Se complica

El cordobés, de 25 años y surgido de las divisiones inferiores de Central, fue transferido a Boca en 2014 y jamás tuvo la continuidad que pretendía.

El retorno del volante ofensivo de Boca Juniors, Federico “Pachi” Carrizo a Rosario Central, se complicó en las últimas horas a raíz de que los “Xeneizes” desean concretar la operación únicamente con la venta del 60 por ciento del pase en su poder, además del elevado contrato que percibe el jugador, lo que sería también una traba, según se supo hoy.

El cordobés, de 25 años y surgido de las divisiones inferiores de Central, fue transferido a Boca en 2014, y jamás tuvo la continuidad que pretendía, lo que le valió un préstamo a Cruz Azul de México pero ahí también jugó poco y nada, y en su regreso al “Xeneize” desaprovechó las escasas oportunidades que le brindó el entrenador Guillermo Barros Schelotto.

En ese contexto, el entrenador de Central, el uruguayo Paolo Montero, pensó en sumar a Carrizo para que le cumpla una función similar a la de Walter Montoya, transferido al Sevilla de España.

Sin embargo, los rosarinos pretenden un préstamo sin cargo y Boca no está dispuesto a realizar la operación en esas condiciones, sobre todo después de que solicitaron una cifra elevada para el mercado local cuando se le consultó por Montoya, al que finalmente vendieron a España.

Foto: BocaJrsOficial

 


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*