El United encontró las semis en el alargue

Los Red Devils debieron extender su esfuerzo para superar por 2-1 a Anderlecht en el alargue, con una nueva aparición salvadora del joven Rashford, pero con la pésima noticia de la lesión de rodilla de Zlatan Ibrahimović que puede apartarlo por lo que queda de la campaña. Por su parte, el Celta del Toto Berizzo se metió por primera vez en su historia en semifinales, mientras que Ajax y Lyon sacaron su pasaje a puro sufrimiento.

En la jornada de hoy se definieron los cuartos de final de una Europa League cuyas llaves estuvieron marcadas en su mayoría por la emotividad y la incertidumbre hasta casi el final. En primer lugar, Manchester United recibió en Old Trafford a un Anderlecht que, tras el 1-1 en Bélgica quería dar la gran sorpresa. El conjunto de José Mourinho se puso rápidamente en ventaja por intermedio de Henrikh Mkhitaryan, quien a los diez minutos recibió un pase al medio de Marcus Rashford y colocó la pelota fuera del alcance de Rubén Martínez. El conjunto belga lejos estuvo de bajar los brazos y, tras generar dos oportunidades que requirieron intervención de Sergio Romero, alcanzó el empate a los treinta minutos. Youri Tielemans probó al argentino desde afuera del área y éste respondió con ayuda del travesaño, mas nada pudo hacer en el rebote porque Sofiane Hanni estuvo presto para aprovecharlo y poner el 1-1. Desde entonces el partido pasó a tener un signo de interrogación importante, puesto que si bien el United hizo el gasto al tomar la iniciativa, dejó espacios atrás que Anderlecht pudo haber aprovechado tanto en el primer tiempo como en el segundo. Lo tuvieron tanto Rashford como Zlatan Ibrahimović, pero el marcador no se quebró y encima los de Mourinho recibieron un gran golpe justo antes del final del encuentro. La rodilla de Zlatan no aguantó un mal movimiento del sueco y éste debió salir reemplazado, en lo que se teme sea una lesión de gravedad.

El United pasó a semis en el alargue, pero es muy probable que deba afrontar lo que resta de la campaña sin Zlatan, su puntal. (Foto: AFP)

Pese a esto, el local continuó yendo a buscar ese gol que rompiera la igualdad durante el alargue ante un rival ya algo desgastado y, faltando diez minutos para los penales, lo consiguió. A Rashford le quedó un balón dentro del área y, tras acomodarla para su zurda con un gran movimiento, venció a Rubén con un remate bajo. Victoria agónica y semifinales para unos Red Devils que no alcanzaban esa instancia desde 2011, cuando bajo la tutela de Alex Ferguson llegaron a la final de esa edición de la Champions League en la que cayeron ante el Barcelona de Pep Guardiola, Lio Messi y compañía. Ahora Mourinho y sus dirigidos tendrán la presión de, como candidatos, llevársela para además asegurar su presencia en la próxima Liga de Campeones, uno de sus objetivos.

El Celta del argentino Eduardo Berizzo hizo historia y se colocó por primera vez en una semifinal de competencia europea. Tras el 3-2 ante el Genk en Balaídos, el elenco del Toto pudo sostener la compostura en el KRC Genk Arena y se llevó un 1-1 que le dio el pase a la siguiente fase. Luego de un primer tiempo parejo donde el visitante fue más incisivo en ataque fue Pione Sisto, el nacido en Uganda que representa a Dinamarca, quien puso en ventaja a los gallegos a los dieciocho minutos del segundo tiempo. El extremo arrancó en la izquierda, se fue de un par de rivales y sacó un violento derechazo que fue imposible para el arquero Marco Bizot. Sin embargo, el conjunto albiazul logró contestar a los cinco minutos a través de Leandro Trossard, que se internó en el área visitante y acomodó la pelota contra el segundo palo de Sergio Álvarez. Igualmente esto no les alcanzó a los belgas y fue Celta quien terminó festejando su histórica clasificación a semis. Con ella, los de Berizzo se han ganado también el derecho a soñar con extender la hegemonía española en la competencia, tras el tricampeonato de Sevilla.

