EPL: El City desató el delirio en la agonía del partido

Los de Pep ganaron con el último aliento y mantienen los 8 puntos de distancia sobre sus archirrivales citadinos. Un Arsenal de goles disparó sobre unas gaviotas que no pudieron con el perfume francés. Los “Blues” usaron la cabeza para mantener el tercer puesto. A los “Reds” les faltó uno para ser Beatles, aunque los verdaderos 4 de Liverpool fueron más dulces que un “Toffee” y cantaron “Hey, Roon”.

Manchester City consiguió un postrero triunfo 2-1 sobre Southampton y conserva su paso arrollador. Entre UCL y Premier League, son 12 victorias consecutivas (apenas 1 empate ante Everton).

Tremendo andar para los dirigidos por Guardiola, que muestran partido tras partido su ADN de fútbol en estado puro y esa cuota de carácter cuando es necesaria.

En el Etihad avisaron los locales con un lejano remate de Fernandinho, que salió apenas ancho por el vertical derecho de Ben Foster. Los de Mauricio Pellegrino respondieron con una pelota detenida y casi convierten el primero: tiro de esquina de Nathan Redmond y Maya Yoshida peinó el balón para que Wesley Hoedt dijera que sí con la cabeza. Pero el travesaño le negó el grito al holandés.

Otra vez lo tuvo Fernandinho, pero Foster estuvo atento y rechazó la pelota al córner. De ese tiro de esquina jugaron rápido para un desborde de Kevin De Bruyne y un posterior centro en dirección a Nicolás Otamendi, pero al ex Vélez Sársfield la pelota le quedó alta y su cabezazo se fue por encima del horizontal.

Los “Saints” volvieron a lastimar con los balones quietos y nuevamente un córner llevó peligro sobre la valla defendida por Ederson. Ejecutó Redmond y Virgil Van Dijk la bajó para Yoshida, pero el nipón le erró al arco y la mandó a Okinawa.

Sin embargo, lo irónico es que los “Citizens” sí pudieron inaugurar el score con una pelota parada. Centro muy cerrado desde la izquierda por parte de De Bruyne y Van Dijk en su intento por rechazar se mandó un autogol en el primer minuto del complemento.

Pudo liquidarlo Gabriel Jesús con una incursión por izquierda y posterior remate al segundo palo, pero la caprichosa se fue apenas ancha. Y el visitante aprovechó esa vida de más que le quedaba.

Es que a los 75´, un envío sobre el área por parte de Ryan Bertrand tuvo un magnífico control de Sofiane Boufal, para luego llegar al fondo y mandar el centro atrás. Oriol Romeu le dio con precisión y sorpresa para las 53.400 almas presentes.

Pero los grandes mueren de pie y con la suya: la idea del fútbol total no se iba a resignar jamás pese a que la desesperación indicase que “hay que llenar de centros el área enemiga”. Iban 95 minutos de partido y el Manual de Estilo Guardioleano siguió con el culto al toque y la posesión.

Raheem Sterling la entretuvo por la izquierda y buscó un hueco para el remate. Al no encontrarlo, combinó con De Bruyne, quien hizo lo propio pero abortó la misión. El belga le devolvió la pelota a Sterling y el nacido en Kingston estuvo más relajado que Jimmy Cliff y sacó “Ese rebelde que hay en mí”: precioso y bien colocado remate de derecha que viajó más rápido que una bala y no pudo ser alcanzado por Foster, pese a su elástico vuelo. Golazo por concepción, ejecución y – sobre todo – por mantener la cabeza fría en haras de un estilo insoslayable.

Arsenal rememoró viejas épocas y aplastó 5-0 a Huddersfield en el Emirates Stadium. Un arranque furioso y una ráfaga de 3 goles en 4 minutos fueron suficientes para celebrar el tercer triunfo liguero en fila.

A los 3 minutos de partido un gran pase de Aaron Ramsey fue conectado por Alexandre Lacazette, para gritar su séptima conquista en el presente certamen.

La Escuela de Arsenio rindió su mejor examen a los 68´, con un gol que fue un poema. Toque y devolución, pelota al piso y cabeza levantada para ubicar a un compañero, fueron las virtudes del segundo gol de los “Gunners”, gestado por Mesut Ozil y concretado por Olivier Giroud, con un sutil pase a la red.

Pasó un minuto de esa maravilla y el niño ídem tenía que hacer su aparición. Alexis Sánchez le dio de volea a un envío de Ozil y decretó el 3-0 parcial.

A los 72´, Mesut merecía imprimir su sello de calidad y tras una perfecta cesión de Ramsey picó la pelota por sobre la salida del arquero Jonas Lössl, y así pasar para el cuarto a las “Gaviotas”.

