La verdad de la garra charrúa

El viernes pasado en Punta Del Este, Uruguay, se armó un “picadito” de verano en el Hotel Miami Boulevard situado en la cinco de la mansa, donde Marcelo Gallardo junto a su hijo Nahuel estuvieron presentes con tres amigos enfrentando al equipo del conocido Agustin “Fresco” Porras.

El encuentro se desempeñaba pacíficamente hasta que el equipo del entrenador millonario se puso en ventaja por cuatro goles. Fresco insultaba permanentemente a Nahuel sin ningún motivo, y el chico de 18 años no respondía a sus agresiones. En una jugada, Marcelo (que estaba atajando) se la pasa a su hijo para salir jugando, y Porras con fuerza desmedida se le tira encima buscando quitarle el balón. Fue una clara falta hacia el pibe de la Reserva de River que no fue cobrada. Luego de esta entrada desmedida, Agustín Porras continúa con la pelota y marca el gol achicando la diferencia a tres goles. El autor del gol agarra la pelota y se la tira a Nahuel en la panza gritándole: “Pendejo, levantate y no llores”, a lo que el chico no responde y busca levantarse para continuar con el juego. Cuando se esta intentando levantar, Fresco, inesperadamente, le pega una trompada en la boca y el hijo del Muñeco cae nuevamente con un corte en la misma.

Luego de esto, se desató una “bataola”, con 50 personas dentro de la cancha intentando separar (jugadores del partido, gente que estaba mirando y seguridad del edificio), ya que Nahuel quería pegarle a su agresor pero no lo consiguió. Cuando se calmó el clima, los Gallardo se fueron a su casa muy enojados y tristes, sin poder creer lo que había ocurrido. Tanta bronca y tristeza tenían que al otro día ni siquiera bajaron a la playa para disfrutar de sus vacaciones.

El entrenador multicampeón con River jamás fue a buscar a nadie al finalizar el juego, ni al agresor de su hijo, y menos al padre de Fresco. Tanto Marcelo como su hijo están muy enojados con lo que dijo Porras, ya que es todo mentira y solamente busca fama tratando de ensuciar al resto.

Además de todas las mentiras que declaró Agustín Porras, agregó otra cuando afirmó la presencia de Rodrigo Mora, que ni siquiera se encontraba viendo el partido.

Así las cosas, los Gallardo se encuentran en el día de hoy al país para darle curso a lo que será el año laboral al frente de River por parte del Muñeco, y participando en la Reserva su hijo Nahuel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*