Una igualdad que no le sirvió a ninguno

Guillermo Brown llegaba con el impulso de un gran triunfo ante Temperley como visitante. Platense, de capa caída. La derrota ante Chicago había sido la tercera consecutiva en un 2020 para el olvido. Aún así, el cuarto puesto que le permitía ingresar al Reducido seguía siendo suyo. Desde las 5 de la tarde del domingo iniciaron un encuentro con la premisa del triunfo: uno para continuar con la flechita hacia arriba, el otro para salir de la mala.

Fue un primer tiempo con bastante paridad, aunque resultó un poco mejor el andar de los locales. Sin embargo no hubo demasiadas emociones hasta que se estaba por terminar el primer tiempo. Cuando parecía que la persiana transitoria se bajaba en 0, un agarrón de Rodrigo Bochi a Diego Herner en el área derivó correctamente en la sanción de un penal para La Banda. Fue Rodrigo Depetris y lo colocó a la izquierda de De Olivera que se tiró para el otro lado. Iban 44 minutos. 1 a 0 y ¿final?

Increíblemente al ratito nomás, y ya en tiempo de descuento de la primera etapa, Platense llegaría al empate. Un remate fortísimo de Infante provocó un rebote de Taborda que capturó Bochi quien, tras cometer el penal, se redimió con un toque a la red. En 2 minutos un mundo de sensaciones. 1 a 1 y al vestuario.

En la segunda parte el Calamar fue más. Tendría un remate de Facundo Curuchet que atajó bien Taborda y un tiro en el palo de Gonzalo Bazán ante un Brown sin iniciativa. Eso fue en los primeros 15 y luego el partido se estancó, sin que ninguno de los 2 pudiera exhibir un dominio claro.

Faltando 5, los madrynenses se quedaron con 10 por la expulsión de Lugarzo pero aguantaron bien esos minutos hasta el final. No habría conformidad en ninguno de los equipos. Para Brown era una buena oportunidad de ganar y empezar a mirar como objetivo central el Reducido (hubiera quedado a 5 del último lugar), sin embargo ahora se sigue debatiendo entre arriba y abajo. Para Platense fue el fin de la hemorragia de derrotas, pero con la victoria de Temperley ante Alvarado en Mar del Plata (próximo rival del albimarrón) salió de la zona de Reducido.

Brown se medirá en la próxima con Independiente Rivadavia en Mendoza.

Imagen destacada: Diario La Jornada


Sebastián Tafuro

Acerca Sebastián Tafuro

ver todas las publicaciones

Soy Sebastián Tafuro (@tafurel), tengo 35 años y creo que lo más lindo del mundo es escribir. Ponerle palabras a todo aquello que merezca ser contado o que al menos nos interese contarlo a nosotros. En ese sentido una frase de cabecera es una que me dijo Ezequiel Fernández Moores en una entrevista y me conquistó: “El deporte es una herramienta para contar historias”. Hoy es la insignia de un proyecto que intitulé La Pelota Siempre al 10 (@siemprealdiego en TW). Y acá en este lindo espacio del Rincón les contaré sobre la Liga de España y sobre las andanzas de Guillermo Brown de Puerto Madryn en la Primera Nacional. Abrazo de gol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*