Sin categoría

Historia viva

La Selección española de fútbol debutó en la edición de Italia 1934, ha acudido a 14 campeonatos, ha faltado en 6 y se consagró por primera vez campeón en Sudáfrica 2010. Desde Argentina 1978 no falta a ninguna cita.

La Roja ha participado en 14 de los 20 mundiales disputados hasta ahora.
Aunque la primera inasistencia a la Copa del Mundo que se llevó a cabo en Uruguay en 1930 parte de una particularidad. A pesar de que Uruguay ofreció hacerse cargo de los gastos, la Federación española argumentó su ausencia debido al largo viaje y los costos del barco que los trasladaría.
Su debut mundialista fue en 1934, en Italia, con un gran equipo en el que destacaban Zamora, Ciriaco, Quincoces, Lafuente, Marculeta, Regueiro, Gorostiza y Lángara.

En cuartos de final se topó con la Selección anfitriona en un partido muy brusco donde el arbitraje perjudicó a la Roja. “La Batalla de Florencia”, así se llamó el duelo debido a la violencia e intensidad del encuentro, el cual terminó 1 a 1; luego Italia terminó venciendo en el partido de desempate por 1 a 0, con un gol de Giuseppe Meazza. Primer round.

España no asistió en el Mundial de Francia 1938. La Selección decidió retirarse de la fase clasificatoria debido a la Guerra Civil. Con la Segunda Guerra Mundial en el medio, el fútbol internacional tuvo un intervalo hasta 1950. Brasil fue el país que albergó el retorno del Campeonato Mundial.
Inolvidable para los españoles por el mítico gol de Zarra a Inglaterra. Los cuatro ganadores de cada grupo jugaron una liguilla final, La Roja fue uno de ellos.
España empató 2 a 2 contra Uruguay en el comienzo de la fase final, luego, la celeste acabaría consagrándose campeón en “El Maracanazo” frente a Brasil.
La Roja, además, cayó 6-1 con Brasil y 3-1 con Suecia por el tercer puesto.

DATO AL PASO

España disputó 59 partidos a lo largo de todas sus participaciones. Tiene 29 victorias, 12 empates y 18 derrotas. El máximo goleador en mundiales es David Villa con 9 tantos.

Tras las ausencias en Suiza 1954 y Suecia 1958, España regresó en Chile 1962. Tenía un gran equipo, con figuras como Luis Suárez, Paco Gento, Joaquín Peiró, Enrique Collar y Del Sol.
Alfredo Di Stéfano, nacionalizado, no pudo participar debido a una lesión que sufrió en un partido previo a la Copa del Mundo. A pesar de ese gran elenco, perdió en la primera fase tras caee 1 a 0 frente a Checoslovaquia y 2 a 1 ante Brasil, que resultó campeona tras ganar precisamente en la final a los checos.

En Inglaterra 1966, España llegaba como la vigente campeona de Europa con el bloque que le había ganado a la URSS en la final de Madrid de 1964. Poseía jugadores de gran potencial como Iríbar, Luis Suárez, Pirri, Adelardo, Peiró, Ufarte, Amancio; aunque nuevamente las ambiciones quedaron en la nada ya que fueron eliminados en primera ronda. Compartió el grupo junto a Alemania, Argentina y Suiza. Fue derrotada por alemanes y argentinos y ahí acabó su participación.

España no clasificó a México en 1970 ni a Alemania en 1974. Argentina 1978 sería el regreso y desde ahí, jamás faltaría a otro campeonato. 
Tras una clasificación no apta para cardíacos en un partido frente a Yugoslavia, donde Rubén Cano anotó el gol de la victoria para La Roja, España no logró acceder a la segunda fase en el Mundial de Argentina tras ser derrotada 2 a 1 por Austria, empatar 0 a 0 contra Brasil y ganarle 1 a 0 a Suecia. No le alcanzó.

En 1982 organizaron su primera Copa Mundial en el país. El clima de fiesta e ilusión estaba latente. España cayó en un grupo sencillo a primera vista, junto con Honduras, Yugoslavia e Irlanda del Norte. Pero aquel equipo entrenado por Santamaría e integrado, entre otros, por Arconada, Camacho, Gordillo, Maceda, Alonso, Zamora, Juanito, Santillana y López Ufarte estuvo a punto de descarrilar desde el comienzo. Cosechó un tenue 1 a 1 con Honduras, luego le ganó 2 a 1 de puro milagro a Yugoslavia y perdió frente a Irlanda del Norte por 1 a 0, que se clasificó en primera posición. Este resultado derivó al local en el Grupo 2, con Alemania Federal e Inglaterra, y allí terminó su sueño tras una derrota por 2 a 1 ante los alemanes y un empate sin goles frente a los ingleses.

La edición de México 1986 fue particular para La Furia Española. Una de las situaciones más recordadas fue el gol fantasma de Míchel a Brasil, donde la pelota pegó en el travesaño y pasó la línea reglamentaria pero el tanto no fue cobrado. Otro claro ejemplo de los tantos para desatar el debate del implementó de las nuevas tecnologías del fútbol. El partido lo ganaron Los Cariocas por 1 a 0 pero logró pasar a octavos de final, donde vapuleó a la potente Dinamarca por 5 a 1 con cuatro goles de Emilio Butragueño; aunque en cuartos, cayó ante Bélgica en los penales.

