Volgogrado: de las ruinas al renacimiento

Volgogrado fue fundada en el año 1589 con el nombre de Tsaritsyn cuyo significado es “agua amarilla”, adoptó este nombre en referencia al río Tsaritsa (uno de los afluentes del río Volga. Su fundación no fue azarosa, más bien, todo lo contrario. Este sector del país, en aquellas épocas, era una de las fronteras del Imperio Zarista y debió erigirse allí una fortaleza defensiva. Esto no impidió que ejércitos cosacos la capturaran en un par de ocasiones. Estos ejércitos fueron escisiones de los khans mongoles. Finalmente la fortaleza resistió el paso del tiempo y quedó vinculada definitivamente al territorio ruso.

Más adelante, durante lo que fue la Revolución Rusa, Volgogrado fue testigo de numerosos combates entre bolcheviques, que representaban al movimiento revolucionario y el Ejército Blanco pro-zarista. En 1918 fue tomada la ciudad y un año después recuperada por la Revolución. A partir de ese momento comenzó a llamarse Stalingrado en homenaje a quien comando al Ejército Rojo hacia la recuperación de la ciudad: Iósif Stalin.

Unos años más tarde, Stalingrado se volvería fatalmente famosa ya que sobre su territorio se llevó a cabo una de las batallas más cruentas de la Segunda Guerra Mundial. El ejército soviético se enfrentó a las tropas alemanas resistiendo y provocando un quiebre en la guerra ya que frenó el avance alemán. La Batalla de Stalingrado comenzó en agosto de 1942 y culminó el 2 de febrero del año siguiente. El saldo de soldados muertos se calcula en casi 2 millones y dejó a la ciudad en ruinas.

Stalingrado bombardeada en 1942. Foto: Universal Images Group.

A mediados de los años 50 se inició en Rusia el proceso llamado de desestalinización. El gobierno del líder comunista había dejado oscuras consecuencias para el país, entre las que se encontraban deportaciones masivas, persecuciones y represiones políticas. Aunque, como ocurre habitualmente en la historia de la humanidad, existen quienes hablan de Stalin como un grandioso estratega y hombre sabio que es injustamente criticado. Lo cierto, más allá de lo que se piense de un lado o de otro, la ciudad comenzó a llamarse Volgogrado y entró en un merecido período de paz.

Si bien Volgogrado se erigió como una ciudad industrial cuyo puerto fluvial es de los más importantes del país, cuenta con algunos sitios de interés para el turismo. Y se destaca, entre ellos, la Mamaev Kurgan, el monumento de la Madre Patria. Es una impresionante estatua de 105 metros de alto cuya estructura es de hormigón y sólo la espada que carga se construyó con otro material: acero inoxidable. Su construcción demandó 12 años y el artista responsable de tamaña escultura se llamó Yevgueni Vuchétich. El monumento es un homenaje a los caídos durante la Batalla de Stalingrado.

El siguiente video muestra a la Mamaev Kurgan cuya filmación fue hecha desde un drone:

En cuanto a la pasión futbolera, la ciudad cuenta con dos equipos que se destacan: el FC Rotor Volvogrado, de la Primera División y el FC Olimpia Volgogrado de la Segunda División.

Ambos equipos tuvieron históricamente su localía en el Estadio Central de Volgogrado que es, ni más ni menos, que el Volgograd Arena, una de las sedes de esta Copa del Mundo. Curiosamente, este estadio al momento de su inauguración fue bautizado con el nombre de Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana. Finalmente, aquel viejo escenario futbolero fue demolido y reconstruido íntegramente a partir del año 2014.

Así lucía el viejo Estadio Central de Volgogrado antes de su demolición. Foto: www.volganet.ru

El Volgograd Arena tiene una capacidad para 45.000 espectadores y se encuentra a orillas del río Volga, en el Parque Central de la ciudad. El techo del estadio lleva los colores blanco y azul en honor al FC Rotor quien lo utilizará una vez que concluya el Mundial. El 9 de mayo pasado se jugó allí mismo la final de la Copa de Rusia entre el FC Tosno y el Avangard Kursk que culminó en victoria de 2 a 1 para el Tosno.

En el Volgograd Arena se jugarán cuatro partidos de la Primera Fase:

18 de junio. Túnez vs. Inglaterra

22 de junio. Nigeria vs. Islandia

25 de junio. Arabia Saudita vs. Egipto

28 de junio. Japón vs. Polonia

Foto destacada: www.fifa.com

Video: videoaleks


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*