Apuntado

Daniel Angelici es uno de los blancos de mayor critica en el Xeneize. Más allá del balance económico, no pudo cumplir con su promesa de gloria internacional. Y River fue su calvario.

En Boca siguen los ecos por una nueva frustración en la Libertadores y otra vez con el Millonario enfrente. Los seis partidos que le quedan por delante al Xeneize en la Superliga, carecen de interés en la mayoría de los fanáticos de la azul y oro. Es que la esquiva séptima Copa era una vez más el gran objetivo. Y otra vez pasó a ser la gran decepción.

En el club de la Ribera aún se palpa el dolor por la eliminación a manos de River. Dolor, resignación e incertidumbre por el futuro son algunas de las sensaciones que se esparcen en la Boca. Pero además, está la búsqueda de responsables. Y más allá de las críticas a los jugadores y a Gustavo Alfaro, quizás el más apuntado sea Daniel Angelicci.

El presidente del Xeneize finaliza su mandato en diciembre tras dos periodos y dejó en manos Cristián Gribaudo la continuidad del oficialismo que no la tendrá nada fácil: los candidatos de la oposición (Jorge Ameal, José Beraldi, Víctor Santamaría, entre otros), saben que la cachetada copera puede pasar factura.

¿Pero porque la figura de Daniel Angelici despierta tantas críticas en el mundo Boca?. “Renova tu pasaporte que del resto nos ocupamos nosotros”, fue el slogan de campaña del Tano allá por 2011 que le sirvió para derrotar a Jorge Amor Ameal, por entonces mandamás del Xeneize. Angelicci luego logró la renovación en 2015.

Ese slogan (y el apoyo de Mauricio Macri) fueron claves para el triunfo de Angelicci. Los hinchas de Boca estaban acostumbrados a codearse con la gloria de la Libertadores y luego de 4 años sin alegrías (en 2007 el Xeneize obtuvo la última), esa frase fue un anzuelo muy tentador.

La cuestión es que ese slogan se convirtió en un bumerán para Angelicci. Y es lo que por estos días pone en seria duda la continuidad del oficialismo a partir de diciembre. Hay que ser realista: el hombre relacionado con la industria del juego, transformó a Boca en una marca a nivel mundial. Y logró lo que muchos presidentes de otros clubes envidiarian: superávit y finanzas sanas.

A eso, como bien remarca el mismo Angelici, se le puede agregar el predio de calidad que se inauguro en Ezeiza y los seis títulos obtenidos: Copa Argentina (2), torneos locales (3) y Supercopa Argentina (1). Hasta se dio el lujo de tener a Carlos Bianchi como DT bajo su gestión y de sumar a Carlos Tevez. El único asterisco en este aspecto fue su relación con Juan Román Riquelme.

Quizás este panorama para cualquier presidente implicaría ciertamente elogios. Pero el hincha de Boca exige y mucho. El plano internacional y las derrotas con River son un elemento imprescindible para cualquier evaluación.

Con Angelici al mando, el Xeneize fue subcampeón de la Libertadores 2012 (campeón Corinthians), semifinalista en la Copa Sudamericana 2014 (eliminado por River), semifinalista Libertadores 2016 (perdió con Independiente del Valle), subcampeon Libertadores 2018 (campeón el Millonario en Madrid) y semifinalista de la presente edición donde sucumbió una vez mas ante los de Nuñez.

A esto hay que sumarle la eliminación en octavos de la Libertadores 2015 (el episodio del gas pimienta ante River) y la Supercopa Argentina 2018 donde los de Gallardo festejaron nuevamente en Mendoza.

Demasiado “castigo” para el hincha de Boca que además le reprocha a Angelici cierta pasividad ante la Conmebol (“esta fue una de las mejores gestiones porque crecieron los ingresos y repartieron mas plata entre los clubes”, dijo en alusión al ente presidido por Alejandro Domínguez, a quien el mundo azul y oro vincula con River y de ahí las sospechas por fallos arbitrales y por el uso del VAR) y la política de refuerzos, vistos como de poca jerarquía.

La Libertadores, promesa de campaña de 2011, y la sombra de River le “pegan” de lleno a la figura de Angelici. Dos mandatos, seis títulos, números impecables…pero que no alcanzan. El presidente entenderá ahora como nadie ese otro slogan de una tarjeta de crédito que decía “hay cosas que el dinero no puede comprar…”.

Imagen destacada: Diario UNO


Lucas Blanco

Acerca Lucas Blanco

ver todas las publicaciones

Cuando pense que esto era una etapa pasada y perdida de mi vida, Dios quizo que nuevamente me reencuentre con esta pasion. Y el que entiende de "pasiones" (como bien dice el personaje de Guillermo Francella en el "Secretos de tus Ojos) no la cambia por nada. A lo sumo, la posterga, la oculta, pero siempre esta latente hasta que vuelve a despertar. Y un compañero de trabajo hizo de "despertador". Y aqui estoy junto a la gente del Rincon que con mucha generosidad me abrieron las puertas de este "lugarcito" que es combustible para mi vida. El futbol, el deporte en general. Los tatuajes. Los bichos. Los libros. La musica. Lo nacional y popular. Los codigos. Mis otros pasiones que me convirtieron en este loco enamorado que esta aqui para aportar lo poco sabe pero con muchas ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*