Faltó sólo un gol

B NACIONAL
Guillermo Brown (Puerto Madryn)

 

Para poder aspirar al tan ansiado ascenso, el Almirante debía ganar su partido y esperar que Chacarita no hiciera lo propio. El segundo resultado se dio, pero los de Gastón Esmerado no pudieron romper el cero y empataron sin goles frente a Boca Unidos de Corrientes.

La tarde en Puerto Madryn daba la bienvenida a la hinchada que colmó el Estadio Raúl Conti, con las esperanzas a flor de piel. El sol brillaba y el calorcito sureño se hacía sentir, sin embargo, en el campo de juego el trámite del partido sería pálido y casi sin ocasiones de gol. Empezó mejor la visita, con mayor manejo de pelota, pero sin llevar peligro concreto al arco de Gonzalo Laborda. El elenco de Corrientes, conducido técnicamente por Christian Bassedas, mantenía la posesión, más no conseguía inquietar a la defensa local que, en los pies y la rapidez de Franco Flores y Tomás Albarracín, no pasaba sobresaltos. El ataque de Guillermo Brown era otra historia, con cierto desorden y con pocas apariciones de Claudio Mosca, eje central de la ofensiva del elenco del sur, la apuesta se concentró en cortar avances y salir rápidamente de contra.
Durante el primer período tuvo dos ocasiones muy claras, primero un cabezazo de Albarracín que se estrelló en el travesaño y luego, casi al final los 45 minutos iniciales, un tiro de Rubén Ramírez que nuevamente dio en el trasversal, ofreció un rebote que capitalizó Franco Flores; lo único que evitó que Brown se pusiera en ventaja fue la sobria tarea del guardavalla Fabricio Henricot.

El complemento no varió demasiado ni en táctica, ni en estrategia. A sabiendas que Chacarita empataba su partido, los dirigidos por el “Gato” Esmerado necesitaban sí o sí ganarle a Boca Unidos, pero el gol no llegaba y, para infortunio de los jugadores de Madryn, no iba a llegar. El encuentro finalizó en cero y el sueño de jugar en la Primera División no pudo concretarse.

Poco habrá para decirle a los jugadores que seguramente sentirán que nada sirvió, aunque la realidad marque exactamente todo lo contrario. Quizás por estas horas, el árbol les tape el bosque y no sean conscientes del cambio tan drástico que marcaron en un torneo largo, pesado, extenuante, al que suelen llegar solamente los que cuentan con mejor infraestructura, mayor poderío económico y más comodidades; tal vez los jugadores de Guillermo Brown ahora no puedan darse cuenta que su lucha no era solamente contra los otros equipos de la categoría, sino contra todos los contratiempos e inconvenientes que son de público conocimiento. O quizás si lo puedan ver y en este momento no logren darle a esas circunstancias y darse a ellos mismos el valor que realmente tuvo y tiene la campaña que realizaron.

La realidad marca que no hubo ascenso, que faltó apenas un gol para conseguirlo o intentar llegar a un partido desempate, pero para los futboleros este equipo de Guillermo Brown será siempre ese grupo de futbolistas que demostraron que para pelear un campeonato lo que más se necesita son ganas. Y como para pruebas basta un botón, quedó claro en la actitud de la hinchada del Almirante, que a pesar del resultado, despidió a sus guerreros con aplausos.

DETALLES DEL PARTIDO

ESTADIO: Raúl Conti (Madryn)
ÁRBITRO: Fernando Echeñique
Asistente 1: Diego Romero
Asistente 2: Matías Beares
4to árbitro: Héctor Paletta

 

FOTO:
Diario Olé
FOTO DESTACADA:
Diario Jornada

 


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2006 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*