La dulce despedida local y el sufrimiento del visitante

Guillermo Brown de Puerto Madryn cerró su participación como local en la Primera B Nacional con un gran triunfo frente a Quilmes sobre la hora. Sin considerar positivo el balance de La Banda en el torneo, tuvo un buen sprint final: fueron 5 las victorias en los últimos 8 partidos tras dos tercios del campeonato en el fondo de la tabla y con un solo triunfo. Además fue la primera vez que dio vuelta un partido. Cerrará su participación el próximo fin de semana en Junín en un partido que puede tener varios condimentos: el resultado de hoy a la tarde dictaminará si Sarmiento llegará a ese duelo acariciando el Ascenso o con la necesidad de sumar de a 3 para garantizarse la subida directa a la Superliga.

Para el Cervecero todo fue un garrón. El triunfo parcial por 1 a 0 con el gol de Tobías Blanco antes del cierre del primer tiempo lo dejaba con un pie y medio en la B Nacional tras la caída de Los Andes el sábado. Sin embargo se le complicó. Aún así depende de sí mismo: si de local le gana al ya descendido Olimpo, permanecerá una temporada más en la segunda categoría del fútbol argentino. Los recuerdos del ascenso en 2012 cuando ganó en el Raúl Conti y subió a Primera se desvanecieron en la segunda parte y se hundieron cuando el partido transitaba sus últimos minutos.

Los quilmeños llegaban con necesidades y confianza. La derrota del Milrrayitas expandió las esperanzas de salvación y el hecho de enfrentar a un rival que no se jugaba por ningún objetivo cercano motivaba aún más. Fue un buen primer tiempo del visitante, con iniciativa permanente y el gol de Blanco sobre el final.

Pero Brown se iba a despertar en la segunda parte. Con la conducción de Parisi, el local empezó a acercarse al arco de Ledesma y en el minuto 23 le hicieron un penal al talentoso volante que él mismo transformó en gol. Los de Theiler se envalentonaron y se armó un encuentro de ida y vuelta. Y ya cuando el reloj empezaba a girar sus últimas agujas, apareció el gol de Joel Martínez a los 43. Quedaría tiempo para un par de arrestos de los dirigidos por Lemos pero sin éxito.

Será un final a todo o nada para Quilmes. De perder, descendería al tercer escalón del fútbol argentino por primera vez desde 1987. Y es más, uno de los clubes madre de nuestro país estuvo sólo en una ocasión en dicha categoría. Para los madrynenses, intentarán amargar a Sarmiento y cerrar el torneo bastante mejor de lo que lo empezaron.


Sebastián Tafuro

Acerca Sebastián Tafuro

ver todas las publicaciones

Soy Sebastián Tafuro (@tafurel), tengo 34 años y creo que lo más lindo del mundo es escribir. Ponerle palabras a todo aquello que merezca ser contado o que al menos nos interese contarlo a nosotros. En ese sentido una frase de cabecera es una que me dijo Ezequiel Fernández Moores en una entrevista y me conquistó: “El deporte es una herramienta para contar historias”. Hoy es la insignia de un proyecto que intitulé La Pelota Siempre al 10 (@siemprealdiego en TW y @pelota.siempre.al.10 en IG). Y acá en este lindo espacio del Rincón les contaré sobre Guillermo Brown de Puerto Madryn y sobre todo aquello que ocurra en la Ligue 1 (sí, ese torneo en el que siempre gana el PSG). Abrazo de gol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*