El Golpe del Lobo Furioso

Juventud Unida derrotó por 3 a 0 a Puerto Nuevo en el estadio Ciudad de San Miguel un partido perfecto y sin sobresaltos donde Carrozzino y Valenzuela comandaron un triunfo clave.

La mejor actuación de Juventud Unida en lo que va del año llegó en un momento realmente apropiado, con dos triunfos clave el Lobo Rojo se posicionó de cara al reducido y tomó mucho aire de cara a lo que viene.

El encuentro encontró un arranque calmo, primero con situaciones casi nulas y poco para rescatar, pero después de los 25 minutos de la primera parte el local fue el más profundo y empezó a hacerle sentir el rigor al portuario. Primero un cabezazo de Javier Graieb tras un corner de Alexis Valenzuela. Poco a poco el juego por los costados se volvía una de las claves con Hernan Carrozzino como principal arma de ataque, un cambio de frente del voante encontró a Miguel Acuña que quedó mano a mano frente a Leandro Bonnet pero el uno se quedó con el remate y el grito de todo el banco del debutante Juan Steimbach.

El final de la primera etapa tuvo de la mayor emoción con el Lobo Rojo apretando con todo lo que tuvo una jugada clarísima por la derecha que derivó en un centro que bajó Carrozzino para Acuña que remató de frente al arco pero se topó con la aparición milagrosa de Nahuel Benegas para salvar en la linea a su equipo.

Ya en la segunda mitad la historia fue definiéndose desde el pitazo de arranque, a los 30 segundos Carrozzinó desbordó por la izquierda y Gonzalo Leizza lo derribó para que el árbitro marcara el claro penal. Fue Alexis Valenzuela quien se hizo cargo de la pena máxima y no falló para el 1 a 0 inicial a los 2′.

Tras el gol Valenzuela se volvió el eje del equipo manejando los tiempos y ayudando en la tenencia de la pelota , mientras que Hernan Carrozzino lastimaba cada vez que picaba al vacío por izquierda, así fue que lo encontraron a para una corrida tremenda y un mano a mano que tapó el arquero Bonnet pero dio un rebote que el mismo Carrozzino cabezeo para el 2 a 0 y el delirio de toda la tribuna rojiblanca.

El entrenador Carlos Pereyra metió mano en su equipo para buscar el descuento pero los espacios que aparecieron en la linea de fondo, así tras un ataque fallido Valenzuela comandó la contra hasta la linea de fondo y tiro el centro al corazón del área para la tranquila aparición de Carrozzino que no tuvo que saltar para meter la cabeza y marcar el 3 a 0 definitivo y romper una racha de más de un año sin poder marcar tres goles en un encuentro y cerrar la historia a los 26′ del complemento.

Con este triunfo Juventud suma 33 unidades y se ubica septimo y toma más aire pensando en clasificar al reducido mientras que Puerto Nuevo esta octavo con 30 puntos y empieza a complicarse teniendo en cuenta la levantada de algunos equipos de la zona baja de la tabla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*