#Ídolos: Hugo Mémoli “El Eterno Capitán”

Hugo Cirilo Mémoli fue un notable jugador del Club Sportivo Independiente Rivadavia en los años 70, el “gringo” como le decían jugaba como lateral por derecha, los hinchas que lo vieron jugar decían que el “gringo era la lepra”, por su pasión por los colores y la garra que ponía dentro del campo de juego. Su habilidad no abundaba pero lo que si sobresalía en él era la dureza y su valentía a la hora de defender.

“Huevo, Garra y Pasión”

Hugo Mémoli hizo inferiores en Independiente Rivadavia, club en donde debutó en 1968 y en donde luego sería un ídolo eterno, tuvo un paso fugaz por el Club Guaymallén y por el eterno rival de la “Lepra” el Club Gimnasia y Esgrima de Mendoza en donde no sobresalió mucho y por ello volvió al club del parque en 1971. En esta nueva etapa en la “Lepra” mendocina logro vivir los años dorados de su institución amada con mucha dedicación logro ganarse la capitanía y el cariño de todos los hinchas azules. El “Gringo” fue figura en los Torneos Nacionales que jugó Independiente entre estos años, esto además de convertirlo en un símbolo para la hinchada leprosa le dio la oportunidad de dar un salto de categoría y poder  jugar para el Club Platense y unos años más tarde lo haría en el Club Atlético River Plate.

 El mayor recuerdo que tienen los hinchas del conjunto mendocino sobre el “Gringo” Mémoli fue un 9 de Julio de 1975 en un partido en donde se enfrentaban el Club Andes Talleres vs el Club Sportivo Independiente Rivadavia, el conjunto visitante ganaba por 2 a 1 y parecía que sería una victoria casi segura para el club del parque, pero minutos antes del pitido final el árbitro del encuentro sancionaba penal para Andes Talleres y debido a esta falta el guardameta de la lepra sería expulsado, ya sin cambios el equipo visitante debería colocar uno de sus jugadores de campo bajo los tres palos, uno de ellos no lo dudó y se calzó los guantes fue el mismo Hugo Cirilo Mémoli quien se pararía en el arco visitante para detener el penal y darle la victoria agónica a la lepra quien festejó de manera eufórica revoleando la pelota hacía la calle Minuzzi de Godoy Cruz y dando una vuelta olímpica a la cancha todos coreando el nombre del “Gringo”.

El “Gringo” festejando con su gente

Este penal fue histórico para el fútbol mendocino ya que por este suceso el 9 de Julio se convirtió en el “Día del Arquero” en la provincia recordando la hazaña lograda por el lateral derecho mendocino.

El penal más recordado en la historia del fútbol mendocino

Hugo Cirilo Mémoli lamentablemente falleció el  16 de Abril del año 2006 debido a un edema pulmonar, su muerte afectó muchísimo a los hinchas leprosos y en general a los amantes del deporte mendocino, tanto fue esto que el máximo ídolo del fútbol mendocino y principalmente del eterno rival de Independiente Rivadavia, el señor Víctor Legrotaglie le dedicó este humilde mensaje para recordar al gran “Gringo”:

    “Todo lo que se refiera al ‘Gringo’ hay que escribirlo con mayúsculas. Fue un tipo fenomenal, bárbaro, correcto. Me afecta mucho porque siempre estaba al lado de todos los que lo necesitaran, sonriente y gentil, incluso en las últimas épocas, donde sobrellevaba con entereza su enfermedad. Los huevos que ponía en la cancha también los ponía afuera”  Víctor Legrotaglie.

Víctor Legrotaglie: Ídolo de Gimnasia y Esgrima de Mendoza

Unos años más tarde, en el 2015 para ser exactos, la institución leprosa volvería a homenajear al “Eterno Capitán”  haciendo que la platea este del estadio Bautista Gargantini, (calle Boulogne Sur Mer) lleve el nombre del gran Hugo Cirilo Mémoli. Por todo esto y su pasión incondicional por los colores del Club Sportivo Independiente Rivadavia el “Gringo” Hugo Cirilo Mémoli siempre será recordado como un verdadero ídolo.

Imágenes: Dos de punta, Diario Los Andes, Sentimiento Azul, Mundo CSIR y Prensa CSIR.
Imagen destacada: Dos de Punta
Hecho Por: Ramiro Risso


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*