Las que repartieron alegría

Cada Mundial nos  deja un sinfín de cuestiones para el análisis y sobre todo nos deja esas lindas sensaciones vividas cuando vemos ingresar la pelota dentro del arco. Los goles, señoras y señores, es lo que nos moviliza en esta oportunidad. En Francia hubo muchos y muy lindos y fueron ellas: LAS GOLEADORAS, quienes nos regalaron esas emociones.

Llamativamente, en el Mundial de Francia se convirtieron la misma cantidad de goles que en Canadá 2015. Fueron 149 gritos en 52 partidos. Aquel Mundial y este son, hasta ahora, los únicos certámenes con el formato de 24 equipos, repasemos las estadísticas históricas:

  • China 1991. 99 goles en 26 partidos jugados.

Promedio: 3,8 por encuentro

  • Suecia 1995. 99 goles en 26 partidos jugados.

Promedio: 3,8 por encuentro

  • USA 1999. 123 goles en 32 partidos jugados.

Promedio: 3,8 por encuentro

  • USA 2003. 107 goles en 32 partidos jugados

Promedio: 3,3 por encuentro

  • China 2007. 111 goles en 32 partidos.

Promedio: 3,5 por encuentro

  • Alemania 2011. 86 goles en 32 partidos jugados.

Promedio: 2,7 por encuentro

  • Canadá 2015. 146 goles en 52 partidos jugados.

Promedio: 2,8 por encuentro

  • Francia 2019. 146 goles en 52 partidos jugados.

Promedio: 2,8 por encuentro

Nótese que el promedio en los últimos dos bajó en relación a los anteriores a pesar de que se jugaron más partidos. Y la razón, claramente, es el nivel futbolístico alcanzado por muchas de las selecciones. Si a este Mundial le descontamos la goleada histórica de USA sobre Tailandia (fue 13 a 0 en el debut de las campeonas), el promedio descendería aún más. Es así, en los primeros mundiales se dieron resultados más abultados por esta misma razón, unas cuantas selecciones dominaban el fútbol femenino del planeta, hoy en día eso se está revirtiendo y el ejemplo más claro es el de Holanda que, a partir del año 2015 viene teniendo un crecimiento sostenido (fueron campeonas de Europa y finalistas en Francia).

El gol que más se gritó en Argentina, el de Florencia Bonsegundo frente a Escocia para poner el 3 a 3

Las goleadoras en Francia 2019

El podio quedó compartido entre tres jugadoras: Megan Rapinoe, Alex Morgan y Ellen White ya que marcaron 6 goles cada una. Sin embargo, la primera fue la que se alzó con el Botín de Oro porque se tuvo en cuenta, para la elección, la cantidad de asistencias y los minutos jugados.

Estas fueron las máximas goleadoras en la historia de los mundiales:

  • China 1991. Michelle Akers (USA) 10 goles
  • Suecia 1995. Ann Kristin Aarones (Noruega) 6 goles
  • USA 1999. Sun Wen (China) y Sissi (Brasil) 7 goles
  • USA 2003. Birgit Prinz (Alemania) 7 goles
  • China 2007. Marta (Brasil) 7 goles
  • Alemania 2011. Homare Sawa (Japón) 5 goles
  • Canadá 2015. Celia Sasic (Alemania) y Carli Lloyd (USA) 6 goles

Michelle Akers sigue manteniendo el podio de ser la jugadora que más goles anotó en un mismo Mundial. La goleadora marcó 10 de los 25 goles de sus Selección. No podemos dejar de mencionar, si de goleadoras hablamos, a Marta. La brasileña marcó un record en esta Copa del Mundo ya que, gracias a los dos tantos logrados en tierras galas alcanzó la cifra de 17 goles con cinco mundiales jugados.

Michelle Akers, la dueña de los goles en China 1991

Hecho este repaso vamos a ver cómo quedó el podio en Francia 2019:

  1. Megan Rapinoe: 34 años

En su Selección: 158 partidos internacionales, 50 goles

En Francia: 5 PJ, 6 goles (3 de penal), 3 asistencias, 1 amarilla

  1. Alex Morgan: 30 años

En su Selección: 169 partidos internacionales, 107 goles

En Francia: 6 PJ, 6 goles, 3 asistencias

  1. Ellen White: 30 años

En su Selección: 88 partidos internacionales, 34 goles

En Francia: 6 PJ, 6 goles

  1. Sam Kerr: 25 años

En su Selección: 81 partidos internacionales, 36 goles

En Francia: 4 PJ, 5 goles

  1. Cristiane: 34 años

En su Selección: 142 partidos internacionales, 93 goles

En Francia: 4 PJ, 4 goles

  1. Wendie Renard: 28 años

En su Selección: 114 partidos internacionales, 24 goles

En Francia: 5 PJ, 4 goles (1 de penal), 1 amarilla

  1. Sara Daebritz: 24 años

En su Selección: 65 partidos internacionales, 13 goles

En Francia: 5 PJ, 3 goles (1 de penal), 1 asistencia

  1. Kosovare Asllani: 29 años

En su Selección: 134 partidos internacionales, 35 goles

En Francia: 7 PJ, 3 goles, 1 asistencia, 1 amarilla

  1. Carli Lloyd: 36 años

En su Selección: 281 partidos internacionales, 113 goles

En Francia: 7 PJ, 3 goles

  1. Cristiana Girelli: 29 años

En su Selección: 66 partidos internacionales, 32 goles

En Francia: 4 PJ, 3 goles (1 de penal), 1 amarilla

La lista con 3 goles continúa y en ella figuran la italiana Aurora Galli, la española Jennifer Hermoso, la estadounidense Rose Lavelle y la holandesa Vivianne Viedema.

Debido a sus edades, es probable que Cristiane y Carli Lloyd no estén presentes en la próxima Copa del Mundo. Sin embargo, no me atrevería a descartarlas, esto es fútbol y bien vale recordar que en este último certamen la brasileña Formiga jugó con 41 años de edad.

Las que sí pueden llegar a estar (si son convocadas, claro) son un grupito de jóvenes talentos que, arbitrariamente, elegí para esta ocasión y teniendo en cuenta que marcaron goles en esta cita mundialista:

  • Aurora Galli (Italia): 22 años, 3 goles
  • Vivianne Miedema (Holanda): 22 años, 3 goles
  • Lucia Garcia (España): 20 años, 1 gol (el primero en su Selección)
  • Lineth Berensteyn (Holanda): 22 años, 1 gol
  • Erin Cuthbert (Escocia): 20 años, 1 gol
  • Giulia Gwinn (Alemania): 20 años, 1 gol
  • Milagros Menendez (Argentina): 22 años, 1 gol (el primero en 4 partidos internacionales)
  • Yui Hasegawa  (Japón): 22 años, 1 gol

Hasta aquí el repaso de las encargadas de repartir alegría ¡Qué sería del fútbol sin los goles! Ya lo dijo una vez un argentino apodado La Saeta Rubia, Alfredo Di Stéfano: “Un partido de fútbol sin goles es como un domingo sin sol”.

Fotos: FIFA


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Como amante de la historia promete investigar y escribir sobre el futbol y sus historias mínimas, esas que, en algunos casos, no se conocen y esas otras que, en otros casos, sólo algunos conocen. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder desentrañar una pila de historias ligadas al futbol. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*