Los que no fueron, y los que todavía se ilusionan

En la última década, Senegal produjo delanteros importantes que han llegado a ser noticia en las principales ligas de Europa. Sin embargo, su aporte no terminó de plasmarse en la Selección y han sido partícipes de varios tragos amargos, incluyendo también cortocircuitos con algún entrenador. Sin embargo, algunos de ellos todavía permanecen activos y con alguna ilusión de estar en Rusia.

En el camino de retorno a una Copa del Mundo se han frustrado algunas generaciones de futbolistas senegaleses, quedando a la sombra de aquel gran plantel del 2002. Pero lo más curioso de este proceso es la cantidad de delanteros con buen presente en ligas como las de Francia o Inglaterra que sin embargo no han podido replicar su producción con los Leones de Teranga y han acumulado una montonera de decepciones con la Selección. No obstante, algunos de ellos ya en el final de sus carreras todavía creen tener chances de subirse al avión y cumplir el sueño de estar en un Mundial. Repasamos a los delanteros más destacados.

Los que no fueron

Souleymane Camara

Fue el jugador más joven de la camada del 2002, pero recién volvió a formar parte activa de la Selección tras la Copa África de 2004. Fue seleccionado con frecuencia durante el fallido proceso clasificatorio para Alemania 2006 y, justo antes, integró el plantel senegalés que alcanzó el cuarto puesto en la Copa África de 2006 disputando cuatro de los seis partidos del equipo. Posteriormente, volvió a tener una larga ausencia hasta luego del Mundial 2010, en el que sus actuaciones en Montpellier lo devolvieron a la consideración del técnico Amara Traoré -ex compañero suyo en Corea-Japón 2002- y el delantero afrontó lo que fue su última etapa activa con Senegal, con participación en el proceso clasificatorio de la Copa África 2012, de la que los Leones de Teranga se fueron rápidamente. Traoré renunció y Souleymane Camara, que unos meses más tarde festejó el título de Ligue 1 con Montpellier, no volvería a ser realmente considerado para la Selección. Su último juego fue el 9 de junio de 2012 ante Uganda para llegar al total de 36 encuentros representando a Senegal, anotando solamente en siete ocasiones. Hoy, a los 35 años, continúa jugando para Montpellier y está a punto de alcanzar los 400 partidos allí.

Camara asomó como un talento importante en sus inicios, pero entre procesos fallidos y entrenadores que no lo consideraron, su carrera con los Leones de Teranga quedó en una promesa. (Foto: Senego.com)

Mamadou Niang

El ya ex futbolista desde 2015 es un integrante del ‘club de los 100 goles’ en Ligue 1, y su buena carrera en el fútbol de Francia con su pico en Olympique de Marsella –obtuvo cuatro títulos en cinco años allí- para luego disputar sus últimos años entre Turquía, Qatar y una corta vuelta a la Segunda División francesa. Hay que decir que, pese a ser parte de varios procesos truncos, Niang es uno de los renombrados que más rindió en la Selección. Su participación activa comenzó en 2003 en un amistoso, y no culminaría hasta el triste fracaso de la Copa África 2012, que lo tuvo como capitán del equipo. Fue parte de la delegación en la Copa África 2004, donde marcó dos tantos y Senegal llegó a cuartos, en el cuarto puesto de la Copa África 2006, en la que acompañó con otros dos goles los últimos coletazos de El Hadji-Diouf, Henri Camara y Papa Bouba Diop -pilares del Mundial 2002-, entre otros, y sufrió junto a ellos la pronta eliminación en la edición de 2008 antes de tomar la posta como uno de los referentes, pero algo inesperado iba a pasar.

Tres temporadas al hilo en Marsella cosechando 20 o más goles -del 2007 al 2010- lo llamaban a ser el hombre franquicia de una etapa nueva de los Leones de Teranga. Sin embargo, Lamine N’Diaye, el técnico en ese momento, prefirió no considerar a un Niang en la mejor forma de su carrera para los partidos de la clasificación a Sudáfrica 2010, que a su vez daban un lugar también para la Copa África de ese mismo año. Pese a los pedidos populares por su presencia y las reiteradas críticas contra N’Diaye, el delantero debió mirar desde afuera como Senegal se quedó afuera de ambas competiciones tras no superar el grupo en la segunda ronda clasificatoria. Este evento que desató la ira de los hinchas, que tras el 1-1 como local ante Gambia que materializó la eliminación, causaron disturbios graves y obligaron a las delegaciones de ambos equipos a quedarse encerrados en el estadio hasta que los incidentes cesaran.

