Un paseo por Newbery

TORNEO FEDERAL B
REGIÓN PATAGÓNICA, ZONA A
Jorge Newbery (Comodoro Rivadavia, Chubut)

 

Nicolás Santana tiene 30 años y forma parte del club Jorge Newbery de Comodoro Rivadavia. Con un pasado lleno de fútbol, el presente lo encuentra como ayudante de Primera y encargado de la Reserva, además de estar armando un selectivo y ser el nexo entre el plantel y la dirigencia. Nico está en pareja con Laura y tienen un pequeño de cuatro añitos llamado Lázaro.

CAMISETA HECHA PIEL. Nicolás es apasionado de Jorge Newbery. (N. Santana)

Hace más de 30 años, Osvaldo Santana se fue desde Mendoza a Chubut para disputar un torneo regional. Allí conoció a Noemí Soto y el día 26 de octubre de 1987 nacieron los gemelos Nicolás y Franco. Ambos se dedicaron al fútbol y a fines de 2016, Franco tuvo un altercado en el que casi pierde la vida, pero pudo recuperarse. Nicolás, por su lado, pasó prácticamente toda su vida en el club Jorge Newbery  y en esta entrevista exclusiva para El Rincón del Fútbol, el chubutense nos cuenta cómo se preparan para el inicio del Federal B, entre otras cosas.

 

RdF – No solamente sos ayudante de la Primera, sino quien está al frente de la Reserva y además cumplís variada cantidad de tareas, ¿cómo es un día tuyo en el club?
NS 
Independientemente de mi labor, la tarea en Newbery es dar “la vuelta”. Esto quiere decir que se revisa que los vestuarios del primer equipo y la Reserva estén en orden. También controlamos peso, asistencia, y esas cuestiones. Lo hago junto al profe Maximiliano Agüero, que está a cargo del plantel superior y con Claudio Coronel que es el utilero; entre los tres hacemos de todo un poco, ¡hasta buscamos el hielo!

RdF – Tu idea a futuro es ser DT de un primer equipo, ¿cómo lo proyectás?
NS
 – En principio quiero trabajar de manera que si me voy, pueda dejarle a éste club la mayor cantidad posible de jugadores armados y capacitados para el plantel profesional. Esa es mi meta como encargado de la Reserva. Después pasa que uno vive de esto y espera que en algún momento nos llegue la oportunidad de progresar. Ojalá que si esa posibilidad llega, me encuentre bien preparado para asumir la responsabilidad que conlleva.

RdF – ¿Te gustaría dirigir algún equipo en particular?
NS
 – Mi sueño era ser DT de Jorge Newbery y lo fui en 2014 y encima salimos campeones. Siempre me gustó la plaza que entrega Deportivo Madryn. Pude disfrutarla siendo chico, como jugador y me parece un excelente lugar para trabajar.

RdF – Teniendo en cuenta los presupuestos, ¿cómo analizás el trabajo que se hace en Reserva e inferiores en los equipos de categorías superiores?
N
S – Mirá, tuve la oportunidad de hablar con gente que trabaja en otros clubes y los presupuestos dentro de esas divisionales son muy desparejos. Sin embargo todos tienen algo en común: miedo a perder los partidos. Y eso se transmite en forma piramidal: empieza en la dirigencia, baja al cuerpo técnico y llega a los jugadores. Obviamente que todos queremos ganar, pero aprender a jugar sin ese miedo sería importantísimo.

RdF – Más si se trata de categorías donde los futbolistas suelen tener otros trabajos para poder vivir. ¿Cómo se los estimula para que no les gane el cansancio o el estrés?
N
S – Es muy complicado eso y hay que tenerlo bien en cuenta. A veces llegan muy cansados y, como entrenadores, tenemos que planificar contenidos acordes a esa situación. Es duro, sería bárbaro tener un plantel de 23 futbolistas que sólo tengan que dedicarse a jugar, pero la realidad es la que nos toca y la que tenemos que aprender a afrontar. En Jorge Newbery más de la mitad del primer equipo tiene que trabajar en otra cosa.

RdF – ¿Cuál es la virtud más necesaria que se precisa para poder jugar?
N
S – La responsabilidad y la pasión. Siempre hablo de eso con los juveniles.

RdF – Yendo hacia lo que es la organización, ¿qué pensás de cómo se maneja el Consejo Federal?
N
S – Me da la sensación que todo el tiempo quieren quedar bien con todos y no existe un progreso real. Creo que debería haber un modelo de torneo profesional o semi profesional, donde la cualidad máxima sea el mérito deportivo; eso por encima de cualquier otra cosa. Nada debe ser más importante que el mérito: ni amistades, ni nombres, ni clubes. Es fundamental que se empiece a trabajar con transparencia desde todos los sectores; el fútbol tiene que ser cristalino.

RdF – ¿Quién es tu mayor referente en el puesto de entrenador?
N
S – Luis “Pity” Murúa (DT de Sol de Mayo, Viedma). Siempre hablo con él y le doy gracias por haberme permitido trabajar a su lado durante dos años, en los cuales conseguimos ni más ni menos que un ascenso. Aprendí muchísimo de él y más allá de los errores y aciertos, fue una etapa fantástica. Luis me marcó; me enseñó cómo es la organización y el desarrollo de la idea que uno pretende llevar a cabo. También aprendí que los entrenamientos tienen que ser exigentes, pero que hay que disfrutarlos. Estoy sumamente agradecido a Pity porque me mostró pasión y dedicación a este trabajo; me brindó todo su conocimiento.

AL MAESTRO CON CARIÑO. Luis “Pity” Murúa marcó la carrera de Nico con sus enseñanzas. (N. Santana)

RdF – ¿Y a nivel general, en Argentina y el exterior, cuál considerás que es o fue el mejor DT?
N
S – Que dirijan en el país, Jorge Almirón de Lanús y Marcelo Gallardo de River, en ese orden.  De los que están en el extranjero; Marcelo Bielsa (Lille, Francia) y Joseph Guardiola (Manchester City, Inglaterra) también en ese orden.

RdF – Volcando la charla hacia otros horizontes: ¿Jorge Newbery es el club de tus amores o hay algún otro equipo del que seas hincha?
N
S – Sólo Newbery. Moriré con estos colores por siempre… ¡Hablame de pasión! (Risas)

RdF – En ese caso, supongamos que te convocan de otra institución para ir a trabajar como DT del primer equipo, ¿cuál sería el recuerdo que te gustaría dejar en el club?
N
S – Quisiera que me recordaran como un entrenador responsable y trabajador, que estén orgullosos de mí por haber salido de este club.

RdF – ¿Querés agregar algo?
N
S – Sólo tengo palabras de agradecimiento para Javier Moyano (Presidente) y Héctor Cárdenas (Secretario General), con quienes empecé a transitar el camino de entrenador. Les agradezco que confiaran en mí. También le doy gracias a mi papá Osvaldo, el gran propulsor de esta pasión.

 

 

FOTOS: Gentileza de Nicolás Santana


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2006 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

1 Comentarios en este artículo

  1. HERMOSO!. No Cave otro calificativo y orgullo de tener un sbrino allá lejos al Sur de mi querida Argentina.
    Que lindos los recuerdos y los valores inculcados desde desde la cuna y siguiendo el amor de su abuelo por esto tan lindo que es el futbo.Sobrino que más desearle que sólo éxito a en tu vida familiar y laboral; demás esta decir que enseñando o transmitiendo estos valores, en sus dirigidos la tarea estará bien encaminada Amor y pasión .Saludos de una tía Mendocina que los quiere.

    Emilia Carmen Santana / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*