UNL: Italia tuvo un estreno “bajas calorías”

La “Azzurra” apenas empató en casa frente a Bosnia e interrumpió una serie de 11 victorias consecutivas. Los Países Bajos le sacaron el jugo a su debut, mientras que Austria vivió sus días de travesura en Noruega. Y el clásico imperial quedó en manos de los checos.

Segunda jornada de la UEFA Nations League y a la cancha algunos pesos pesados por la historia, pero que brillaron por su ausencia en la pasada Copa del Mundo, al no obtener la clasificación.

En el Artemio Franchi de la bella ciudad de Florencia, Italia igualó 1-1 frente a Bosnia, en la apertura del Grupo I de la Liga A. Se frenó el andar perfecto de la “Nazionale” de Roberto Mancini, que cosechaba 11 halagos oficiales en fila, la racha más larga de su historia.

Un viejo conocido del “Calcio” se encargó de abrir el marcador en el minuto 57. Córner de Edin Visca desde la derecha y rechazo a medias de Leonardo Bonucci. Toni Sunjic la puso en juego nuevamente y la defensa local no tuvo peor idea que descuidar a Edin Dzeko. Volea del – por ahora – atacante de la Roma y 1-0 arriba la visita.

Italia equilibró la balanza 10 minutos más tarde. Lorenzo Insigne metió un centro rasante desde la izquierda y casi cayéndose conectó Stefano Sensi. Un desvío en el camino descolocó al arquero Ibrahim Sehic y resultado en tablas.

En el otro encuentro del grupo, Países Bajos no exprimió todo su potencial pero le alcanzó para imponerse 1-0 sobre Polonia, en el Johann Cruyff Arena de Amsterdam. Debut victorioso para Dwight Lodeweges, quien asumió el cargo de entrenador de la “Naranja Mecánica” tras la ida de Ronald Koeman al Barcelona.

Apenas pasada la hora de juego, el seleccionado local construyó el solitario gol del encuentro con una jugada fruto de la paciencia. Minuto 61 y todo comenzó con un pelotazo de Virgil van Dijk hacia Quincy Promes. Una serie de amagues y como no hubo desborde, llegó el toque al medio para Frenkie De Jong. Perfecta habilitación para la subida de Hans Hateboer, quien no hizo más que devolverla hacia el medio, para la limpia llegada de Steven Bergjwin. Pase a la red para el delantero de Tottenham londinense y triunfo neerlandés.

En la Zona I de la Liga B, Austria bailó el vals de la victoria fuera de casa y doblegó 2-1 a Noruega, en su visita al Ullevaal Stadion de Oslo. El entrenador alemán Franco Foda tiene un material interesante para devolverle al “Wunderteam” esa identidad que lo hizo protagonista en la década de 1990 (hubo sendas clasificaciones a los Mundiales de Italia y de Francia).

Michael Gregoritsch quebró el cero en el minuto 35. Presión alta de Andreas Ulmer sobre Morten Thorsby y robo del balón en el sector izquierdo. Medido centro al punto del penal y gran anticipo ofensivo de Gregoristch para batir al arquero Rune Jarstein.

Austria estiró la ventaja a los 54´, con un penal por mano de Sander Berge dentro del área. Marcel Sabitzer lo transformó en gol y 2-0 arriba el “Wunderteam”.

Como no podía ser de otra manera, el encargado de descontar sería la nueva sensación de los “Vikingos”. Minuto 66 y un centro de Alexander Sorloth desde la izquierda tuvo el sutil toque de Erling Haaland, para acortar la brecha y gritar así su primer tanto con el seleccionado mayor noruego.

La otra batalla terminó sin vencedores ni vencidos. Irlanda del Norte hizo negocio porque con 10 jugadores se trajo de Bucarest un valioso empate en 1 ante Rumania.

La “Tricolor de los Cárpatos” golpeó primero a los 25´, cortesía de George Puscas. Disparo desde afuera del área de Alexandru Cicaldau y tapada a medias del guardavallas Bailey Peacock-Farrell. Rebote para Vlad Chiriches, quien la metió al medio para que Puscas anotara el primero.

