Argentina CA Final Copa América

Esperamos 28 años para esto

Si no sos futbolero, si no tenés esa pasión en las venas que es, principalmente irracional e inexplicable, no te vayas, no sigas de largo, quedate y compartí esta felicidad de los que sí somos así, meramente irracionales y por demás emocionales. No digo que te vayamos a contagiar, pero tal vez puedas comprender algunas cosas y llenar algunos blancos.

“CLAVES”. Una Pulga y un Dibu que llevaron a la selección a lo más alto del podio. (@Argentina)

Plena pandemia, economías por los suelos, desempleo y problemas por los cielos, pero no importa nada más que esta felicidad que va más allá de eso y supera todo. Argentina es CAMPEÓN DE AMÉRICA y en las calles, aunque no se debería, la gente está festejando y está feliz. Sí, feliz por esos “22 tipos detrás de una pelota”. ¿Lo podés creer? No, seguramente te parezca una tontería, por decir lo menos. Pero es real, es así y es tangible. Podés ver, aún detrás de los barbijos las sonrisas amplias, gigantes, sinceras y honestas. Pasa uno caminando y otro, que nunca en su vida conoció, le grita: VAMOOOOO. Y todos alrededor responden con saltitos y alguna de esas canciones de cancha que tan famosos nos hacen a lo largo y ancho del globo. La escena se repite a cada paso, con cada persona. Argentina está feliz.

Por ahí ves a un hincha de River a los abrazos con uno de Boca y se suma uno de Racing, otro de San Lorenzo, de Chacarita, Aldosivi, Sacachispas, Deportivo Barrio El Talar y no sé, los que se te ocurran. Increíble otra vez, pero real otra vez, porque es Argentina y los únicos colores que hoy interesan son el celeste y el blanco de la selección. Todo lo demás es puro adorno. Mirá, siguen sumándose casacas de clubes, aparecen Newells, Talleres de Córdoba, Belgrano de Córdoba, Rosario Central, Defensa y Justicia, Atlas, Almagro y si mirás bien, encontrás camisetas de equipos de torneos amateur, de esos de fútbol 7.

Nadie se fija en las zapatillas, el pantalón, el auto… No, todos se abrazan, cantan y celebran. En este momento, en este instante de la historia, no hay heteros, no hay gays, no hay trans, no existe nada más que una sola cosa: somos argentinos y estamos felices. La euforia del fútbol nos transforma en lo que deberíamos ser cotidianamente: seres respetuosos del otro, tolerantes ante lo que nos es diferente, empáticos, solidarios y compañeros. La euforia del fútbol nos llena el corazón de alegría y cuando estás alegre, todos son bienvenidos a celebrar con vos.

¡FIJATE AHÍ! A dos metros de donde estás, un pibe cualquiera pasa y canta con uno de los policías que está para cuidar que no haya desmanes. Otra cosa de no creer, pero que es real. ¡¡CÓMO NOS CAMBIA TODO CUANDO ESOS QUE VAN DETRÁS DE LA PELOTA LA METEN EN EL ARCO DEL RIVAL!!

Hace apenas un par de horas estábamos cada uno en su lugar, con los dientes apretados y los puños cerrados, esperando que un árbitro hiciera sonar un silbato y ahora miranos, todos juntos festejando. Una marea celeste y blanca que se multiplica a lo largo del planeta porque donde haya un argentino futbolero, hoy es día de fiesta.

Si, son 22 tipos detrás de una pelota. Y de esos 22, once nos pertenecen. También son nuestros los que están en el banco de suplentes y el cuerpo técnico que los prepara para ir a meterle pata y correr detrás de la redonda. Hoy son nuestros héroes y no, no arreglaron la economía, no curaron el Covid, no dieron trabajo al desempleado y ¿sabés qué? No tienen por qué hacerlo porque esas no son sus tareas. Su labor es justamente ir detrás de la pelota, por si no había quedado claro. Y después de 28 años de frustraciones, dolor, enojos, miedos y tristezas, se llegó a la felicidad. Una felicidad que si no sos futbolero, no vas a entender, pero si podés compartir.

El fútbol, dicen por ahí, no tiene lógica.
El fútbol, decididamente, no la necesita.
El fútbol es pasión, es emoción, es euforia.
El fútbol tiene subidas y bajadas, como todo en la vida. Y hoy el fútbol es principalmente causa de felicidad para la mayoría de nosotros. Hoy nos está dando todo lo que anhelamos a diario y eso es sentirnos parte de un todo, eso es pertencer, tener identidad y estar satisfechos con el trabajo realizado y la tarea cumplida.

Hoy somos argentinos y ARGENTINA ESTÁ DE FIESTA.

Gracias, campeones de América. Simplemente, GRACIAS.

FOTO DESTACADA: “Argentina Campeón de Copa América 2021”
Todas las imágenes pertenecen a @Argentina

Maru Burak

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces.
Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo.
Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona.
En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO?

Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo.
Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida.
Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *