Mundial de Clubes: Bayern Münich se probó una nueva corona

Los bávaros fueron más feroces que Tigres y son los verdaderos “reyes del mundo”, porque consiguieron el “sextete”. Palmeiras no acertó ni los penales y cerró un torneo para el olvido.

El orden, la idea de juego, la perseverancia y sobre todas las cosas, la seriedad para afrontar cada compromiso. No hay secretos porque todo está a la vista pero sin embargo nadie puede descifrar la clave del éxito. Bayern Münich dio cuenta de Tigres UANL por 1-0 y se consagró campeón del Mundial de Clubes 2020.

Esta vez no se reflejó en el marcador lo que sí se vio en el campo de juego. La diferencia entre el multicampeón germano y los aztecas fue abismal y de no ser por la gran actuación de Nahuel Guzmán, esto hubiese terminado en goleada.

De entrada, Kingsley Coman exigió al “Patón” con un fierrazo de derecha bien contenido por el ex arquero de Newell´s Old Boys. Luego, Serge Gnabry jugó en corto un tiro de esquina para Leroy Sané y el extremo le sacó astillas al ángulo superior derecho con un sorpresivo disparo.

Los mexicanos directamente no patearon al arco. Sabemos cómo ataja Manuel Neuer pero en esta ocasión trabajó menos que Paulie Pennino, el cuñado de Rocky Balboa.

En el complemento, los de Hans Dieter Flick volvieron a inclinar la cancha en busca del merecido gol. Gnabry quedó bien ubicado dentro del área y la quiso colgar de un ángulo, pero se fue apenas alto.

Hasta que al minuto 59 llegó el ansiado grito de guerra. Centro frontal de Joshua Kimmich para Robert Lewandowski, quien fue a disputar la bola con Guzmán. El brazo arriba del polaco confundió al arquero y el balón quedó suelto en un costado. Benjamin Pavard acompañaba y de volea sacudió la red azteca con la valla desguarnecida. Hubo suspenso porque en primera instancia el asistente levantó la bandera por una supuesta posición adelantada. El árbitro uruguayo Ostojich esperó la confirmación desde la mesa de control y finalmente convalidó el tanto. Claro que hubo un milimétrico off-side de Lewandowski, a quien además la pelota le dio en el brazo.

Una jugada así es imperceptible para el ojo arbitral y aquí regresa la nueva discusión acerca del uso del VAR. Si hilamos fino – y luego de revisar varias veces la acción – el gol debió anularse. Pero en otro momento quizás sea hora de hablar que por acción u omisión, a la larga el VAR siempre será motivo de interpretación de un ser humano.

No conforme con la merecida ventaja, Bayern siguió con los embates sobre la valla mexicana. Corentin Tolisso disparó desde afuera del área y entre Guzmán y el poste evitaron el segundo gol. David Alaba llegó casi hasta la tierra prometida y su misil de zurda se fue muy cerca sobre el horizontal. Y finalmente, Choupo-Moting se mandó un jugadón por la derecha y lo dejó en posición inmejorable a Douglas Costa, quien no pudo con la tremenda tapada del “Patón” Guzmán.

Exiguo pero lógico triunfo alemán. Bayern Münich iguala lo conseguido por el Barcelona de Guardiola en 2009, el tan mentado “sextete”. En este caso se trata de la Bundesliga, DFB Pokal, Supercopa de Alemania, UEFA Champions League, Supercopa de Europa y ahora el Mundial de Clubes.

La gestión de Flick tuvo apenas 5 derrotas. En efecto, el DT posee más títulos que partidos perdidos. Y va por más, porque sigue encaminado hacia una nueva consagración doméstica (sería la novena en fila) y el bicampeonato continental (Lazio estará en el horizonte cercano).

Palmeiras confirmó que lo suyo fue un verdadero papelón porque cayó 3-2 en la definición por penales ante Al Ahly, para terminar en el cuarto puesto. No marcó goles en los 2 partidos jugados y encima falló 3 de 5 disparos desde los 12 pasos (Mohamed El Shenawy fue el artífice de la victoria egipcia).

Más allá de los cuestionamientos acerca de su reciente conquista sudamericana, quién le quita lo bailado al “Verdao”. En sus vitrinas metió la segunda Libertadores de su historia, pese a que muchos se empecinan en reclamar el premio al merecimiento. Sin embargo, no deja de ser llamativo el pobre nivel mostrado, a punto tal que es el primer representante de la Conmebol que ni siquiera se sube al podio en un Mundial de Clubes.

(Foto Principal: @lewy_official)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*