#Ídolos: Romagnoli, el pibe que lo ganó todo

El talentoso volante es sinónimo del Cuervo. Hoy dirigente, ayer eximió enganche, vistió con gloria la Azulgrana. Seis títulos, entre ellos la Libertadores, y su talento lo convirtieron en ídolo del Ciclón.

La historia de San Lorenzo esta repleta de nombres que alcanzan la categoría de ídolo. Más allá en el tiempo Sanfilippo, la Oveja Telch, René Pontoni, el Bambino Veira, Héctor Scotta. Más áca, el Beto Acosta, Pipo Gorosito, incluso Sebastián Torrico. Pero hay un nombre en la cima de la idolatría Azulgrana y se trata de Leandro Romagnoli.

El Pipi no solo es junto a José Hipólito Fossa el jugador con más títulos (seis) de la historia del Cuervo. Fue talento y categoría con la 10 en la espalda. Uno de esos enganches que el fútbol vertiginoso de hoy, borró del mapa. Fue también amor propio, porque las lesiones lo persiguieron. Y es también la historia viva de San Lorenzo. Es el único protagonista de la Triple Corona a nivel internacional del Cuervo: Copa Mercosur 2001, Copa Sudamericana 2002 y Copa Libertadores 2014.

Un lejano 13 de diciembre de 1998 marcó su debut, con solo 17 años, ante Racing. Oscar Ruggeri, que años atras deslizó que el Pipi era hincha de Huracán, le dio la oportunidad de debutar a Romagnoli y dar inicio a una historia de amor eterna con el público Azulgrana.

El Pipi hizo todas las inferiores en el CASLA, lo que realzo su identificación con el club. Pibe de barrio, tranquilo, amante de su familia; en la cancha se transformaba para desparramar talento y magia. Su primer título llegó en el Clausura 2001 en aquel recordado equipo de Manuel Pellegrini, récord de puntos (47, 82.45% de las unidades en juego) en la historia de los torneos cortos de la Argentina.

Romagnoli fue uno de los protagonistas en ese titulo, que además fue el embrión para la primera consagración internacional en la historia del Cuervo, la Copa Mercosur 2001 a manos del Flamengo.

EN LO MAS ALTO. Romagnoli con la anhelada Libertadores. FOTO: Periodismo Popular

Enero de 2002 marcó la primera lesión grave para el Pipi, esas que lo tuvieron a maltraer a lo largo de su carrera. Se rompió los ligamentos de la rodilla derecha, pero fiel a su estilo se recuperó y tuvo su premio: la obtención de la Copa Sudamericana 2002. Ese equipo comandado por Rubén Darío Insúa derrotó en la final a Atlético Nacional y el volante marcó un golazo en el 4-0 de la ida en Colombia (la revancha fue 0-0 en el Nuevo Gasómetro). Para muchos, tal vez por el poco renombre de la Copa Mercosur, esa fue la primera estrella en el plano internacional del Cuervo.

En 2004 Romagnoli partió al Veracruz de México y tras una estadía en el Sporting de Lisboa, en 2009 retorno a su amado CASLA . El Pipi no solo fue la cara y protagonista de San Lorenzo en los momentos de gloria. También dijo presente cuando el equipo de Boedo sufrió para mantener la categoría en 2012. Aún con molestias en la rodilla, el Pipi se las ingenió para ayudar al equipo con un par de asistencias en los duelos claves ante Newell’s y San Martín de San Juan. La promoción ante Instituto lo tuvo marginado, pero feliz por el desenlace a favor del Cuervo.

“MARADONIANO”. La obra de arte del Pipi en la final de la Sudamericana, VIDEO: Youtube

El regreso del Pipi engrosó su legajo personal de títulos con el Torneo Inicial 2013 y Supercopa Argentina 2015. Pero sin dudas la obtención de la Copa Libertadores 2015 es la presea más importante en la carrera de Romagnoli, que además se consagró campeón mundial juvenil sub 20 2001 con Argentina.

“Mucha gente se fue de esta vida sin ver a San Lorenzo campeón de la Libertadores y por eso esto es tan emocionante”, expresó el Pipi apenas finalizado el duelo consagratorio ante Nacional de Paraguay. Lo que siguió después fue una muestra mas del amor de este talentoso jugador por el Azulgrana: “rompió” el precontrato que tenía firmado con el Bahía de Brasil para poder disputar el Mundial de Clubes.

No hubo mucho más en la historia de Romagnoli tras la consagración en el máximo certamen continental. Quizás porque la historia ya la había escrito antes. El 6 de junio de 2018, con 37 años a cuesta, Romagnoli anunció vía redes sociales que “quiero anunciar que finalmente tomé la decisión de retirarme del fútbol. Fueron más de 30 años, 20 como profesional, dedicados a jugar al deporte más lindo del mundo”. Fueron 396 partidos y 36 goles.

El 4 de Mayo de 2018 disputó su último partido oficial con la camiseta del Ciclón ante Belgrano en el Bidegain. Pero el 15 de diciembre de ese año tuvo su merecido “Ad10s a un Cuervo“, su despedida. “La gente me bancó en las buenas en las malas, me respaldaron y eso me ayudó a resolver siempre de la mejor manera. Eso es impagable. Gracias a todos“, manifestó el ídolo de Boedo.

DESPEDIDA. El dia del adios del Pipí FOTO: Olé

La historia del Pipi parece atada a la de San Lorenzo. El mismo día que anunció su retiro, también hizo público el nuevo desafío que asumió: ser manager del CASLA. El presente lo muestra integrando la Secretaria Técnica del Cuervo junto a Hugo Tocalli y Alberto Acosta. Y hasta se dio el “gusto” de formar parte del trinomio que dirigió a San Lorenzo tras la partida de Diego Monarriz. Un bombero al servicio del Ciclón y…¿un anticipo del futuro?.

Hoy del otro lado del mostrador, ayer desparramando rivales en el verde césped, Romagnoli es San Lorenzo. Y la cima de los ídolos del Cuervo le pertenece, sin lugar a dudas.

Imagen destacada: Marca Claro Argentina


Lucas Blanco

Acerca Lucas Blanco

ver todas las publicaciones

Cuando pense que esto era una etapa pasada y perdida de mi vida, Dios quizo que nuevamente me reencuentre con esta pasion. Y el que entiende de "pasiones" (como bien dice el personaje de Guillermo Francella en el "Secretos de tus Ojos) no la cambia por nada. A lo sumo, la posterga, la oculta, pero siempre esta latente hasta que vuelve a despertar. Y un compañero de trabajo hizo de "despertador". Y aqui estoy junto a la gente del Rincon que con mucha generosidad me abrieron las puertas de este "lugarcito" que es combustible para mi vida. El futbol, el deporte en general. Los tatuajes. Los bichos. Los libros. La musica. Lo nacional y popular. Los codigos. Mis otros pasiones que me convirtieron en este loco enamorado que esta aqui para aportar lo poco sabe pero con muchas ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*