Lukaku y Everton, muy dulces

En la jornada de sábado de Premier League, donde destacó una nueva victoria de Chelsea en su visita a Stoke City, se jugaron otros encuentros con diversos intereses entre los equipos involucrados. Everton sigue haciéndose fuerte en Goodison Park y esta vez la víctima fue un comprometido Hull City, que sucumbió 04 ante el poder goleador de Romelu Lukaku y compañía. Por otro lado, Bournemouth y Leicester continúan con su levantada futbolística: los Foxes siguen acentuando su recuperación post-Ranieri y vencieron 3-2 como visitante a West Ham, mientras que los Cherries superaron 2-0 a Swansea en el Vitality Stadium, volviendo a empujar a los galeses cerca del descenso. En cuanto a otros duelos por la permanencia, Crystal Palace consiguió una vital victoria ante Watford por 1-0, mientras que el casi condenado Sunderland no pasó del 0-0 ante Burnely en el Stadium of Light. Revisá lo mejor de cada encuentro.

Everton sigue ganando

Los de Ronald Koeman siguen por la buena senda en este 2017, esta vez al sellar una buena goleada ante el comprometido Hull City, en zona de descenso. Desde el inicio las cosas pertenecieron al conjunto azul de Liverpool, y esta tónica no tardo en traducirse en la ventaja parcial de los locales. A los nueve minutos, un pase profundo de Ross Barkley ubicó a Tom Davies, quien sacó un centro atrás que le sirvió a Dominic Calvert-Lewin su debut en las redes como profesional. El hoy reemplazante de Kevin Mirallas completó una semana soñada, con titularidad, gol y convocatoria a la selección inglesa sub-20. Esa primera mitad siguió favoreciendo a los Toffees, cuya ventaja pudo haber sido ampliada de no anulársele un gol -correctamente- a Romelu Lukaku. En la segunda mitad, tras atravesar un lapso de paridad, Everton volvió a tomar el protagonismo de la mano de un Lukaku a quien Eldin Jakupović le negó el tanto en dos oportunidades. La única respuesta de los Tigers estuvo presente a veinte minutos del final, a través de una trepada y posterior disparo de Andrew Robertson que salió desviado del arco de Joel Robles.

A la falta de ideas de la visita se le sumó la expulsión de Tom Huddlestone, que fue expulsado por una entrada a destiempo sobre Davies. Luego de esa incidencia, el dueño de casa encontró por fin un segundo gol que lo tranquilizó, de la mano de un integrante del banco de suplentes. Enner Valencia jugó una pared sensacional con Lukaku, quien se la devolvió levantándola por sobre un defensor y dejando al ex West Ham a solas con un Jakupović que nada pudo hacer ante su definición. Habría más de los de Koeman, puesto que el ecuatoriano devolvió favores a Lukaku en tiempo cumplido a través de un pase filtrado que su compañero no desaprovechó, poniendo el 3-0 con una linda definición y anotándose como el primer jugador de los Toffees en marcar veinte o más goles en la historia de la Premier League -y el primero desde que Gary Lineker lo hiciera, hace ya 31 años-. En el tercer minuto de descuento, el internacional belga completó su faena -que lo puso en solitario como el máximo artillero de la liga, con 21 tantos- y la de su equipo al capturar un mal pase atrás de Omar Elabdellaoui, gambetear al arquero y decretar el 4-0 final. Este triunfo permitió al cuadro de Merseyside ubicarse en la sexta posición, desplazando temporalmente a Manchester United, que tiene un par de juegos menos, e igualando la línea del Arsenal. Aprovechando su buena racha, Everton sigue soñando con Europa.

Enner Valencia festeja su tanto, el de la tranquilidad para un Everton que atraviesa un 2017 con todas las luces. (Foto: @PremierLeague)

Con Shakespeare, Leicester es pura poesía

Tras una tan sorpresiva como meritoria clasificación a cuartos de final de Champions League, el último campeón se presentó en Wembley, de donde se llevaría tres importantes puntos para respirar un poco en cuanto a la permanencia. En un comienzo furioso, los Foxes empezaron a asegurar el duelo con dos goles en diez minutos. A los cuatro minutos, Riyad Mahrez buscó un centro cerrado para Shinji Okazaki, pero su envío terminó yendo directamente al fondo del arco de Darren Randolph, mientras que a los nueve y en lo que fue una gran acción de pelota quieta, Mahrez jugó hacia el medio con Marc Albrighton y éste sacó espectacular centro de tres dedos que Robert Huth cabeceó al fondo de la red. West Ham no se dio por vencido pese a esta desventaja tempranera y sobre los veinte, luego de acercarse un par de veces, el argentino Manuel Lanzini descontó mediante un tiro libre majestuoso que se colgó del ángulo derecho de Kasper Schmeichel.

No obstante, Leicester volvió a desnudar falencias en el fondo de los Hammers a través del balón parado. Tras un córner, Jamie Vardy capturó una pelota sumergida entre muchas piernas y puso el 3-1 justo antes del descanso, ventaja que salieron dispuestos a defender a la segunda mitad. Ese complemento, en el que inicialmente Vardy tuvo la chance de estirar la ventaja, correspondió a un cuadro de Londres que acorto distancias por intermedio de André Ayew, quien puso el 2-3 para los Hammers tras ganar de cabeza en un tiro de esquina. El ghanés tuvo el empate diez minutos después al recibir un pase filtrado de Antonio, pero inexplicablemente su remate de derecha se perdió por encima del arco de Schmeichel, quien ya le había sacado un cabezazo a Andy Carroll previamente. El cuadro local siguió yendo a buscar el empate, por lo que el mencionado arquero danés fue protagonista en el final. Después de un tiro libre rebotado, el balón le quedó a Carroll y éste fulminó a un arquero cuya increíble reacción a puro reflejo ante ese disparo a quemarropa le dio a los Foxes los tres puntos. Luego de la victoria por Champions, el ya elenco de Craig Shakespeare sigue escribiendo lo que es sin dudas su momento en la temporada.