Luego de esa gran decepción y con una Federación contra las cuerdas, Amará Traoré llegó al banco en 2010 para darle a Niang y otros futbolistas de la nueva generación un rol preponderante. Cinco goles en la fase de clasificación para la Copa África de Guinea Ecuatorial y Gabón fueron el aporte del por entonces delantero del Fenerbahçe para que Senegal culmine primero en el grupo por encima de Camerún y llegue a la edición 2012 de la Copa África como un posible candidato. Lamentablemente para ellos, y para Niang -capitán de ese equipo-, la aventura culminó en fase de grupos con tres derrotas y derivó en el despido de un Traoré al que se le achacó un mal armado del plantel y decisiones tácticas erróneas. Con su partida se dio también la renuncia de Niang a la Selección a los 32 años, luego de dejar en claro sus diferencias con el despido del técnico. Fueron 59 partidos y 20 goles para un atacante que fue el centrodelantero que mejor rindió post generación 2002 –es el tercer máximo goleador en la historia de Senegal- pero cuya carrera con la Selección estuvo plagada de frustraciones.

La vida en la Selección fue injusta con un Niang a quien no le permitieron brillar en su auge y que culminó su carrera en Senegal como el capitán de un fracaso en Copa África. (Foto: Sunusport)

Los que todavía quieren revancha

Papiss Cissé

Un delantero que ha llegado a sobresalir en la Premier League luego de un buen paso por la Bundesliga. Allí se encontró con Demba Ba en enero de 2012, luego de llegar desde Friburgo, y ya con una decepción al hombro luego de haberse ido prematuramente de la Copa África 2012 unos días antes. Newcastle fue el pico de la carrera de ambos, pero con la particularidad de que su éxito no fue compartido. En la 2011/12, Ba alcanzó 15 goles en liga antes de la llegada de Cissé y sólo uno compartiendo cancha con él, mientras que el recién llegado atacante se despachó con 13 goles en 14 partidos en unos Magpies que salieron quintos y clasificaron a Europa League. Ba se fue a Chelsea a mitad de la siguiente temporada y en el medio estuvo un desfavorecido Cissé, que jugaba más de extremo que de delantero, y a la hora de volver a ocupar el puesto de ‘9’ tuvo una lesión de rodilla que retrajo mucho su posterior rendimiento.

En la Selección, la historia de Cissé presenta más alegrías que las de Ba. Fue una de las inclusiones propuestas por Amara Traoré en su ciclo, y tuvo una participación muy activa en la clasificación de Senegal a la Copa África 2012, marcando cuatro tantos en cinco partidos en un trío de ataque muy consolidado con Moussa Sow y el capitán Mamadou Niang. Sin embargo, para el momento de la competición Traoré cedió ante el gran estado de forma de Ba, de quien se dijo que presionó para ser de la partida, y lo colocó de titular rompiendo el anterior esquema. Cissé se vio relegado al banco en dos de las tres derrotas senegalesas frente a Zambia, Guinea Eecuatorial y Libia. Aunque siempre ingresó al menos unos minutos, no pudo hacer mucho para evitar la pronta salida de los Leones de Teranga, que derivó en la posterior renuncia de Traoré. Llegó más tarde el corto ciclo de Joseph Koto, bajo el que Cissé fue capitán y en donde los resultados no acompañaron. Debido a una edición inédita de la Copa África en 2013 para evitar la coincidencia con el año mundialista, Senegal tuvo la chance de reponerse rápido y clasificar a esta edición. No obstante, el cuadro africano cayó en segunda ronda frente a Costa de Marfil y el mandato de Koto terminó luego de esa eliminación.

