Tottenham volvió a dejar puntos ante Bournemouth

Con Lamela desde el arranque, el elenco de Mauricio Pochettino no salió del 0-0 en el Vitality Stadium y perdió otra chance de ubicarse como líder de la Premier. Everton, por su parte, cayó inesperadamente ante Burnley y tampoco pudo acercarse. En otro de los encuentros, el campeón Leicester se recuperó y venció al Crystal Palace. Mirá toda la acción de la jornada 9.

Además del poco feliz empate del Arsenal y la importantísima victoria de Liverpool, hubo otros seis encuentros en la jornada sabatina de Premier League, la mayoría con resultados desfavorables para los equipos que apuntan a pelear el torneo. Los Spurs no pudieron vulnerar al Bournemouth como visitantes, mientras que Everton se llevó una sorpresiva caída de Turf Moor ante Burnley. Por otro lado, Leicester y West Ham ganaron y apuntan a recuperarse, mientras que Swansea sigue en el fondo de la tabla.

Tottenham volvió a dejar puntos

En su visita a Bournemouth, el cuadro londinense buscaba una victoria luego de trastabillar ante West Brom. El local ha hecho un córner jugado en corto, Dan Gosling recibió y sirvió el balón al medio para un Charlie Daniels que remató llegando al borde del área chica, pero entre Hugo Lloris y el travesaño le negaron la conquista. La visita contestó con una jugada entre Dele Alli y Erik Lamela que finalizó con un derechazo lejano del argentino que besó el ángulo y se fue por arriba. Tras un recuperación de su compañero, Christian Eriksen disparó casi entrando al área y Artur Boruc tuvo que despejar al córner su intento tras el desvío en Harry Arter. Ya en la segunda parte, Alli buscó el gol de la diferencia para los Spurs con un disparo lejano, pero éste fue bien controlado por Boruc. El choque se transformó en previsible debido a que el elenco de Mauricio Pochettino, con la posesión de la pelota, no fue capaz de atravesar una buena cobertura de espacios de los Cherries, que a su vez nunca pudieron armar jugadas de contragolpe a pesar de recuperar más de una vez con el rival en posición comprometida. En el final, Benik Afobe tuvo la última tras un centro de Simon Francis, pero su cabezazo se fue apenas alto. Empate con gusto a poco para los Spurs, que perdieron la posibilidad de sumar tres puntos para presionar a los líderes.

 

Burnley bajó al Everton en el último suspiro

En Turf Moor el local quería alejarse de la zona de descenso e iban a lograr su cometido con una victoria tan importante desde lo futbolístico como en lo anímico. En una parte inicial sin mucho para destacar, los Toffees fueron los que más intentaron. En el primer minuto de juego, Kevin Mirallas aprovechó una confusión de la defensa y remató de derecha, exigiendo una buena respuesta de Tom Heaton. Romelu Lukaku y después Ross Barkley inquietarían más tarde al arquero local, que volvió a mostrarse muy sólido. A pesar de esto, Burnley sería quien encontraría el tanto inicial por medio de una jugada insólita. Scott Arfield condujo un ataque y buscó entre líneas a Sam Vokes con un pase filtrado. El pase fue un poco largo y dio la sensación de que el arquero Marteen Stekelenburg lo controlaría sin problemas, pero al holandés la pelota se le escapó insólitamente sirviendo el gol en bandeja al delantero galés para el 1-0. Everton iba a igualarlo antes del cuarto de hora del complemento. Un pase ordinario de Gareth Barry se transformó en habilitación para Lukaku luego de un mal cálculo de Ben Mee. Cuando el belga encaraba hacia el arco, su compañero Yannick Bolasie le “birló” el balón para acelerar un poco más y sentenciar a Heaton con un disparo cruzado. El congoleño casi logra su doblete, pero su venenoso disparo fue desviado al córner por el arquero local a diez minutos del final. Para desgracia visitante serían los Clarets quienes en el epílogo sacarían de la manga un gol inesperado. Tras un envío largo al área, Johánn Berg Gudmunsson recogió un rebote y estrelló su remate contra el travesaño, pero Arfield apareció antes que nadie para decretar el 2-1 definitivo con un zurdazo al segundo palo de Stekelenburg. Victoria clave para los de Sean Dyche, que se alejan de los últimos puestos, mientras que Everton vio pasar una nueva oportunidad de prenderse en el lote de los primeros.

Arfield desató la alegría del modesto Burnley, que bajó al Everton sobre el final del partido. (Foto: Goal.com)
Arfield desató la alegría del modesto Burnley, que bajó al Everton sobre el final del partido. (Foto: Goal.com).

Leicester salió de la mala racha

Los Foxes se recuperaron del golpe recibido ante Chelsea y le endosaron tres goles al Crystal Palace en una tarde inspirada. Antes de los dos minutos, Shinji Okazaki estuvo apunto de capitalizar un error del arquero Steve Mandanda, pero su intento de picársela al francés se fue apenas afuera. La visita contestó antes del cuarto de hora con una oportunidad clarísima en la que Christian Benteke estrelló su cabezazo en el travesaño tras un centro de Martin Kelly. El local estuvo a punto de poner el primero con un disparo de Riyad Mahrez, su mejor futbolista, pero éste fue desviado en el camino por el japonés Okazaki, que entorpeció su trayectoria hacia la red. No obstante, el último campeón llegaría a la apertura antes del descanso. Una combinación algo forzosa entre Okazaki, Islam Slimani y Ahmed Musa terminó con un fulminante remate del nigeriano al segundo palo de un Mandanda que nada pudo hacer. En el complemento, tras un arranque parejo, Leicester acertaría un segundo golpe vital para encaminar su triunfo. Okazaki, muy atento, advirtió el rechazo corto de un central visitante y la mandó a la red con un remate de primera. A diez del final, el austríaco Christian Fuchs iba a cazar un rechazo de un córner y vencería a Mandanda con un gran remate desde afuera. Yohan Cabaye sacó la cara por su equipo decretando el 1-3 anticipándose a un centro desde la derecha Wilfried Zaha. Victoria importante para un golpeado Leicester que, si bien está fuerte en Champions League, necesitaba limpiar su imagen en el torneo doméstico. Ahora se ubican en mitad de tabla.

