casi en la puerta de la 18 y sacó un derechazo a colocar. Talavera respondió con rapidez y evitó la caída del arco mexicano.

Sin embargo, a los 41´ el propio Wood tuvo su revancha y adelantó a los oceánicos. Gran pase de Clayton Lewis para que el delantero del Leed United inglés esta vez batiera al portero mexicano y sorprendiera con la ventaja inicial.

Sería todo un desafío para el “Tri” encarar la segunda etapa, ya que en todas las ocasiones que se fue al descanso en desventaja, nunca ganó. Nunca… hasta que pudo torcer la historia.

México fue más agresivo desde el arranque del complemento. Primero avisó con un zurdazo cruzado de Javier Aquino, que motivó a una gran atajada de Stefan Marinovic. Hasta que encontró el empate con un notable acierto individual.

El balón se movió desde la izquierda hacia el centro, con el tándem Aquino-Marco Fabián de la Mora. El extremo del Eintracht Frankfurt alemán ubicó a Raúl Jiménez, quien se tomó su tiempo y sacó un hermoso disparo de media vuelta, que le dobló la resistencia a las manos de Marinovic.

Tonificados por el tanteador en tablas, los aztecas fueron por más y se pusieron 2-1. Gran desborde por la izquierda de Aquino y el famoso “centro de la muerte” tuvo un perfecto anticipo ofensivo de Oribe Peralta, quien sacudió la red oceánica con un furibundo zurdazo.

Pudo liquidarlo Jurgen Damm, pero el extremo de Tigres pecó de egoísta y quiso definir él a puro amague y mandó la pelota por encima del horizontal.

México le tiró la historia encima a Nueva Zelanda – ya lo había vapuleado en la última eliminatoria mundialista con un global de 9-3 – y lo dejó sin chances de acceder a las semifinales. Con sólo empatar ante el anfitrión, el “Tri” estará entre los 4 mejores del certamen.

(Foto Principal: La Liga)

 


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*