Póker del As

Agüero continúa dando qué hablar en la Premier, esta vez con una actuación estelar marcando cuatro goles para el 5-1 de Manchester City ante Leicester. Es la primera vez en su carrera que alcanza esa marca. Los Citizens de Guardiola se fueron a 16 puntos del United, que juega mañana. Por otra parte, Tottenham superó 1-0 a Arsenal en el North London Derby con gol de Kane y se afianza en puestos de Champions.

Lo que dejó este día de la jornada 27 tuvo varios matices interesantes, pero en la cima las cosas siguen como estaban. Manchester City, que pretendía volver al triunfo tras igualar ante Burnley en la fecha pasada, recibió a Leicester en el Etihad y le sumó una victoria más a su notable temporada. Con Sergio Agüero y Nicolás Otamendi de titulares, el duelo arrancó con un impacto muy tempranero del local. Kevin De Bruyne sacó un centro venenoso desde la derecha que pasó el área chica y fue enviado a la red por Raheem Sterling, que se sacó la mufa del gol fallado el partido anterior. El duelo, como ha pasado en casi toda la campaña, estuvo en manos de unos Citizens que recuperaron el balón rápido y cancelaron las réplicas de su rival. No obstante, ni los ataques posicionales ni algún que otro contragolpe tuvieron buena finalización. Contrariamente a esto, los Foxes aprovecharon por intermedio de su goleador Jamie Vardy el primer fallo local. Una mala entrega de Otamendi tras un anticipo derivó en el ‘9’ visitante, quien elaboró su maniobra personal y dejó sin chances a Ederson Moraes con un tiro cruzado. El empate no cambió demasiado el trámite del juego, pero sí se percibió una agresividad extra en los jugadores del City durante los minutos siguientes. Kasper Schmeichel tuvo que aparecer para cortar con lo justo un centro peligroso de Kyle Walker y para negarle el gol a De Bruyne con una gran estirada. Y cuando el danés no pudo, apareció algún defensor, como pasó a cinco del descanso cuando Sterling recibió de De Bruyne entre líneas y eludió al arquero, pero Aleksandar Dragović logró evitar el tanto heroicamente, dejando el 1-1 al entretiempo.

Los de Pep Guardiola no querían otro empate que les permitiera a sus seguidores ilusionarse, y esa ambición se transformó rápidamente en un par de goles que mataron el partido. En tres minutos del complemento De Bruyne y Sterling armaron una jugada espectacular por la izquierda, internándose a puro toque entre la defensa visitante para que el belga le sirva el 2-1 a Agüero, que no falló. A los ocho, llegó un gol que probó lo valioso de un funcionamiento aceitado: Walker dio un mal pase, pero no se resignó y fue a presionar la salida rival, Agüero se le unió y generaron un mal rechazo de Schmeichel que derivó en De Bruyne, quien completó su hattrick de pases gol habilitando al Kun, autor del 3-1. Los restantes minutos se sucedieron con secuencias de pases de los Citizens que durmieron el partido y generaron alguna aproximación inconclusa, hasta que en los minutos finales cayeron un par de goles que completaron la faena. A trece del final Schmeichel recibió de un defensor y le entregó insólitamente el balón a Agüero, que completó su hattrick pinchando la pelota por encima del arquero. Y ya en tiempo cumplido, para completar un segundo tiempo soñado, el argentino metió un cañonazo espectacular que estableció su póker -primera vez en su carrera que lo logra- y el 5-1 final del cuadro skyblue. Un ritmo trepidante de los de Guardiola, que se fueron a 16 del United -a la espera de lo que pase con ellos mañana- y acumulan la fantástica cifra de 72 unidades con once fechas para el final de una Premier cuyo destino inexorable parece ser las vitrinas del Etihad Stadium.

El Kun, a punto de materializar su hattrick. Finalmente fueron cuatro, que lo elevaron a 21 goles en liga y lo pusieron en un club selecto: el de los que superan la veintena en cuatro temporadas consecutivas (junto a Henry, Shearer y Kane). (Foto: Getty Images)

Los Spurs se llevaron el clásico de Londres

En el primer turno del día la oferta de Premier League era suculenta: un importante duelo entre Tottenham y Arsenal para ver quién se posicionaba mejor en procura de un lugar en la próxima Champions League. Esta inédita edición de un North London Derby liguero, jugado por primera vez en Wembley, tuvo a un indiscutible dueño, y ese fue el local. La superioridad del elenco de Mauricio Pochettino fue clara durante la primera mitad, inquietando desde el inicio por la espalda de Héctor Bellerín y, a medida que el partido se desarrolló, el cuadro local fue lastimando con algunas combinaciones internas entre Dele Alli, Christian Eriksen y Son-Heung Min. Si bien no hubo demasiadas llegadas claras en esos primeros cuarenta y cinco minutos, los Spurs inquietaron a Petr Cech en un par de ocasiones. A los dos minutos, con un Alli lanzado en ataque cuyo centro casi es enviado a su propio arco por Shkodran Mustafi, y cerca de la media hora cuando Eriksen, el más influyente en ataque, sirviera a Harry Kane con un envío que el goleador cabeceó por arriba. De los Gunners hubo poco, sólo un par de jugadas conducidas por Mesut Özil, una de ellas culminada con un remate elevado de Bellerín.

