El Toro quedó lejos

Chicago le remontó dos goles a Gimnasia de Jujuy y rescató un punto sobre la hora, pero el empate lo deja prácticamente afuera de la pelea por el segundo ascenso: quedó a nueve de Chacarita y en la próxima tiene fecha libre. 

Chicago quería seguir soñando con la chance de pelear por el segundo ascenso pero, aunque metió una gran remontada para empatarle en Jujuy a Gimnasia 2-2, el punto lo termina bajando de la pelea por el regreso a Primera ya que, a cinco fechas del final (en la próxima los de Mataderos quedan libres), quedó a nueve de Chacarita, el primer escolta del líder Argentinos. Si bien matemáticamente sigue vivo, las chances reales parecen lejanas.

Gimnasia parecía resolverlo fácil en el primer tiempo cuando aprovechó al máximo sus oportunidades y sacó dos de ventaja con los goles de Sebastián Sánchez (de cabeza tras un centro de Morales desde la derecha) y Luis Vila (cuyo remate se desvió en Sainz y se le metió al Oso Sánchez). El propio delantero del Lobo pudo ampliar la cuenta en el arranque del complemento, pero el travesaño se lo negó.

Ese fue un punto de inflexión para el Torito, que rápido descontó a través de un penal del inoxidable Gomito Gómez y de ahí en más tomó confianza para ir a buscar el empate, que llegó sobre el final del juego a través del ingresado Brito, en una acción polémica donde los locales reclamaron posición adelantada.

El partido se picó luego del empate de Mataderos: se sucedieron los encontronazos entre los jugadores y hasta se metieron los técnicos. Celiz se fue expulsado por agredir a Gonzalo Vivas y, minutos más tarde, Brito le siguió los pasos en la visita.

 

Con el tiro del final

Martín Prost clavó un golazo en la última jugada del partido para sentenciar el 2-1 de Juventud Unida frente a Instituto y de esta manera salió del descenso. 

Los malos resultados del Decano a lo largo del campeonato lo condenaron a sufrir de lo lindo en el final para tratar de zafar y evitar bajar al Federal A. Por eso, cada resultado positivo que obtiene es una victoria doble y desde la llegada de Javier Osella al banco consiguió una mejoría (dos victorias, un empate y una derrota) que ilusiona a los hinchas con quedarse en el Nacional.

Hoy, venció a uno de los conjuntos de arriba en un partido para el infarto, donde ocasiones no sobraron y los tres puntos se quedar en Gualeguaychú con la última jugada. La pelota estuvo casi todo el encuentro en el medio y pocas veces se acercó a las áreas, prueba de ello que los tres goles hayan llegado de pelota parada.

Promediando la primera mitad, Matías Nizzo bajó a Renzo Tesuri a un metro del área que metió un buen tiro libre que, desvío previo, Alexis Blanco la empujó sobre la línea. Pero la alegría local duró poco, Lucas De León salió tarde a achicar a Facundo Castelli, lo tocó en el área, penal para Instituto y Paulo Rosales lo cambió por el 1-1.

En la segunda parte, todo parecía indicar que el resultado no se movería y que no iba a quedar otra que repartir puntos pero Emiliano Endrizzi le cometió una falta infantil a Paolo Impini sobre el final y, en la ejecución del tiro libre, Instituto marcó muy mal: Martín Prost quedó solo sobre el segundo palo y con una tijera hermosa selló el 2-1 final para el delirio de todo el pueblo decano.

 

 

 

 

 


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*