Jugando un primer tiempo sólido, Barracas Central derrotó a Almagro

En Olavarría y Luna, Barracas Central mostró su mejor cara y venció a Almagro por 2 a 1. Un primer tiempo de buen fútbol le bastó para quedarse con los tres puntos y alcanzar su primera victoria en el torneo.

Con la mente puesta en el crecimiento colectivo y yendo paso a paso, el equipo dirigido por Rodolfo De Paoli sostiene su invicto y en el día de ayer pudo mostrar el trabajo que viene realizando el nuevo DT con este equipo renovado.

Y lo mostró durante el primer tiempo, donde el partido estuvo muy entretenido. Barracas buscó siempre el arco rival ganándole el mediocampo al Tricolor y utilizando las bandas para poder progresar campo arriba. Luciano Romero jugó desde el arranque y fue lo mejor en esa etapa. Corcho manejó los hilos mientras Lucas Colitto, por izquierda, y Matías Acuña, por derecha, desordenaban la línea defensiva de Almagro. Si a esto le sumamos el trabajo silencioso y sacrificado de la dupla Estigarribia-Albertengo, el Guapo se hizo dueño del balón y generaba peligro de manera, casi constante.

La apertura del marcador llegó a los 14 minutos a partir de la ejecución de un córner corto que quedó en los pies de Luciano Romero, quien ingresó al área y tocó a Bruno Cabrera que no dudó y remató al arco anotando su primer gol en el Guapo. El local continúo manejando las acciones y una mano en el área Tricolor obligó a Yamil Possi a marcar la pena máxima. Lucas Colitto remató de manera excelente y Barracas se ponía 2 a 0.

Almagro intentó jugar pero solo se había acercado al arco defendido por Gagliardo con un disparo de media distancia. Sin embargo, dos minutos después del segundo tanto barraquense, armó un lindo ataque por izquierda que fue completado por Nicolás Servetto anotando el descuento. Un cabezazo débil de Estigarribia y un disparo desviado de Glaby fueron las últimas de un Guapo que se iba muy conforme al descanso, pese al descuento visitante.

Nicolás Servetto lo buscó y anotó el único tanto tricolor. Foto: Twitter @almagroficial

Mientras esperábamos el inicio de esa etapa, esperanzados en que sea tan entretenida como la primera, el equipo de Prensa del club continuaba jugando al nivel de los 11 de De Paoli. Ya desde los días previos, con una organización destacable, el Departamento de Prensa de Barracas Central demuestra jornada a jornada que es uno de los mejores de la categoría. Sobre todo por el respeto hacía quienes nos acercamos al Claudio Chiqui Tapia para trabajar y por el esfuerzo que ponen en los cuidados sanitarios necesarios.

Volviendo al partido, hay que decir que en el segundo tiempo no paso casi nada. Barracas Central dejó la posesión del balón y se la entregó a su rival. Sin embargo, el equipo dirigido por Fabián Lisa no pudo generar situaciones de gol pese a las buenas intenciones de Gabriel Morales, que fue lo mejorcito en el Tricolor. Agazapado y manejando la contra, el Guapo pudo sumar un gol más con una jugada individual de Lucas Colitto que Ramírez desvió al córner. Y sobre el final, Germán Estigarribia tuvo su gran chance cuando aprovechó un error defensivo rival, pero remató mal y el balón se fue afuera.

Luciano Romero fue lo mejor del Guapo durante la primera parte. Foto: Twitter @barracascentral

Barracas Central ganó bien, sobre todo por lo realizado en la primera etapa, donde se pudo ver el juego fluido que pretende De Paoli. En declaraciones pos partido, se pudo percibir la alegría de Colitto quien se iba conforme por haber alcanzado el “ideal” de juego que ensayan en cada entrenamiento. La próxima fecha (domingo 11 desde las 20:00 hs.) tendrá una prueba de fuego frente a uno de los equipos que mejor está rindiendo en la Zona B: Güemes de Santiago del Estero. Almagro debe seguir por la misma senda de trabajo, es un equipo que no juega mal, pero ayer se vio superado por su rival. Tendrá una linda chance de seguir creciendo el próximo domingo (15:30 hs.), cuando reciba a Independiente Rivadavia de Mendoza.

Síntesis del partido:

BARRACAS CENTRAL (2): Maximiliano Gagliardo; Matías Acuña, Bruno Cabrera, Fernando González y Gonzalo Paz; Dylan Glaby, Carlos Arce, Luciano Romero y Lucas Colitto; Germán Estigarribia y Mauro Albertengo.

Suplentes: Mariano Monllor, Facundo Onraita, Enzo Ybañez, Francisco Solé, Isaac Suárez, Facundo Stable, Leonel Buter, Jonathan Rivero y Juan Manuel Vázquez.

DT: Rodolfo De Paoli

ALMAGRO (1): Horacio Ramírez; Nahuel Basualdo, Nicolás Romat, Sebastián Valdez y Dante Cardozo; Gonzalo Jaqué, Gastón Blanc, Gabriel Morales y Agustín López; Juan Manuel Martínez y Nicolás Servetto.

Suplentes: Santiago Sendín, Nicolás Monserrat, Luis Lorenzi, Gonzalo Martínez, Walter Rueda, Juan José Ramírez, Tobías Moriceau, Nicolás Ferreyra y Santiago Apa.

DT: Fabián Lisa

Goles: PT 14’ Bruno Cabrera (BAR), 24’ Lucas Colitto (BAR) y 26’ Nicolás Servetto (ALM)

Cambios: Stable x Romero y Vázquez x Albertengo (BAR); G. Martínez x Blanc, Rueda x López, J. Ramírez x Jaqué, Ferreyra x J.M. Martínez y Apa x Cardozo (ALM)

Amonestados: Acuña, Arce y Colitto (BAR); Blanc, Morales y G. Martínez (ALM)

Árbitro: Yamil Possi

Estadio: Claudio Chiqui Tapia (Barracas Central)


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*