JJOO Femenino JJOO Semifinales Juegos Olímpicos

Canadá se plantó frente a Estados Unidos y es finalista

En la primera semifinal de Tokio 2020, el conjunto canadiense derrotó a Estados Unidos por 1 a 0 y avanza por primera vez a una final olímpica.

¡Vaya destino el de Bev Priestman! La DT inglesa le comenzó a dar forma al fútbol femenino canadiense desde su trabajo con las selecciones juveniles. Luego, fue ayudante de campo de Kenneth Heiner-Moller hasta el Mundial de Francia y, a partir de allí, se hizo cargo de la Selección mayor. Una buena actuación en la She Believes Cup jugada en marzo sería el prólogo de estos Juegos Olímpicos que tendrá a su equipo como uno de los aspirantes al oro.

Paso a paso, desde aquel empate inicial frente a Japón, el conjunto canadiense fue plantándose en cada partido desde atrás hacia adelante. Con un buen planteo defensivo y una muy buena actuación de su arquera Stephanie Labbe, dejó en manos de su bloque ofensivo el aprovechar cada oportunidad para golpear. Y hoy ocurrió, ni más ni menos, que eso.

Estados Unidos fue superior. La primera etapa de manera leve porque Canadá tuvo sus momentos de dominio, sin embargo, ni unas ni otras, pudieron lastimarse y quedaron en deuda en cuanto a ocasiones de gol.

El sacrificio de Fleming disputando cada pelota. Foto: @CanadaSoccerEN

En la segunda etapa todo cambió porque las estadounidenses se plantaron bien arriba, tuvieron la posesión del balón y comenzaron a llevar peligro hacia el arco de Labbe. Pero, cuando no chocaban con la defensa rival, lo hacían contra la arquera. Sobre todo, con el ingreso de Lloyd, Rapinoe y Press que le dieron una movilidad distinta al juego ofensivo. Una de ellas, Carli Lloyd, guerrera de mil batallas, a poco de haber ingresado sacó un gran remate que obligó a la volada de Labbe para que el esférico acabara en un tiro de esquina. Unos minutos más tarde, fue Julie Ertz quien, peinando un centro, hizo trabajar a la portera que, otra vez,  despejaba el peligro. Luego, Horan remataba débil y Press probaba de media distancia. Era todo de Estados Unidos que buscaba generar ocasiones aprovechando todos los sectores del campo de juego.

Pero, sobre los 27’, la recién ingresada Rose Deanne fue a disputar una pelota contra Tierna Davidson y la defensora estadounidense le dio un patadón dentro de su área. El VAR actuó de oficio y Kateryna Monzul marcó penal. Jessie Fleming, de gran torneo, no desaprovechó la oportunidad y pateó muy bien para decretar el 1 a 0. Hay que remarcar que en el arco blanco no estaba Alyssa Noeher quien se retiró lesionada en el primer tiempo e ingresó en su lugar Adrianna Franch ¿Habría tenido incidencia en el penal? No lo sabemos, seguramente Fleming habrá estado más tranquila en el momento de patear al no tener enfrente a la gran arquera titular.

Tras el gol, Canadá se refugió en su campo de juego y aguantó el embate yankee de muy buena manera. Solo un gran cabezazo de Carli Lloyd que dio en el travesaño inquietaría ese aguante cuando restaban 5 minutos de juego.

El abrazo de dos enormes guerreras: Carli Lloyd y Christine Sinclair. Foto: @USWNT

Canadá rompe el maleficio de las semifinales olímpicas porque, tanto en Londres 2012 como en Rio 2016, se había quedado en las puertas de la final obteniendo, en ambas ocasiones, la medalla de bronce. Su rival saldrá del cruce entre Suecia y Australia.

Estados Unidos no tuvo un buen torneo. Ciertamente, sufrió la falta gol y tuvo pocos momentos de buen fútbol. Ese buen fútbol al que nos tenían acostumbrados. Cayó en su debut frente a Suecia, goleó a Nueza Zelanda y empató sin goles frente a Australia durante la primera fase. Luego, dejó en el camino a Holanda en Cuartos por la vía del penal cuando, durante los 120 minutos de juego, no había hecho lo suficiente como para ganarse la clasificación. El saldo no será el esperado pero, al menos, luchará ahora por una medalla de bronce, la única que no tiene ya que en la seis ediciones anteriores a Tokio había conseguido 4 oros y 1 plata.

Foto principal: @CanadaSoccerEN

Diego González

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *