Un triunfo enmascarado

El triunfo en Colombia no tapó el mal planteamiento del primer tiempo y los puestos que todavía faltan por cubrir. 

Racing está en octavos de la Copa Sudamericana y se cruzará a Corinthians el 22 de agosto en Brasil, mientras que la vuelta será el 21 de septiembre en Avellaneda. Racing ganó un global de 6-3 frente a DIM, y al ver el resultado todo indica que fue una aplanadora. Pero Racing a futuro es una incógnita, y la victoria de ayer no fue lo que se vio en el resultado final.

Atrás había quedado el triunfo 3-1 en Avellaneda, donde la Academia pudo definir la serie con un mayor resultado, ya que Marcos Acuña (recientemente vendido a Portugal) se encontraba en un nivel superlativo, el planteo de Cocca fue casi perfecto y los 11 jugadores en general habían brindado un espectáculo futbolístico. Pero de aquel duelo había pasado casi un mes, hubo un parate en el fútbol argentino, varios jugadores se fueron del club (ya sea por ventas o separados por el entrenador) y los que llegaron debían afrontar el desafío de demostrar porque el entrenador había insistido por ellos.

En el duelo de ayer ante DIM, Racing sólo pateó al arco 4 veces, y convirtió 3 goles. Pero si los de Cocca no lograban ese descuento en el final de la primera etapa, hoy no se hablaría con seguridad de un Racing en octavos de la Sudamericana. Un mediocampo mal armado por Cocca en el primer tiempo, debido a que González y Zaracho estaban siendo desperdiciados por los costados y Arévalo Ríos estaba muy solo y adelantado en el centro, exponían a una defensa de 5 defensores que sufrieron más de la cuenta los arrebatos y diagonales sobre la defensa académica, más que nada sobre su sector derecho. Entre los refuerzos, el único aprobado fue Lucas Orbán, que aunque le costó adaptarse los primeros minutos fue creciendo de menor a mayor, siempre saliendo por abajo y de manera limpia. El Cacha Arévalo Ríos pudo afirmarse más en el segundo tiempo, con un Racing más retraído para jugar al contragolpe, y Juan Patiño estuvo lento en la marca, donde perdió más de lo que ganó. Ayer Racing fue salvado por dos jugadas de Matías Zaracho, en quienes tanto técnico como jugadores y dirigentes depositan mucha confianza a futuro, y las pausas y distribución de Diego González, que si no fuese por ese gol de cabeza la historia hubiese sido muy diferente.

Las preguntas de aquí a futuro son varias. ¿Cocca buscará otro central por lo visto en el primer tiempo en Colombia, teniendo en cuenta los bajos rendimientos de Sergio Vittor y Marco Torsiglieri como variante? ¿Las salidas de Ezequiel Videla, Francisco Cerro y Luciano Aued, como también el bajo rendimiento de Marcelo Meli como reemplazo en el medio, no es un llamado de atención para ir a buscar a volante que acompañe o reemplace a Arévalo Ríos en el medio? ¿La lesión hasta fines de septiembre de Lautaro Martínez más la recuperación de Lisandro López no generan la búsqueda de un 9 de área? ¿El armado del banco de suplentes es el ideal? Y tal vez la de mayor incertidumbre: ¿será Andrés Ibargüen el que ocupe el vacío que dejó Marcos Acuña para el armado de juego en Racing? Tiempo sobra, pero Diego Cocca sabe que la victoria de ayer no fue todo de color de rosas.

 

Foto: Reuters

 


Ayrton García

Acerca Ayrton García

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Ayrton García, tengo 25 años y soy Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en UADE. Conocí EL Rincón del Fútbol gracias a unos amigos de la facultad, que actualmente trabajan para este medio y me acercaron la propuesta, sintiendo que puedo aportar mucho para la misma y brindándome grandes posibilidades de crecimiento. Soy el encargado de cubrir a Racing, club del cual soy hincha y, en lo laboral, me identifica junto a su clásico rival, ya que formé parte de la producción radial de un programa en el que se habla de ambos. Cubrir a este grande del fútbol argentino es un gran desafío, así que espero poder brindar información útil y concisa.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*