Ciudadano 18-15

El City no perdonó el tropiezo del United en Boxing Day y le sacó quince de distancia con su victoria, la decimoctava consecutiva, ante el Newcastle en St. James’ Park. Fue 1-0, con el tanto de Sterling tras una gran asistencia de De Bruyne. Agüero y Otamendi estuvieron nuevamente desde el arranque, cuajando buenas actuaciones. Con media liga por delante, los de Pep Guardiola se tornan cada vez más difícil de alcanzar.

Con Sergio Agüero y Nicolás Otamendi como titulares, Manchester City sumó una victoria más a su abominable campaña, que ya marca en la tabla 58 puntos sobre 60 posibles. La visita a St. James’ Park podía ser traicionera, pero los conducidos por Pep Guardiola se hicieron rápidamente con el control del partido. Agüero lo tuvo en el inicio tras centro de Fernandinho, haciendo ese movimiento característico de alejarse de su marcador justo en el momento preciso, pero su toque dio en el palo y salió afuera. Las chances siguieron cayendo para un cuadro skyblue ampliamente superior durante los primeros minutos. Agüero tuvo otra al cabecear un tiro libre de Kevin De Bruyne, pero el arquero Rob Elliot evitó la caída de su arco con un gran manotazo. El propio De Bruyne, que al no estar hoy David Silva se hizo eje absoluto del equipo, estuvo cerca con dos disparos de media distancia que salieron por encima de la valla. Los Citizens siguieron golpeando la puerta, pero el gol se les hizo esquivo: Gabriel Jesús, ingresado tempranamente por la lesión de Vincent Kompany, no pudo en el mano a mano ante Elliot a pase de Agüero, mientras que en la siguiente acción fue el propio Kun el que, tras una linda jugada personal, remató al poste. Finalmente, en media hora de partido, el visitante materializó lo que tanto merecía: Raheem Sterling recibió sobre la izquierda, se la jugó a De Bruyne e hizo un eléctrico movimiento de desmarque que el belga leyó a la perfección para asistirlo y que el inglés concrete, marcando así su gol trece en Premier -es el máximo anotador del equipo-.

Ahora son trece goles para Sterling, que le dio la victoria a los Citizens. Raheem totaliza 17 en todas las competencias, en lo que es sin dudas su temporada más prolífica. La evolución de una promesa que hace rato es realidad. (Foto: @ManCity)

Pese al sostenido dominio de los Citizens, Newcastle tuvo casi de la nada una situación nítida para empatar. Kyle Walker se resbaló al intentar despejar un centro y el balón le quedó a Jacob Murphy, que batió a Ederson Moraes ejecutando una enorme definición por arriba pero no contó con una salvada genial de Otamendi sobre la línea, que dejó las cosas como estaban. Como respuesta a eso, Sterling tuvo su doblete antes del descanso, pero nuevamente Elliot frenó otra caída de su arco. La avalancha de situaciones del City se calmó en la segunda mitad, pero no significó que los de Manchester dejasen de atacar. La pelota continuó pasando seguido por De Bruyne, que construyó un gran jugada con Gabriel Jesús que finalizó mal un rato antes de estrellar un furioso remate contra el palo que luego Agüero convirtió, pero en fuera de juego. El dueño de casa brilló por su ausencia ofensiva, pero terminó animándose por lo estrecho del marcado y por ese viejo axioma futbolero de que “siempre alguna va a quedar”. Y en esa, el empate estuvo cerca. El ingresado Christian Atsu armó una buena acción individual por izquierda para luego sacar un centro que Dwight Gayle cabeceó apenas al lado del palo de Ederson. Sin embargo, no hubo empate y la historia, por decimoctava vez consecutiva, terminó perteneciendo a un implacable City. Quizás no demostró su versión más brillosa, le alcanzó con momentos y algunas buenas acciones de esta versión imparable para dejar atrás a los Magpies y estirar a quince la diferencia sobre Manchester United. Desde los números, indiscutible, desde el juego, altamente superior. Resulta difícil no imaginar a los Citizens levantando la Premier.

