#GranDT: El Gato y una campaña de ensueño

Nunca Guillermo Brown de Puerto Madryn estuvo tan cerca de la Primera División como hace 3 años. La temporada 2016-2017 con infinitas 46 fechas lo tuvo al conjunto patagónico con un protagonismo inusitado que lo llevó a ser puntero durante buena parte del torneo y en el cual quedó a las puertas de subir a la máxima categoría del fútbol argentino. Mucho tuvo que ver en esa inolvidable campaña Gastón “El Gato” Esmerado, que daba justo sus primeros pasos como entrenador. “Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”, diría Julio Cortázar y el vínculo de los chubutenses y Esmerado parece ratificarlo.

Tras aquel 2011-2012 en el que La Banda había pisado por primera vez la B Nacional y descendido rápidamente (no sin antes conquistar un mágico empate en el Monumental ante River), los de Madryn lograron el operativo retorno en 2015 tras ganar el Federal A. En su regreso otra vez sufrieron a lo grande: fueron a Promoción y se quedaron tras ganarle a Gimnasia de Mendoza en la cancha de Argentinos Juniors por penales. Ya en 2016 hubo mejoras. El primer torneo del año, que fue corto, lo tuvo en el 8vo lugar de 22. El segundo, con un escenario de longitud extrema (46 fechas, el “Championship” local), lo encontró al club de Chubut con un arranque irregular: 2 victorias y 3 derrotas que llevaron a la renuncia de Gabriel Gómez, el entonces DT. Y en eso llegó el Gato tras un breve interinato en el partido con Gimnasia de Jujuy en el Norte que terminó 0 a 0.

El puntapié inicial no podía ser mejor: se daría en la fecha 8 – la 7 se postergó – frente al futuro campeón: 2 a 0 en el Diego Armando Maradona contra Argentinos Juniors. Y en la fecha 14 el asalto a la punta con una victoria de visitante frente a Douglas Haig 2 a 0. Una punta que duraría hasta la fecha 25 y que incluiría 7 victorias consecutivas que se cortaron en el último encuentro del 2016 en José Ingenieros 1 a 0 ante Almagro.

La carta de despedida de Gastón Esmerado a la gente de Guillermo Brown donde dejó un recuerdo inolvidable.

El 2017 iba a ser más complejo, pero el protagonismo seguiría intacto durante casi toda esa mitad (que fue más larga porque incluyó 26 fechas vs 20 del 2016). Empate con Central Córdoba, derrota con Chicago, victoria ante Boca Unidos en Corrientes y empate en Mendoza con Independiente Rivadavia. Fue un marzo duro y en la fecha 26 con el empate en 0 contra Flandria en el Carlos V, Argentinos Juniors pasó a ser el líder, un lugar que no abandonaría jamás. Sin embargo, ascendían 2 a Primera y Brown intentó sostener ese lugar en pos de ese objetivo glorioso.

La gran disputa se dio con Chacarita ante un Bicho que se alejaba e iba a salir campeón con 11 puntos de ventaja. En la fecha 33 se cruzaron en el Conti y Guillermo Brown dio una muestra de autoridad con un gran 3 a 0 – una curiosidad es la impresionante paternidad de Brown con Chaca con 7 victorias en 9 encuentros – con 2 de Román Strada y 1 de Tobías Figueroa que, con 21, sería el 2do goleador del campeonato detrás de los 30 de Rodrigo Salinas. Todo parecía acomodarse más allá de que los resultados previos indicaban algunos vaivenes.

Después de allí vendrían 2 victorias consecutivas y un total de 3 triunfos y 4 empates. Sin derrotas, La Banda igual perdería el 2do lugar ante un Chacarita que avanzaba y en la fecha 41 ganó y aprovechó la jornada libre de los patagónicos para sacar 1 punto de ventaja. Era una lucha despiadada.

En la anteúltima jornada de una pelea cuerpo a cuerpo se inclinó un poco más: en Santiago del Estero Brown tropezó contra Central Córdoba y Chacarita empató 1 a 1 con Chicago en Mataderos para llegar a la última con 2 de ventaja. Allí el Funebrero de Coyette recibiría al súper campeón Argentinos y La Banda tendría que enfrentar a Boca Unidos en casa.

Sería una definición angustiante en la que ninguno de los dos ganaría, pero el festejo sería todo del conjunto de San Martín. Fue todo desazón en Madryn, pero también el reconocimiento de una campaña única: 20 victorias, 15 empates y 9 derrotas para terminar en un tercer lugar inédito. Nunca había estado tan cerca de la máxima categoría y en eso mucho tuvo que ver Gastón Esmerado. El Gato viviría un debut inolvidable como entrenador y en Brown lo siguen añorando.


Sebastián Tafuro

Acerca Sebastián Tafuro

ver todas las publicaciones

Soy Sebastián Tafuro (@tafurel), tengo 35 años y creo que lo más lindo del mundo es escribir. Ponerle palabras a todo aquello que merezca ser contado o que al menos nos interese contarlo a nosotros. En ese sentido una frase de cabecera es una que me dijo Ezequiel Fernández Moores en una entrevista y me conquistó: “El deporte es una herramienta para contar historias”. Hoy es la insignia de un proyecto que intitulé La Pelota Siempre al 10 (@siemprealdiego en TW). Y acá en este lindo espacio del Rincón les contaré sobre la Liga de España y sobre las andanzas de Guillermo Brown de Puerto Madryn en la Primera Nacional. Abrazo de gol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*