La generala la consiguió Giroud a los 87´, cuando se interpuso a una linda jugada personal de Sead Kolasinac y metió un potente zurdazo para completar su doblete.

Chelsea se impuso 1-0 a Swansea City en Stamford Bridge y ganó 5 de sus últimos 6 juegos domésticos. El campeón sigue de pie y mantiene el tercer puesto de la clasificación. mientras ya abrochó el pase a octavos en la UEFA Champions League.

En el minuto 55, Antonio Rüdiger metió la cabeza donde pocos se animan a poner la pierna y corrigió la trayectoria de un fortísimo disparo de N´Golo Kante, que se iba ancho por el segundo palo. Segundo tanto del central alemán con la camiseta de los “Blues”, ya que había tenido su bautismo de gol ante Everton, por la Copa de la Liga.

Y precisamente los “Toffees” volvieron a endulzarse bajo la atenta mirada de Sam Allardyce, su nuevo entrenador, en las tribunas. Everton goleó 4-0 a West Ham United en Goodison Park y recuperó la confianza.

Tras el despido de Ronald Koeman y el interinato de David Unsworth, los “Blues de Merseyside” coqueteaban con el peligro y necesitaban a un especialista en cuestiones de salvación. Y “Big Sam” está curtido en evitar el drama del descenso, ya que evitó la debacle de todo equipo al que entrenó.

Dentro de la cancha el que se sintió a gusto fue Wayne Rooney, quien vivió su segunda juventud con un triplete inolvidable. A los 18´ fue el encargado de ejecutar un penal que Joe Hart le cometió al joven Calvert-Lewin, pero el guardavallas inglés contuvo su remate. Eso sí, el rebote le quedó al “Baby”, quien metió la cabeza y quebró el cero.

Diez minutos más tarde, un centro rasante de Jonjo e Kenny fue capturado por el segundo palo por el propio Rooney y Everton sacó 2 de diferencia.

Los “Hammers” tuvieron la chance de achicar la brecha desde los 12 pasos, con una falta de Ashley Willimas sobre Diafra Sakho dentro del área. Pero Jordan Pickford le adivinó la intención a Manuel Lanzini y evitó la caída de su arco.

Rooney completó su mágica noche con un gol de antología. El reloj marcaba 66 minutos cuando Joe Hart salió lejos de su arco a cortar un largo pelotazo de la defensa local. Wayne estuvo más que astuto y decidió rematar desde casi 70 metros, para ubicar la pelota por encima de la línea defensiva y adentro del arco desguarnecido. Un verdadero golazo.

La rúbrica del resultado fue obra de Williams, quien ganó en las alturas y cabeceó al gol un tiro de esquina de Gylfi Sigurdsson, en el minuto 78.

Liverpool cantó muy bien fuera de casa y venció 3-0 a Stoke City en el Bet365 Stadium. Sólida performance de los muchachos de Jürgen Klopp, que treparon al quinto puesto de la tabla.

Sadio Mane adelantó a los “Reds” a los 17´, tras recibir un pase de Dominic Solanke y picar el balón con categoría por sobre el cuerpo del guardavallas Lee Grant.

El triunfo se hizo faraónico, con 2 apariciones letales de Mohamed Salah. A los 77´, el delantero egipcio empalmó de volea un buen desborda y mejor centro de Mane, para elevar la cuenta a 2.

Y a los 83´, aprovechó un yerro defensivo de Erik Pieters y encaró solito y solo hacia el arco de los “Potters”, para ajusticiar a Grant y sellar el 3-0 definitivo.

Cuidado con los “Clarets”, que se arriman en silencio. Burnley doblegó 2-1 a AFC Bournemouth de visita por el Vitality Stadium y se ubican en el sexto lugar de la clasificación. Cuarto éxito fuera de casa para los comandados por Sean Dyche, que mantienen la ilusión de una inédita clasificación continental.

A los 37´ se rompió la paridad con un buscapié de Robert Brady que se desvió en un defensor y le quedó servido a Chris Wood, para su cuarto gol en el campeonato.

Brady tuvo su premio a los 65´, cuando se animó con un zapatazo desde afuera del área que dejó sin respuestas al arquero Asmir Begovic y se transformó en el 2-0.

El noruego Joshua King recogió una pelota suelta en el área de Burnley tras un remate de Jermain Defoe y maquilló un poco la derrota con el descuento a los 79´.

(Fuente: Premier League Twitter)

(Foto Principal: OptaJoe)

 


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el “Guerin Sportivo” o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y – si estaba aburrido – Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*