El grito eufórico de todo Celta es una realidad. Guiados por Berizzo, los gallegos alcanzaron una semis europeas por primera vez en la historia. (Foto: @RCCelta)

En un ardiente Vodafone Arena -para nada exento de los incidentes del partido de ida- tuvo lugar la única llave de cuartos de final que debió esperar a los penales para definirse. Y es que Beşiktaş logró emular el 2-1 conseguido por su par de Lyon durante los noventa minutos reglamentarios para forzar un emotivo alargue. Luego de un comienzo de partido en el que ambos tuvieron chances para abrir el marcador, el primer tanto del juego llegó justo antes de la media hora de juego. Y el que se puso 1-0 fue el local mediante el brasileño Anderson Talisca, quien tras recibir un pase de Oğuzhan Özyakup dentro del área, se giró y acomodó el balón contra el palo derecho de Anthony Lopes. Sin embargo, a los treinta y cuatro llegó la respuesta de los franceses. El capitán Maxime Gonalons y Alexandre Lacazette tiraron una gran pared que el atacante definió a pura jerarquía por encima de la salida de Fabricio. Pese al empate de Les Gones, que luego tuvieron un remate en el poste de Lacazette, los turcos no se rindieron e iniciaron la segunda parte generando un par de oportunidades claras, lo que a la postre les permitió volver a ponerse arriba.

Esta vez un centro desde la izquierda de Adriano Correia encontró una nueva aparición del joven Talisca, esta vez anticipando de cabeza por el segundo palo. A partir de ahí el encuentro fue vibrante y mantuvo la incertidumbre hasta el final. Beşiktaş contó con un centro envenenado de Ricardo Quaresma que dio en el palo y luego Ryan Babel malogró, mientras que Lyon estuvo a punto de ganarlo en el final mediante una escapada de Lacazette que el atacante francés culminó estrellando un zurdazo violento contra el travesaño. Tras el alargue llegaron los penales, y luego de seis ejecuciones magistrales por lado llegó la parada de Lopes a Duško Tošić, lo que le dejó a Christophe Jallet la chance de definir y poner a los franceses en semifinales. El lateral, sin embargo, envío la pelota a las nubes y le dio una chance más a los turcos, que sin embargo Matej Mitrovic no supo aprovechar al patear un débil penal que Lopes volvió a contener para disfrazarse de héroe. La responsabilidad le quedó a Gonalons, que no tuvo dudas y logró meter a Lyon en semifinales de una competencia europea tras siete años.

Anthony Lopes se lució en los penales -aquí, en el primero de ellos ante Tošić- y permitió que su Lyon pueda atravesar el infierno turco para llegar a semifinales. (Foto: Reuters)

La última historia nos lleva al Veltins Arena, donde una remontada que parecía consumada por parte de Schalke, tras perder 0-2 en la ida ante Ajax, finalmente quedó trunca por una arremetida final de los holandeses. Tras un 0-0 en la primera mitad, algo injusto debido a que el dueño de casa había hecho méritos para ponerse arriba, el cuadro oriundo de Gelsenkirchen logró la ventaja a los ocho del complemento. Leon Goretzka condujo un rápido ataque, se combinó con Guido Burgstaller y el delantero austríaco le sirvió un gran pase al espacio para que el volante ponga el 1-0 mediante un fuerte derechazo. Solamente tres minutos después llegó un 2-0 que desestabilizó completamente al equipo holandés. Un desborde de Sead Kolasinac encontró a Burgastaller, quien vulneró la resistencia de André Onana con un potente zurdazo. Para peor en el visitante, Joël Veltman fue expulsado a diez minutos del final por doble amonestación, por lo que los holandeses debieron resistir para llegar al menos al alargue. En ese tiempo suplementario, un Schalke más entero consiguió romper la paridad a los once minutos. Un nuevo desborde de Kolasinac encontró la cabeza de Daniel Caligiuri, que desató lo que hasta ahí era locura en el Veltins Arena.

No obstante, la segunda parte de la prórroga mostró una sorprendente levantada de los neerlandeses de la mano de Nick Viergever, su lateral izquierdo –y lógicamente, un protagonista impensado del duelo-. El ex AZ Alkmaar se mandó al ataque y sorprendió a la defensa de los Mineros con un gran zurdazo tapado por Ralf Fährmann. El golero, sin embargo, nada pudo hacer en la siguiente jugada en la que Viergever recibió un centro y, tras un mal control, tuvo la fortuna de que un rechazo de Matija Nastasić le rebotara y fuera a parar adentro del arco. El increíble resurgir visitante terminó de materializarse en el último minuto, cuando Hakim Ziyech condujo y vio libre en la izquierda a Amin Younes, que se hamacó hacia el centro y sentenció la historia con un derechazo que Fährmann no pudo despejar. Épica victoria para un Ajax que alcanza su primera semifinal europea en veinte años, tras aquella ante Juventus en 1997 por Champions League. El más que joven plantel del club más ganador de Holanda quiere renovar la mística de los Godenzonen para que el fútbol de los Países Bajos vuelva a sentirse ganador luego de largos años sin figurar en Europa.

Todo Ajax festeja una reacción tan fuerte como inesperada, así como la vuelta a semifinales tras casi 20 años del elenco holandés. (Foto: Uefa.com)

Foto destacada: Uefa.com


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*