Molina, de titular a ¿colgado?

El lateral regresó a Boca y Russo pidió que se quede. Pero el juvenil queda libre en junio y aún no renovó su vínculo. ¿Qué pasará?.

Mientras Boca aguarda por el choque de esta noche con Atlético Paranaense, la dirigencia de Boca, con Juan Román Riquelme a la cabeza, continúa con el armado del plantel. Además de refuerzos (Cardona al caer) y salidas (aún nada concreto), también hay conflictos por resolver. Uno tiene nombre y apellido: Nahuel Molina.

La situación del lateral derecho, surgido de las inferiores Xeneize, es de incertidumbre y puede terminar siendo un dolor de cabeza para el club de la Ribera.

Molina, de 22 años, regresó a principios de año de Rosario Central, donde estuvo a préstamo. Con Jara, Weingandt y Buffarini en ese sector de la cancha, restaba saber qué decisión tomaría  Miguel Ángel Russo con el cordobés. El DT dio el visto bueno para que lateral se quede y hasta se especuló con su posible titularidad.

Sin embargo hay un problema irresuelto en torno a él: su contrato vence en junio próximo y sino renueva ahora, a mitad de año partirá con el pase  en su poder. Es más, Molina ya está habilitado legalmente desde ahora a negociar con otro club para emigrar en junio. Un claro perjuicio económico para el Xeneize

En Boca, desde la dirigencia anterior y la actual, le hicieron llegar ofrecimientos al representante del jugador para mejorarle el contrato y renovarlo. No hubo respuestas y en el club de la Ribera ya tomaron una decisión: sino firma un nuevo vínculo, será colgado y entrenará con la reserva

Miguel Angel Russo lo había incluido en la nómina para viajar a San Juan, en la víspera del duelo con Universitario de Perú. Pero por orden de la dirigencia, y previa charla con el DT, el lateral fue desafectado y se quedó en Buenos Aires.

Ojalá que Molina, por él, recapacite, y que piense que tiene que jugar en Boca”, sentenció Jorge Ameal en la semana. 

El lateral asomó en la primera Xeneize en 2016 de la mano de Rodolfo Arruabarrena. Con la llegada de Guillermo Barros Schelotto, perdió terreno y fue prestado a Defensa y Justicia. Retorno a principios de 2019, pero fue cedido nuevamente, esta vez a Rosario Central, donde tuvo un muy buen rendimiento.
Con este cuadro de situación, Molina deberá decidir si espera seis meses sin jugar y parte con el pase en su poder. O si negocia con el Xeneize su contrato y continuidad. Para Boca, el tema de las inferiores y los valores seguidos allí, históricamente estuvo lejos del ideal de cualquier club. Y este es otro ejemplo de ello.

Imagen destacada: Marca Claro Argentina


Lucas Blanco

Acerca Lucas Blanco

ver todas las publicaciones

Cuando pense que esto era una etapa pasada y perdida de mi vida, Dios quizo que nuevamente me reencuentre con esta pasion. Y el que entiende de "pasiones" (como bien dice el personaje de Guillermo Francella en el "Secretos de tus Ojos) no la cambia por nada. A lo sumo, la posterga, la oculta, pero siempre esta latente hasta que vuelve a despertar. Y un compañero de trabajo hizo de "despertador". Y aqui estoy junto a la gente del Rincon que con mucha generosidad me abrieron las puertas de este "lugarcito" que es combustible para mi vida. El futbol, el deporte en general. Los tatuajes. Los bichos. Los libros. La musica. Lo nacional y popular. Los codigos. Mis otros pasiones que me convirtieron en este loco enamorado que esta aqui para aportar lo poco sabe pero con muchas ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*