Una gran ilusión

El (semi)clásico entre el PSV y el Feyenoord fue una venganza rotterdamesa que abre paso a nuevas revanchas.

Pasó el mediodía en Eindhoven, el público se sentó en las gradas y comenzaron a encenderse las bengalas de colores en paralelo a la salida de ambos equipos. Dirk Kuyt y Luuk De Jong se encuentran en el círculo central junto a los árbitros para decidir el saque inicial. Ambos saben que esto no sería un partido cualquiera: iba más allá de la popularidad de los clubes, más allá de la historia. Era el líder del campeonato, el último campeón de la Copa KNVB Beker, el Feyenoord contra el escolta del torneo, el último campeón de la liga y Supercopa de Holanda (Johann Cruijff-schaal), el hegemónico PSV.

El partido comenzó y de principio a fin el equipo local mostró mejor juego y fluidez mientras el Feyenoord estuvo errático y apagado.

Se acumularon las jugadas de peligro por parte del PSV mientras se iba forjando la figura del encuentro: Brad Jones, el arquero australiano de la visita que tuvo una seguridad inversamente proporcional a la de sus compañeros.

Lo más interesante del partido ocurrió en los últimos diez minutos. A los 82′, el Feyenoord tiene un córner que no podía desaprovechar debido a su insuficiente volumen de juego. El ejecutor de la pelota parada es el turco Bilal Basacikoglu: lanza una pelota muy envenenada al punto de penal que, luego de un pique, el brasileño Botteghin amansa con el pecho para perfilar el disparo de gol. Los fanáticos en el estadio no lo pueden creer… pero esto no termina aquí.

Llegó el último minuto, la última jugada y todo PSV fue a buscar un épico empate. Steven Bergwijn recibió el balón por la banda derecha y estuvo dispuesto a colocar un centro sin pensarlo dos veces. En la puerta del área grande había dos jugadores locales y dentro de ella, cinco más. Como el Feyenoord quedó desordenado frente al contraataque rival, la defensa intentó marcar “hombre contra hombre”. Quien logra cabecear con altura y al medio del arco es el mexicano Héctor Moreno y de nuevo Brad Jones se convierte en protagonista al desviar el tiro por arriba del travesaño para que, tras el pitido final, sus compañeros lo abracen con fuerzas.

Ahora la brecha entre el puntero y el segundo es de 5 puntos, tras el 0-1. Gran parte de Rotterdam festeja con emoción y también con ilusión. Una ilusión que crece partido tras partido y victoria tras victoria.

El goleador y la figura del partido. Botteghin junto al arquero Brad Jones. Foto: www.goal.com
El goleador y la figura del partido. Botteghin junto al arquero Brad Jones.
Foto: www.goal.com

El resto de los resultados de la 6ta fecha de la Eredivisie son los siguientes:

  • Heracles Almelo 0 – 2 Ajax
  • Zwolle 0 – 2 AZ Alkmaar
  • Sparta Rotterdam 2 – 0 NEC Nijmegen
  • Willem II 1 – 1 Excelsior
  • Roda 0 – 3 Heerenveen
  • Vitesse 2 – 0 G.A. Eagles
  • Twente 4 – 1 ADO Den Haag
  • Utrecht 1 – 5 Groningen

Así queda la tabla al termino de la sexta fecha de la Eredivisie:

Autoría y propiedad del sitio www.rincondefutbol.com
Autoría y propiedad del sitio www.rincondefutbol.com

Foto principal: www.nos.nl


Avatar

Acerca Norberto Dongo

ver todas las publicaciones

Hola! Me llamo Norberto, tengo 1/4 de siglo recién cumplidos. Fanático del fútbol e hincha de River desde la cuna (simpatizante de Nueva Chicago) y arquero por naturaleza. Durante dos años sólo participé como comentarista de estados y posteando sobre detalles o algún que otro dato que no se tuviera en cuenta y este año quiero dar un paso adelante, escribiendo en la página del Rincón. Me gusta demostrar que no todo el "mundo del fútbol" gira en ligas principales de Europa y Sudamérica y para eso estoy aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*