Vardy volvió a hacerse presente en el marcador y proveyó un gol clave para una nueva victoria de los Foxes, que llevan cuatro triunfos sobre cuatro bajo el mando de Craig Shakespeare. (Foto: @PremierLeague)

El despertar de los Cherries 

En el Vitality Stadium se cruzaron dos equipos que buscan olvidarse de una vez por todas de la amenazada del descenso. Bournemouth, local por segunda vez consecutiva, fue mejor en la primera parte y, tras zafar de un supuesto penal no sancionado por mano de Marc Pugh, consiguió ponerse en ventaja. Una combinación entre Joshua King y Pugh derivó en Benik Afobe, cuyo remate algo falto de fuerza se desvió en Alfie Mawson y descolocó a Lukasz Fabianski transformándose en el 1-0 del local. Los Swans contestaron con un disparo lejano de Gylfi Sigurdsson que iba directo al arco, pero Artur Boruc se interpuso y desvió el balón a córner. En la etapa final, el dominio del local se extendió traduciéndose en más oportunidades de gol. Un disparo de Dan Gosling posterior a una recuperación alta obligó a Fabianski a intervenir desviando a córner, mientras que más tarde otro intento de Pugh hizo esforzarse al guardameta polaco. En veintisiete minutos, el local concretó un segundo tanto que le encarriló el partido. Gosling realizó un nuevo quite y le cedió el balón a King, quien asistió nuevamente a Afobe para que el ex Arsenal decretase el definitivo 2-0. En el final el triunfo pudo ser goleada, pero Fabianski le sacó in extremis un cabezazo a King tras centro de Jack Wilshere. Segunda victoria seguida de los Cherries, que pasaron de una racha más que adversa a acumular tres encuentros sin derrotas, asegurándose un poco más su lugar en Premier la próxima campaña.

La alegría de Afobe, que se anotó con un doblete -uno de ellos a medias con un defensor- en la buena victoria de su equipo ante los Swans. (Foto: @PremierLeague)

Crystal Palace y tres puntos de oro

El conjunto londinense volvió a hacerse fuerte en Selhurst Park, esta vez ante Watford, y logró una victoria, su tercera consecutiva, que lo sigue alejando de los puestos de descenso y podría ser fundamental para lograr el objetivo de la permanencia. En un partido demasiado peleado y poco jugado, fueron los Eagles los que en todo momento insinuaron un poco más. Siempre por izquierda, de la mano de Wilfried Zaha y su picante dribbling, el conjunto de Sam Allardyce inquietó pero no tuvo nada más claro que un disparo rebotado de Yohan Cabaye en los primeros cuarenta y cinco minutos. Luego de un lapso favorable en el inicio de la segunda mitad para Watford, que avisó a través de un remate de Etienne Capoué que salió desviado. Sin embargo, el Palace volvió a adueñarse del protagonismo y elaboró su situación más clara en el juego, con un centro de Andros Townsend que llegó a Zaha, mas el marfileño elevó su zurdazo por encima del travesaño. A veinte del final, la incipiente superioridad del local se tradujo en el marcador mediante la pelota parada. Una ejecución de Cabaye encontró la cabeza de Troy Deeney, que para su desgracia introdujo el balón dentro de su propio arco para darle al oponente lo que fue el 1-0 definitivo. Luego del gol, el elenco de sam Allardyce aguantó hasta el final los embates de los Hornets para culminar abrazando otra victoria clave, que lo pone a cuatro puntos de Hull City, el último de los equipos que está descendiendo en este momento.

Sunderland, al borde

En el único encuentro sin goles de la jornada, unos más que complicados Black Cats no pudieron hacerse fuertes en casa frente a Burnley, el peor visitante de la liga. En un partido con poca acción, el primer tiempo solamente dio dos ocasiones, ambas para el visitante y con un mismo protagonista, Ashley Barnes. El escocés estuvo muy cerca de poner en ventaja a la visita, pero no pudo vulnerar a un Jordan Pickford que en primera instancia lo ahogó con una salida rápida y unos minutos después tuvo suerte de que el atacante no acertara el arco con su remate tras cazar un rebote en el área. El complemento se vio a un local mejor parado, que dispuso de las mejores oportunidades. Fabio Borini recibió de Bryan Oviedo y exigió con su remate a Tom Heaton, mientras que Adnan Januzaj sacó un disparo que obligó al arquero visitante a realizar otra buena intervención. Pese a la superioridad de los Black Cats en el complemento, Burnley tuvo la última a través de Sam Vokes, a quien Pickford le negó el tanto sacando al córner su disparo bajo. No pudo ser para un Sunderland que se encuentra a siete puntos de la salvación y cuyo objetivo de permanecer en Premier League parece cada vez más lejano, mientras que los Clarets gozan de un presente mejor al estar en mitad de tabla y despreocupados completamente del tema descenso.

Foto destacada: Everton.com (@Everton)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*