El estate italiana (estate no es estadio italiano sino verano italiano, vale la aclaración) de Italia 1990 comenzó con buenas victorias en la fase de grupos ante Corea del Sur, con un triplete de Míchel incluido, y Bélgica, además de cosechar un empate frente a Uruguay. En ese momento, a pesar de la clasificación a octavos de final, la Selección española debía afrontar duras críticas por partes de los medios. La derrota en tiempo suplementario por 2 a 1 ante Yugoslavia y la eliminación directa dio el pie para que lluevan los reproches y generar un clima bastante tenso. España la pasó mal.

Otra vez Italia. Siempre Italia. España volvió a caer ante Italia en cuartos de final en Estados Unidos 1994.
El oportunismo por parte de la Azzurra dejó estancados los anhelos de La Roja.
España jugó mejor, tuvo las más claras pero nuevamente un polémico arbitraje toma el protagonismo.
En el tiempo de descuento Mauro Tassotti le pegó un codazo a Luis Enrique en el área y le rompió la nariz. El árbitro húngaro Sandor Puhl se hizo el desentendido e Italia terminó ganando por 2 a 1. Luego, el jugador romano sería sancionado por 8 partidos y no volvería a ser convocado por su Selección.

Francia 1998 fue para el olvido. España integró el grupo D junto a Nigeria, Paraguay y Bulgaria y se la daba como favorita. Perdió el primer partido ante Nigeria tras ir ganando 2-1 al inicio del segundo tiempo, con goles de Hierro y Raúl. El conjunto africano dio vuelta el partido y venció por 3-2. Zubizarreta marcó un gol en contra para poner el empate tras un centro raso del equipo rival que no entrañaba peligro. Luego, Oliseh marcó el gol de la victoria desde fuera del área.
En el segundo partido, recolectó un preocupante empate sin goles ante Paraguay; y por último goleó a Bulgaria 6 a 1 pero no serviría de nada. España quedaba afuera en primera fase después de 20 años. Este Mundial fue el peor en toda su historia, al acabar en la 17ª posición. 

La polémica vuelve a decir presente en Corea-Japón 2002. La Roja se encontró en los cuartos de final frente a uno de los anfitriones, Corea del Sur. En el tiempo suplementario, Gamal Mahmoud Ahmed Al-Ghandour, árbitro egipcio, asistido por sus colaboradores, anuló un gol legítimo a Morientes y cobró un par de fueras de juego inexistentes cuando los delanteros españoles enfilaban hacia el arco contrario. Corea terminó ganando en los penales. Al-Ghandour declaró luego del partido: “mi arbitraje fue perfecto, uno de los mejores de mi vida”.

En Alemania 2006 comenzó el proceso.
El seleccionado comandado por Luis Aragonés sufrió por última vez antes de que lleguen los años dorados.
Después de una primera fase ideal tras vencer sin sobresaltos a Ucrania, Arabia Saudita y Túnez; perdieron en octavos de final frente a Francia por 3 a 1, con Zidane en un nivel extraordinario que condujo a su Selección hasta la final, que perdería en los penales con Italia.

Sudáfrica 2010. El 11 de junio en el Estadio Soccer City de Johannesburgo fue el epicentro del desahogo.


La gloria es consecuencia de un largo proceso. Todo comenzó con Aragonés, que había cosechado la Eurocopa en Viena en 2008, y luego continuó Vicente Del Bosque, quien siguió confiando en una generación de jugadores muy talentosos y convencidos de una idea, de un proyecto que les daba un sentido de pertenencia. Siempre priorizando el toque simple, la posición de la pelota y la presión al rival. Tras la caída ante Suiza en el primer partido, hubo un cambio de chip. Honduras, Chile, Portugal, Paraguay y Alemania lo padecieron. Después de sufrir 116 minutos en la final ante Holanda, llegó el desahogo de tantos años con el golazo de Iniesta en el tiempo extra. España escribió su paso a la eternidad.

Brasil 2014 fue la caída. Tan previsible como inevitable. Justo en el Maracaná ante Chile. Debido al desgaste y a la exigencia de los jugadores en el extenso calendario europeo, España la pasó mal en la última cita. Holanda se cobró venganza vapuleando sorpresivamente 5 a 1 en el debut, luego la mencionada derrota ante Chile por 2 a 0 y de esta manera, quedó eliminada. La victoria por 3 a 0 frente a Australia es una anécdota. Deja vú de Francia ’98.

Con una nueva generación de jugadores pero una idea bien fija, España llega a Rusia 2018 con energía y argumentos para hacer un buen papel. A empezar de nuevo.

Ocupa el grupo B donde enfrentará a Portugal (15/6 en Sochi), Irán (20/6 en Kazán) y Marruecos (25/6 en Kaliningrad).

Fotos: ABC, EFE, REUTERS, Anotando Futbol, FIFA.

Santiago Sandoval

Antes que nada, hijo de Dios. 20 años. Estudiante de periodismo. Cubro en el Rincón al CAI junto a Alexis Viojo. Me fue mal practicando deporte, así que me dediqué a escribir (?). Confirmar, afirmar e informar es una política de estado, aunque la idea principal es contar historias. Bienvenidos.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.