“Descafeinado” debut

La Selección japonesa derrotó 2-1 al combinado “cafetero”, los dirigidos por José Néstor Pekerman no se repusieron de la expulsión temprana de Carlos Sánchez y cayeron en su primer compromiso en este Mundial.

Rodó la esférica en el Estadio Mordovia Arena, ahí se vivió el primer compromiso del Grupo H; donde midieron fuerzas “nipones” y “cafeteros”. Desde el primer minuto se evidenció la propuesta del conjunto japonés, que saltó al terreno de juego a proponer, a buscar la posición de la esférica y a no esperar a Colombia; por lo que la presión alta no se hizo esperar.

Entre tanto, la Selección Colombia se vio nerviosa, ansiosa e incluso imprecisa; producto de la presión con la que Japón salió a jugar, situación que generó a los tres minutos de juego un error en la zaga del elenco colombiano. Davinson Sánchez perdió el pulso en marca contra el delantero Yuya Osako, quien remató pero el guardameta David Ospina evitó la caída de su arco en esta acción. La jugada continuó producto del rebote que dejó el cancerbero; en el área apareció Kagawa y disparó nuevamente a puerta, pero en el camino se atravesó Carlos Sánchez, el volante central cortó la trayectoria del balón que iba al arco con su brazo, acción que el central no dudó en decretar como pena máxima y que le costó la expulsión al jugador colombiano dejando, desde muy temprano, con diez hombres a la “Tricolor”.

Frente a frente Kagawa contra Ospina, el volante ofensivo del Borussia Dortmund fue el encargado de cambiar la pena máxima por la primera anotación para el elenco japonés colocando la esférica al centro de la portería, cuando ya el portero se había jugado hacía un costado.

Arriba en el marcador y con la ventaja de contar con un hombre más, Japón jugó con la necesidad de Colombia, que debió salir a buscar la paridad haciendo un esfuerzo extra puesto que con inferioridad númerica debió cubrir más terreno para evitar sorpresas en una salida rápida por parte de los japoneses.

Los dirigidos por Pekerman no bajaron los brazos y con más voluntad que con ideas se fueron en busca del ansiado gol para emparejar la serie. Pero las imprecisiones a la hora de entregar la pelota, sumado al nerviosismo que se evidenció en los centrales y en la zaga, hicieron que el trabajo en colectivo fuera mucho más complejo.

Uno de los hombres más sacrificados a lo largo del duelo fue el capitán de Colombia, Radamel Falcao García, el “Tigre” tuvo que abandonar su posición habitual y tirarse unos metros más atrás para apoyar en defensa, haciendo que sus recorridos entre una posición y otra fuese más extenuante. Pero fue precisamente gracias al trabajo del 9 que se gestó la acción de la paridad, una falta que el atacante samario buscó fuera del área del seleccionado japonés terminó siendo sancionada como tiro libre, el encargado del cobro fue Juan Fernando Quintero, quien definió al ras de piso haciendo que la esférica pasara por debajo de la humanidad de la barrera “nipona”, acción que tomó por sorpresa al portero Kawashima que sacó la pelota luego de que la misma cruzó la línea de gol.

La anotación fue un bálsamo de tranquilidad y respiro para los “Cafeteros”, que debieron doblar esfuerzos para alcanzar la paridad, misma con la que acabaron la primera etapa, con mucho por replantear se fueron al entretiempo.

Para la etapa final, Colombia trató de corregir los errores en marca cometidos durante la primera parte, pero la expulsión de un hombre importante en zona medular y la anotación temprana no permitió que los “Cafeteros” se sacudieran del letargo en el que se sumió el equipo.

La reacción nunca llegó y, con más ganas que con ideas claras, Colombia trató de ampliar el marcador y equilibrar la balanza a su favor, pero al frente tuvo a un Japón ordenado, rápido, que careció de contundencia para vulnerar a la permeable zaga colombiana.

Japón sin mucho esfuerzo logró llegar en un par de ocasiones generando riesgo en el área custodiada por el portero David Ospina, que respondió cuando se le exigió. Pero la constante fue la misma, errores en la zaga, pasividad en las salidas, y poca comunicación entre los jugadores fueron una bomba de tiempo que explotó a los 72 minutos. Tiro de esquina, pelota justo sobre la cinco con cincuenta y la indecisión de Santiago Arias para despejar la esférica permitió que Osako le ganara la espalda al lateral colombiano, para finalmente de cabeza vencer la resistencia del portero colombiano.

Colombia se acordó de cómo jugar al fútbol sobre la agonía del juego, donde generó opciones con James Rodríguez, Carlos Bacca y Radamel Falcao. Acciones que fueron infructuosas, ya que finalmente no  se logró empatar el marcador.

Resultado final 2-1 a favor de Japón, que dejó al conjunto “nipón” como líder parcial del Grupo H, logrando la primera victoria de un equipo asiático sobre un equipo sudamericano en un Mundial. Por su parte Colombia deberá corregir los errores mostrados en este debut para el olvido, si es que desea continuar con chances de acceder a la siguiente fase del Mundial.

En la próxima jornada, Japón se medirá ante Senegal y Colombia recibe a Polonia, ambos encuentros serán el domingo 24 de junio.

 

Síntesis: 

Colombia: Ospina, Arias, Sánchez, Murillo, Mojica, Lerma, Carlos Sánchez, Cuadrado, Quintero, Izquierdo, Radamel Falcao García.

DT: José Néstor Pekerman.

Japón: Kawashima, Sakai, Yoshida, Shoji, Nagatomo, Shibasaki, Hasebe, Haraguchi, Kagawa, Inui, Osako.

DT: Nishino

Cambios: Cuadrado por Barrios, Quintero por James Rodríguez e Izquierdo por Carlos Bacca. (Colombia)

Kagawa por Honda, Shibasaki por Yamaguchi y Osako por Okazaki. (Japón) 

Amonestados: Carlos Sánchez, James Rodríguez y Barrios. (Colombia)

Kawashima. (Japón) 

Goles: Quintero. (Colombia)

Kagawa y Osako. (Japón) 

 

Imagen destacada: diario jornada.com

Fotos: El nuevo diario.com
La republica.com
Goles colombianos.com

 

 

 

 

 


Steven Cardona Roldan

Acerca Steven Cardona Roldan

ver todas las publicaciones

Soy un Comunicador apasionado por lo que hace, seguro, convencido de que vale la pena arriesgarse por lo que se desea. Nací en Colombia y actualmente resido en la bella Santiago de Cali. El periodismo deportivo llegó a mí vida sin buscarlo, por lo que hoy me siento honrado y feliz no solo de poder ejercer esta linda profesión, sino también de hacer parte de la familia del Rincón del fútbol. Mi función es informar sobre todo lo que ocurre en la Liga Águila y sobre la participación de los equipos de mí país en certámenes internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*