Las Palmas fueron de color celeste

Hoy cerró la jornada 27 y en Balaídos el Celta de Vigo le ganó a Las Palmas por 2 a 1, luego de dar vuelta el resultado. Los canarios continúan en puestos de descenso y no pueden seguir perdiendo puntos si quieren permanecer en Primera División la temporada que viene.

En Balaídos culminaron la fecha celestes y canarios, en un partido en el cual durante el primer tiempo ninguno de los dos llegó con profundidad al arco rival y los remates fueron más bien tímidos. En esas pocas ocasiones en que lo intentaron, ambos guardametas respondieron adecuadamente.

Los goles llegaron en el complemento. Es que a los 53′ Erik Expósito abrió el marcador y puso a Las Palmas en ventaja. El delantero remató de zurda y cruzado y Rubén reaccionó tarde como para impedirlo. Curioso que el convertidor canario haya sido justo Expósito, quien es el bisnieto del primer jugador que marcó un gol en Balaídos, hace ya 90 años.

Cuando estaba más cerca la visita de hacer que el segundo que Celta el primero, los celestes reaccionaron y a los 62′ tras un remate de Brais, Chichizola dio rebote y el que aprovechó fue Jonny, que reaccionó rápido mientras el arquero se reincorporaba, y así empató el encuentro.

Quería más el Celta y lo intentó en los pies de Pione Sisto, tiro que contuvo bien Chichizola.

Sobre el final, a los 89′, el Tucu Hernández convirtió el segundo. Es que el chileno-argentino la paró con el pecho y en un segundo momento remató de zurda al arco. Gran gol para sellar la victoria celeste y dejar a Las Palmas, todavía, en puestos de descenso.

Así, entonces, Celta de Vigo se ubica noveno en la tabla de posiciones, con 38 puntos. Por su lado, los canarios están décimo octavos, con tan sólo 20 unidades.

 

Imagen destacada: @RCCelta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*