El complemento, sin embargo, mostró rápidamente esa supremacía local plasmada en el marcador. A los tres minutos, un centro desde la izquierda de Ben Davies fue directo a la cabeza de Kane, que se elevó más que nadie y dejó plantado a Cech. Inmediatamente después, el goleador de la Premier casi estampa su doblete en una jugada similar: envío lejano de Eric Dier y testazo del ‘10’ apenas afuera. Arsenal estaba golpeado, y pudo haber recibido más goles de no ser por la buena actuación de Cech. El golero checo le tapó más tarde una volea a quemarropa a Kane y un tiro libre a Eriksen, en lo que fueron diez minutos furiosos de Tottenham. La reacción del visitante a ese vendaval vino recién pasados los veinte, con un remate de Jack Wilshere bien detenido por Hugo Lloris. Igualmente, los restantes minutos mostraron a unos Gunners muy desconcertados que pudieron haber sido ejecutados antes si los Spurs hubieran estado finos para aprovechar sus chances. Primero fue Dele Alli quien falló en el mano a mano ante Cech y luego el argentino Erik Lamela, ingresado en el complemento, quien no pudo ante el checo. Esa ineficacia pudo haberle costado a los de Pochettino un injusto empate, ya que el francés Alexandre Lacazette contó con una clara chance en tiempo de descuento que para fortuna de los locales se fue apenas afuera. Fue 1-0, pudo haber sido más, pero la victoria vale lo mismo para un Tottenham que se afianza en puestos de Champions y ve cómo su acérrimo rival, por su culpa y también debido a su irregularidad, queda muy lejos de aspirar a ese objetivo.

Kane y Alli lo gritan con fervor. El goleador de la Premier, con 23 tantos, volvió a ‘embocar’ al Arsenal y le dio la victoria a su equipo en el North London Derby. (Foto: @SpursOfficial)

Los Toffees se recuperaron

Everton, que pretendía sacarse el gusto amargo de la goleada recibida ante Arsenal, recibió en Goodison Park a un Crystal Palace cuyo objetivo es despegarse del malón del fondo. En un contexto parejo, los dos lograron el mayor peligro a través de la media distancia. Idrissa Gueye hizo trabajar a Wayne Hennessey, mientras que el islandés Gylfi Sigurdsson amenazó un par de veces también con su pegada. Del lado de los Eagles, lo más aproximado a la valla de Jordan Pickford estuvo en un remate de Luka Milivojević y un cabezazo afuera de Christian Benteke. Pese a la paridad del primer tiempo, un arranque eléctrico de los Toffees en la segunda parte inclinó el partido en su favor por una diferencia holgada. Ni bien comenzó el complemento, Sigurdsson puso arriba al local al recibir un pivoteo de Oumar Niasse y sacar un derechazo que se coló lentamente por el primer palo. Cinco minutos más tarde fue Niasse el que se anotó en el marcador, cabeceando un centro de Cuco Martina para poner el 2-0. Esos dos golpes fueron demasiado y el Palace, aunque no fue ampliamente superado, recibió un tercer gol a quince minutos del final. Una respuesta algo floja de Hennessey ante un disparo de Niasse derivó en una segunda jugada en la que Sigurdsson volvió a meterla al medio y Tom Davies, más despierto que todos, estampó el 3-0. Dentro de ese contexto adverso, los Eagles, que habían generado alguna chance para descontar, encontraron al menos el descuento a siete del final. Jonatan Moss sancionó como penal una mano dentro del área y Milivojević decretó el 1-3 final desde los doce pasos. Victoria reparadora para Everton, que aún aspira a puestos de Europa League, en tanto que Crystal Palace seguirá sufriendo para mantenerse en Premier.

Otro gol de Sigurdsson para abrirle un partido al Everton. En una temporada gris de los Toffees, el islandés ha sido lo más rescatable. (Foto: @Everton)

Los Hammers se alejan del descenso, Swansea sigue en racha y Stoke se complica

Por otra parte, el West Ham –nuevamente sin Manuel Lanzini por lesión-, que no quería caer cerca de la zona de descenso, se autoadministró un poco de oxígeno al vencer a Watford en el London Stadium. Los Hammers se pusieron arriba a través del segundo tanto en fila de Javier Hernández, que cabeceó a la red un centro de Michail Antonio para abrir la cuenta. El duelo lo lo liquidó el austríaco Marko Arnautović a doce del final, pescando una segunda jugada en el área chica. Los londinense cortaron una racha de tres sin ganar y se ubican a cinco del descenso. En otro de los encuentros por la permanencia, la contienda entre Stoke City y Brighton en el Bet365 Stadium terminó en empate. La visita se puso arriba en el primer tiempo mediante un golazo del colombiano José Izquierdo -su segundo consecutivo-, que construyó una doble pared, primero con Solly March y luego con Dale Stephens para meterse al área y vencer a Jack Butland. No obstante, en el segundo tiempo los Potters reaccionaron y llegaron a la igualdad a través de un gran remate de Xherdan Shaqiri, que se sacó un hombre de encima para luego ubicar la pelota en un rincón. El local tuvo la chance de llevárselo en el descuento debido a un penal de Stephens sobre Jesé Rodríguez, sin embargo el arquero Mathew Ryan le detuvo el remate a Charlie Adam, dejando las cosas 1-1 y al Stoke aún en zona de descenso. Cerrando estos duelos por la permanencia, hay que mencionar una nueva victoria de Swansea, tercera en los últimos cinco partidos, ante el Burnley. En un duelo parejo, la diferencia llegó a diez minutos del final y de la mano de Sung-Yong Ki, que recibió de Kyle Naughton en la medialuna y sacó un disparo que dejó parado a Nick Pope. Espectacular remontada de los Swans, que sacaron once de los últimos quince y transformaron en realidad lo que parecía una utopía: la real posibilidad de seguir siendo de Premier.

Todos abrazan a Ki, que no hacía un gol desde 2016 y hoy le dio a Swansea otro triunfo clave en la lucha por quedarse en Premier. (Foto: @PremierLeague)

 

Foto destacada: Mancity.com (@ManCity)

 


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*