Los británicos se quedaron con uno menos porque a Josh Magennis lo pintaron 2 veces de amarillo. Y tuvieron que remar desde el minuto 40 de partido.

Sin embargo, a 4 minutos del epílogo llegó la inesperada paridad. Bochazo del propio arquero Peacock-Farrell sobre el área rumana y Kyle Lafferty la bajó de cabeza. Gavin Whyte dijo que sí con la frente y le puso metal a la igualdad para el “Hierro del Norte”.

Otro británico también repartió puntos pero decepcionó porque lo hizo como local. En el Grupo II de la misma Liga B, Escocia e Israel empataron 1-1 en el Hampden Park de Glasgow.

Se terminaba el primer tiempo y una infracción de Eitan Tibi sobre Lyndon Dykes dentro del área fue castigada con la pena máxima. Ryan Christie fue implacable desde los 12 pasos y los “Tartan Terrieres” se fueron ganadores al descanso.

Pero los escoceses se durmieron en un saque de costado y lo pagaron caro. Minuto 74 y Taleb Tawatha la puso en juego desde el lateral. Eran Zahavi se adueñó de la bola y se internó en la tierra prometida. Rápida pared con Munas Dabour y tremendo derechazo de Zahavi para el 1-1 final.

Separados al nacer y volvieron a medir fuerzas en una suerte de clásico de las ciudades imperiales. En Bratislava, hubo festejo del vecino porque República Checa dio cuenta de Eslovaquia por 3-1, en el Stadion Tehelné pole.

Se guardaron todo para el complemento, porque allí llegaron las emociones. A los 48´, una bola cruzada de Jan Boril desde la izquierda tuvo la floja respuesta del arquero Dominik Greif, quien dejó la pelota muerta. Vladimir Coufal aprovechó el regalo y la mandó al fondo de las mallas.

Los eslovacos le agregaron más confusión a su confusión y 5 minutos más tarde el propio Coufal fue derribado por Norbert Gyomber dentro del área. Borek Dockal cambió penal por gol y elevó la cuenta a 2.

A los 86´ llegó el tiro de gracia de los checos. Pase frontal para Vladimir Darida, quien habilitó a Michal Krmencik con un taco magistral. Certera definición del atacante del Brujas de Bélgica y 3-0 para el visitante.

Los de Pavel Hapal maquillaron la derrota 2 minutos más tarde. Mérito exclusivo de Iván Schranz, que le dio desde afuera del área y colocó el cuero en el ángulo superior derecho de la valla custodiada por Tomás Vaclik.

Finalmente, la Zona IV de la Liga C sólo supo de triunfos visitantes. En Vilna, Kazajistán se dio el gusto y derrotó 2-0 a Lituania, para extender la nefasta racha de los bálticos a 21 juegos oficiales sin ganar.

Muy temprano – a los 3´ – se adelantó el visitante por intermedio de Baktiyor Zainutdinov. Toque al medio del capitán Bauyrzhan Islamkhan y anticipo de cabeza del joven volante del CSKA moscovita.

Los kazajos liquidaron el pleito a 5 minutos del final. Islambek Kuan encontró una pelota suelta en la puerta del área y tuvo tiempo y espacio para colgarla en el ángulo superior izquierdo del arco de Dziugas Bartkus.

Mismo resultado para Albania, que salió airoso 2-0 sobre Bielorrusia en Minsk. Los “Rojinegros” volvieron a ganar luego de 2 sinsabores oficiales en fila y todavía siguen bajo las órdenes del veterano DT italiano Edoardo Reja.

A los 23´, Elseid Hysaj lo buscó a Sokol Cikalleshi, quien decidió salir de la zona de confort pero solamente para acomodarse mejor. Media vuelta y un latigazo de zurda que fue inatajable para Aleksandr Gutor.

La rúbrica albanesa llegó en el minuto 78. Doble pared entre Odhise Roshi y Keidi Bare, que terminó con un remate cruzado de ése último para el 2-0 definitivo.

(Foto Principal: UEFA Nations League Twitter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*