PS5 Supercup: Juventus campeón con un Cristiano legendario

La “Vecchia Signora” recuperó la corona y consiguió su noveno título. CR7 marcó el primero y se convirtió en el máximo goleador de la historia del fútbol.

Dos ex compañeros y grandes amigos tenían que decidir quién se llevaba el primer trofeo del año. En el MAPEI Stadium, Cittá del Triclore – la casa de Sassuolo – Juventus se impuso 2-0 sobre Napoli y conquistó la Supercopa de Italia.

Por motivos publicitarios decidieron bautizarla en las redes como “PS5Supercup” y los millennials tuvieron en pantalla su juego favorito. En efecto, cada repetición confundía si se trataba del partido en sí o de una simulación de un videojuego.

Lo cierto es que Andrea Pirlo se dio el gusto de gritar campeón por primera vez como entrenador. Enfrente un viejo conocido y mejor amigo, como Gennaro Iván Gattuso, que le imprimió la cuota de sacrificio y responsabilidad a un equipo que ya sabía lo que era jugar bien al fútbol.

La derrota por 0-2 sin atenuantes en el clásico ante Inter casi que dejaron relegadas las chances de la décima consagración doméstica en fila. Juventus necesitaba sumar confianza con esta copa y al menos tener una inyección anímica para alejar los fantasmas europeos.

Los “Azzurri”, en cambio, aprendieron de la caída en casa ante Spezia y sumaron 3 halagos en fila, con una verdadera exhibición y set incluido en casa frente a Fiorentina.

Un primer tiempo áspero y con pocas situaciones de gol. Kalidou Koulibaly mostró su porte en la defensa sureña sin fisuras y hasta se animó a inquietar a la “Juve” en las pelotas detenidas en favor de su equipo.

La chance neta llegó por la vía aérea y un milagro de Szczesny evitó la caída de su arco. Centro de Diego Demme desde la izquierda para la palomita de Hirving Lozano, a 2 metros de la valla. Colosal tapada del portero polaco, que salvó lo que era un gol seguro.

El “Bianconero” estaba inconexo de 3/4 de cancha hacia adelante. Dejan Kulusevski no armaba sociedad alguna y lo único potable eran los arrestos individuales de Juan Guillermo Cuadrado. Cristiano no estaba ni en la misa ni en la procesión… pero claro, nunca hay que confiarse con él.

El segundo tiempo mostró otra actitud de la “Juve”, como si hubiesen pasado a nafta a su referentes. Ospina salvó en la línea un forzado anticipo de Kulusevski y los de Pirlo parecieron recuperar el protagonismo.

Hasta que en el minuto 64 se produjo un quiebre en la historia del fútbol. Córner desde la izquierda al primer palo y peinada de Leonardo Bonucci que se desvió en Koulibaly. Le quedó picando en plena área chica a Cristiano Ronaldo, quien le dio de zurda y sacudió la red napolitana. Nada menos que 760 goles, para superar a Josef Bican y convertirse en el máximo goleador de la historia de este deporte (Spoiler Alert: Pelé jamás llegó a los 1000 goles).

Napoli tuvo una inmejorable chance para empardar el resultado. A los 80´, Weston McKennie quiso rechazar una pelota en su área y no se dio cuenta que Dries Mertens lo anticipó. Infracción del estadounidense sobre el belga, que Paolo Valeri corroboró a través del VAR. Lorenzo Insigne con la responsabilidad y su remate se fue ancho por el costado derecho.

Jugado en ataque el conjunto “Azzurro” sufrió la estocada final en el minuto 95. Cuadrado arrancó en el propio campo con la contra y se fue solito y solo camino a la gloria. Generoso el colombiano, cuando enfrentó a su compatriota Ospina, le dijo “tomá y hacelo” a Alvaro Morata. El español estaba detrás de la línea de la pelota y no tuvo más que darle un pase a la red. Fin del partido con esa jugada y celebración en tono blanco y negro para la “Vecchia Signora”.

Juventus fue efectivo y golpeó en los momentos indicados. Napoli fue punzante pero no resolvió en los metros finales. Las copas se las llevan los que hacen los goles y además ganan. En la memoria selectiva de algunos quedarán los merecimientos como método de suavizar o justificar una derrota. La “Juve” no necesita demostrar nada porque 9 scudettos en fila avalan su hegemonía y poderío. Sin embargo, en este momento viene bien festejar este título -por más que siempre haya sommeliers de celebraciones – ya que puede ser el punto de inflexión para soñar con un título más allá de las fronteras.

El festejo del “Supercampeón” (Foto: @juventusfc)

Síntesis:

Juventus (2): Szczesny; Cuadrado, Bonucci, Chiellini y Danilo; McKennie, Arthur, Bentancur (Rabiot) y Chiesa (Bernardeschi), Kulusevski (Morata) y Cristiano Ronaldo. DT: Andrea Pirlo.

Napoli (0): Ospina; Di Lorenzo, Manolas, Koulibaly y Mario Rui (Politano); Demme (Llorente), Bakayoko (Elmas), Zielinski y Lozano; Insigne y Petagna (Mertens). DT: Gennaro Iván Gattuso.

Goles: Cristiano Ronaldo (64´) y Morata (95´) (JUV)

Árbitro: Paolo Valeri

(Foto Principal: Diario Marca)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*