De Bruyne fue el eje y la figura de la victoria de este imparable City. Su pase gol -novena asistencia en liga- fue clave para el gol de Sterling. Cuando la pelota pasa por el belga, el City funciona mejor. (Foto: @ManCity)

 

Arsenal y un trabajado triunfo en Selhurst Park

No eran los mejores recuerdos para los Gunners los de la última visita a Crystal Palace: 0-3 humillante y lluvia de críticas para un equipo que no terminó entrando en Champions la anterior campaña. Hoy, para fortuna de los de Arsène Wenger, la cosa fue distinta aunque no sin sufrimientos. Luego de unos primeros minutos parejos, Arsenal tomó la iniciativa y generó algunas zozobras por izquierda, cuando Mesut Özil y Alexis Sánchez se juntaron a asociarse. Fue un presagio de lo que llegó a los veintucuatro minutos: en la segunda jugada de un tiro libre, Alexandre Lacazette sacó un zurdazo que Julián Speroni alcanzó a sacarle, con la mala fortuna de que el rebote fue tomado y empujado a la red por Shkodran Mustafi, cuya fe en la continuidad de esa acción fue recompensada con el tanto. La historia siguió un rumbo parecido después del gol, con los Gunners encerrando al local en la periferia de su área y generando ahora sí oportunidades serias para aumentar. Lacazette pudo duplicar mediante una acción personal en la que se sacó un par de rivales entre amagues y recortes, pero su derechazo pasó rozando el poste. Özil, sin embargo, fue quien más cerca estuvo en dos ocasiones. En la primera, Speroni le ganó el duelo luego de que Alexis dejara al alemán cara a cara con él mientras que en su segunda chance enfrente del arquero argentino eligió cederle el gol a Lacazette, pero su toque fue algo largo y el francés no pudo capitalizarlo.

Esa buena primera parte de los de Wenger fue contrarrestada por varios minutos de incertidumbre al comienzo del complemento, en los que el dueño de casa llegó rápido al empate. A los tres minutos, Wilfried Zaha se escapó de la marca de Calum Chambers y sacó un centro que cruzó el área lentamente ante la mirada de los defensores de Arsenal para que Andros Townsend lo enviara a la red llegando por el lado opuesto. Crystal Palace se animó y fue por más, otra vez atacando ese costado izquierdo. Un remate de Zaha cerrado bien por Laurent Koscielny y un disparo de Jeffrey Schlupp que salió cerca hicieron temblar al visitante. Sin embargo, el elenco cañonero volvió a entrar en partido luego de ese período turbulento, y cuando empezó a recuperar el balón encontró rápidamente un gol clave. Lacazette recibió en el área y, al no poder sacar el zurdazo, le cedió la pelota a Alexis, que fulminó a Speroni. Cuatro minutos después, llegó el golpe que encaminó el partido, nuevamente cortesía del chileno. Jack Wilshere detectó la corrida de Sánchez y le puso un pase largo exacto que el delantero controló perfectamente para luego decretar el 3-1. Desde ahí, el ritmo visitante volvió a bajar y un Palace noqueado al recibir el tercer gol empezó a reaccionar, complicando en los últimos minutos a un Arsenal que pareció desentenderse del encuentro. Lo primero fue un cabezazo de Zaha que salió apenas afuera. Inmediatamente después, Bakary Sako estuvo a punto de descontar. Hasta que faltando dos minutos, James Tomkins ganó de arriba en un córner y estableció el 2-3 de la incertidumbre. Pero pese a la incomodidad del final, Arsenal pudo aguantar y así sacar tres puntos necesarios en su lucha por no volver a quedarse afuera de Champions. Hoy, con momentos de buen fútbol y la reaparición goleadora de Alexis -quién sabe si seguirá o no-, pero demostrando errores que se mantienen y, de no corregirlos, le seguirán costando demasiado.

El doblete de Alexis, que tras un bajón importante volvió a protagonizar una victoria del Arsenal. La gran pregunta es si el chileno permanecerá en Londres luego del mercado invernal. (Foto: @Arsenal)

 

Foto destacada: Mancity.com (@ManCity)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*