Llegó Alain Giresse para hacerse de las riendas de la Selección y fue en su ciclo que se vieron los últimos goles de Papiss Demba Cissé vistiendo la camiseta de Senegal. Esas últimas actuaciones vinieron acompañadas de un par de decepciones más: a fines de 2013 y pese a pasar sin problemas las primeras dos rondas clasificatorias para Brasil 2014, los Leones de Teranga volvieron a verse en una eliminatoria frente a Costa de Marfil, que los eliminó y consiguió su boleto al Mundial. Cissé, que había aportado cinco goles en esa campaña, retornó en la segunda parte de 2014 tras una lesión de rodilla y pensando en clasificar a la Copa África 2015. Si bien formó parte del plantel, sus minutos se vieron reducidos -pese a una buena mitad de temporada en Newcastle-, sobre todo en el torneo. Cissé jugó solamente 36 minutos en lo que fue otra salida en fase de grupos para Senegal y la posterior destitución de Giresse. Es desde aquel entonces que Cissé no ha sido convocado, con un registro hasta el día de hoy de 17 goles en 37 encuentros. Si bien hoy milita en el Shandong Lueng chino, a sus 33 años no deja de postularse para que Aliou Cissé lo considere para Rusia 2018. Pero no parece algo que vaya a suceder…

Papiss Cissé y un pasaje por la Selección con muchas decepciones pese a sus 17 goles en 37 partidos. Aunque él quiere, será difícil verlo en Rusia. (Foto: Getty)

Demba Ba

El otro de los senegaleses que llegó a resaltar en Premier League tuvo una historia más conflictiva con la Selección. Empezó a estar en la órbita en algunos amistosos en 2009, pero no fue parte del equipo en la fallida clasificación a la Copa África 2010 y al Mundial de Sudáfrica de ese año. Por otra parte, cuando su carrera empezó a despuntar en Hoffenheim, Ba se ganó su lugar en la Premier League. Primero fue West Ham y luego Newcastle, clubes donde el nacido en la ciudad francesa de Sevres se lució anotando 22 goles en el año calendario de 2011. Pese a esto, Ba no era muy tenido en cuenta por Amara Traoré -sólo acumuló 30 minutos en dos de los seis partidos de la etapa clasificatoria, marcando dos tantos-, pero por lo hecho dentro del campo, y un poco también fuera de él -se habló mucho de la presión que ejerció para ser considerado-, terminó por vencerle el brazo al técnico. Como ya fue comentado, si bien Ba logró la titularidad, Senegal no se benefició de ello en la Copa África 2012. Tres partidos, tres derrotas y ningún gol del atacante sellaron una pésima participación, y con la ida de Traoré también empezaron a esfumarse las participaciones de Ba con los Leones de Teranga.

En el ciclo de Joseph Koto, el delantero disputó uno de los partidos de la eliminación ante Costa de Marfil, y pese a tener una buena segunda parte de año recién volvió a ser llamado en marzo de 2013, con Alain Giresse a cargo. Sin embargo, a Giresse no le gustó la performance del por ese entonces delantero de Chelsea y no solamente puso por delante a Papiss Cissé, su ex compañero en Newcastle, sino que no volvería a llamar al delantero hasta dentro de un año. Ba volvió para disputar un par de amistosos internacionales y unos pocos minutos ante Túnez en un duelo de clasificación a la Copa África 2015, pero fue dejado fuera de la convocatoria final para esa competición. La reacción del atacante, que había tenido un buen arranque de temporada en Turquía, fue feroz: “Si hay que analizar el por qué de mi no convocatoria, está claro Giresse es una marioneta y actúa en base a lo que le ordena la Federación”. Tras la dimisión del técnico francés luego de salir tempranamente de la Copa África, Ba recobró esperanzas con la asunción de Aliou Cissé. Sin embargo, el nuevo entrenador lo convocó en su primer partido, allá por marzo de 2015, y desde entonces se ha decantado por otros futbolistas, sugiriendo además tanto a Ba como a Cissé, quienes para entonces habían elegido la liga china, que si querían retornar a la selección debían “volver a una liga competitiva”. El decepcionante recorrido de Demba Ba con Senegal registra 22 partidos y tan sólo cuatro goles. Él, por su parte, se unió al Göztepe turco en enero con la esperanza de tener su lugar en Rusia.