Leicester volvió al triunfo por Premier y apunta a salir de su momento irregular. (Foto: Goal.com)
Leicester volvió al triunfo por Premier y apunta a salir de su momento irregular. (Foto: Goal.com).

Stoke sale a flote de la mano de Shaqiri

En el KC Stadium de Hull, los Tigers iban a ser sorprendidos en casa por unos Potters que tuvieron en la figura de Xherdan Shaqiri la clave de un triunfo fundamental para salir de la zona de descenso. Luego de un arraque parejo, con una aproximación por lado, el pequeño kosovar que representa a Suiza iba a iniciar su cosecha personal a los veinticinco minutos de la primera etapa. Tras recibir sobre la derecha, el extremo se acomodó para rematar con zurda y clavó la pelota en el ángulo del primer poste de un David Marshall que nada pudo hacer. Cinco minutos más tarde, el propio Shaqiri habilitó de gran forma a Marko Arnautović, pero la definición del austríaco fue al cuerpo de Marshall para luego rebotar en él e irse afuera. Antes del descanso Wilfried Bony pudo haber puesto el segundo, sin embargo el central Michael Dawson apareció para cerrarlo justo a tiempo y evitar el tanto. No obstante, el 2-0 sería una realidad a los cinco minutos del complemento, nuevamente cortesía de Shaqiri. Esta vez, el suizo ejecutó con precisión un tiro libre desde veinte metros para ubicarla abajo en el palo de la barrera y decretar lo que sería el resultado final. La figura del encuentro aparecería de nuevo para asistir a Arnautović, pero nuevamente Marshall se interpondría en el camino y le negaría su tanto al delantero. En la última del encuentro, el golero local volvería a aparecer para evitar un nuevo gol del encendido Joe Allen y dejar las cosas solamente 0-2. Gran triunfo de unos Potters que de a poco van saliendo del fondo, mientras que para Hull ya son seis caídas en los últimos siete encuentros de liga.

Por Reid, el West Ham sonrió en el final

En Wembley, el local quería continuar con su recuperación ante un muy necesitado Sunderland, que se encuentra en zona de descenso. A los cinco minutos de juego, Dimitri Payet haría intervenir a Jordan Pickford tras combinar con Mark Noble, dejando en claro las intenciones locales. Otra oportunidad del francés tras una buena corrida volvería a encontrar una respuesta del joven arquero, que sostenía el cero en su arco. Sobre los veinte, Simone Zaza iba a tener su chance, pero su remate se fue apenas desviado. Cinco minutos después nuevamente Payet tendría la ocasión del 1-0 al estrellar su remate contra el palo. Una media vuelta de Jermain Defoe contenida por Adrián fue la contestación que ensayaron los Black Cats, sin embargo antes del descanso habría una ocasión más para el local. Otra vez aparecería Zaza, esta vez con chilena espectacular que salió apenas a unos centímetros de la meta de Pickford. En el complemento y a modo de respuesta, Wahbi Khazri tuvo el gol para Sunderland pero su definición fue salvada por Adrián. En un segundo tiempo en donde se quedaron un poco más, los de Slaven Bilić solamente lograron llegar mediante un remate lejano de Edimilson Fernandes. El partido se moría, pero en el cuarto minuto de descuento llegaría la única emoción del encuentro. El central neozelandés Winston Reid conectaría una pelota parada que descolocaría a Pickford e iba a decretar el 1-0 definitivo para West Ham. Segunda victoria consecutiva para los Hammers, que también alcanzan su segundo triunfo de local y salen un poco de una situación tan incómoda como inesperada que los tenía casi en el fondo de la tabla.

A los Swans no les entró la pelota

Otro de los 0-0 de la jornada lo protagonizaron el necesitado Swansea y Watford. Los locales, con algunos cambios respecto del triunfo ante Arsenal, estuvieron más cerca de la que hubiera sido su primera victoria, mas continúan penando en el fondo de la tabla. En la primera ocasión de un primer tiempo que mostró a un local muy superior, Modou Barrow recortó hacia dentro y probó al arco, pero su tiro se fue desviado. Más tarde, Gylfi Sigurdsson exigió con un zurdazo a Heurelho Gomes y luego Borja Bastón no pudo rematar al arco un nuevo desborde de Barrow en lo más peligroso de esa primera mitad. En la parte final, Gomes volvería a negarle el gol a los Swans luego de parar a puro reflejo un toque de Mike van der Hoorn tras tiro libre de Sigurdsson. El islandés iba a tener la ocasión más clara del choque al recibir un pase del desequilibrante Barrow y, desde casi la medialuna, estrellar un remate colocado contra el palo derecho del golero del Watford. Fue 0-0 en el Libery Stadium, resultado que conformó a los Hornets y mantiene en el fondo al conjunto galés, dejándole en claro al estadounidense Bob Bradley que su equipo tiene mucho por mejorar.

 

Foto destacada: Goal.com.


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*