Pese a una carrera bastante laureada en el fútbol europeo, Demba Ba nunca terminó de encajar en Senegal. Espera su última oportunidad en Rusia, pero las chances de que forme parte de la delegación son bajas. (Foto: Getty)

Moussa Sow

Sufrió casi todos los fracasos desde hace poco menos de una década, y aun así es el que más cerca está de subirse al avión para ir a Rusia. Sow no es el más sobresaliente de los delanteros africanos, pero ha labrado una carrera más que digna cuya suma de goles en clubes supera los 150. Campeón de Ligue 1 en 2010/11 siendo goleador del campeonato -fue compañero de un tal Eden Hazard- y una prolífica carrera en Turquía con Fenerbahçe, con una liga y dos copas, son su mayor orgullo. En la Selección irrumpió a fines de 2009, y si bien no fue convocado para los partidos de clasificación que dejaron a Senegal afuera tanto de la Copa África como del Mundial 2010, Sow empezó a tomar importancia en plantel -solamente se perdió dos partidos entre mayo de 2010 y febrero de 2012-. Demostró ser de gran valía para el técnico Amara Traoré, con cuatro goles en la fase de clasificación para llegar a Ghana a disputar la Copa África de 2012. Después, lo que ya se sabe: mal rendimiento del equipo, salida prematura del torneo y despido de Traoré.

Joseph Koto no tuvo en cuenta a Sow más que para el doble duelo ante Costa de Marfil que derivó posteriormente en su despido. El atacante sólo pudo jugar el primero de ellos –derrota 0-2 en Dakar- debido a que para la vuelta una lesión muscular lo dejó afuera. Ya con Giresse en banco, Sow volvió al ruedo para intentar depositar al cuadro senegalés en Brasil 2014, pero una nueva derrota ante los marfileños, esta vez en la tercera ronda clasificatoria, materializó otra decepción para el delantero que participó en todos los encuentros de esa eliminatoria, marcando dos tantos. Pese a esto, el portentoso ariete siguió siendo convocado aunque de a poco empezó a estar ubicado en otra posición o directamente entre los suplentes debido al surgimiento de otros delanteros –Diafra Sakho, M’Baye Niang, Keita Baldé y, sobre todo, Sadio Mané-. Esta vez el objetivo era la Copa África 2015, y él estuvo en tres de los seis partidos de la clasificación, marcando un gol. Igualmente, la actuación senegalesa en Guinea Ecuatorial volvió a decepcionar y debieron emprender la vuelta en fase de grupos al ser superados en su zona por Argelia y Ghana.

Ya sin Giresse, con Sow entrando en la veteranía y tentado por los millones del fútbol catarí, su presencia en la Selección con Aliou Cissé parecía terminada. Luego de jugar el primer partido de la era del entrenador frente a Ghana, el atacante no volvió a ser convocado y todo indicaba que no sería parte de la delegación que clasificó cómodamente a la Copa África 2017 de Gabón. No obstante, Cissé sorprendió con su inclusión a mediados de 2016 en un partido por las Eliminatorias para Rusia, y Sow respondió con un gol ante Cabo Verde. Ese tanto le valió al atacante una nueva presencia en Copa África en enero del año pasado, en la que disputó tres choques y marcó un gol en fase de grupos ante Argelia. Senegal perdió en cuartos ante el campeón Camerún en penales, pero lejos estuvo de decepcionar como en las anteriores ediciones. Y Cissé siguió contando con Sow para la clasificación a Rusia: alternando suplencias y titularidades, el atacante estuvo en todas las convocatorias desde enero de 2017. Se ha vuelto uno de los referentes para el entrenador, por esto él mismo le solicitó que saliera del fútbol catarí y buscase un rumbo europeo si quería tener más chances de ir al Mundial en junio. Fue por esto que en enero de este año Sow ha retornado al fútbol turco para jugar en Bursaspor con la esperanza de integrar la convocatoria como uno de los más veteranos, aportar su experiencia dentro y fuera de la cancha, y de una vez por todas poder disfrutar con la casaca de Senegal.

Sow, el de más perfil bajo, es el veterano activo que más cerca está de ser convocado al Mundial por Cissé. Con casi 33 años, pasó por casi todas las malas de la Selección registrando 15 goles en 45 partidos en ese camino. Ahora va por el Mundial. (Foto: Senbusinet)

 

Fotos destacadas: Modern Ghana y FIFA.com


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*