Un final Matador

Arsenal terminó regalándole un buen triunfo a su gente ante el Tigre de Caruso, que lo sacó del último lugar y le suma en el promedio de la próxima campaña. Fue 2-1, con tantos de Rolón y Curado para darlo vuelta tras el gol inicial de Luna. En el final, Humberto Grondona acompañó el grito de la gente a pura emoción.

Con la salvación ya consumada, Arsenal quería evitar el último puesto y sumar otros tres puntos pensando a futuro. Del otro lado estuvo un Tigre de también floja campaña, pero que de la mano de Caruso había remontado. En lo que fue el juego, la primera mitad mostró a un Viaducto con el manejo de la pelota pero sin peligro en sus avances. Tigre, por su parte, buscó lastimar con algún contragolpe y, en su primer ataque serio, los de Victoria encontraron lo que buscaban: a los quince, Sebastián Rincón desbordó por derecha y le sirvió un gran centro a Carlos Luna, quien de cabeza se anticipó a los defensores rivales y marcó el 1-0. Sin embargo, el Arse no se resignó y consiguió una rápida igualdad que lo devolvió al partido. A los dieciocho minutos Sergio Velázquez mandó un envío cruzado, la pelota se desvió en el camino y Leonardo Rolón, llegando por atrás de todos, puso la cabeza para decretar el 1-1 parcial. El local se envalentonó y unos minutos después el juvenil Juan Brunetta estuvo cerca de romper la paridad con un tremendo remate lejano, pero Javier García apareció para dejar todo igualado al descanso.

La segunda mitad fue similar al desarrollo de la primera, porque Arsenal siguió buscando desequilibrar a través del manejo de la pelota, pero le costó atravesar la defensa del Matador. Con los ingresos de Renso Pérez y Franco Fragapane quedó claro que Humberto Grondona apostó a ganarlo sin una referencia de área clara -ya había gastado un cambio por la lesión de Jonathan Bottinelli-, con sus hombres abocados a generar superioridad por los costados. Pese a esto, la falta de una referencia y volantes que pisaran más el área hizo que esas maniobras no tuvieran una buena culminación. Cuando el duelo estaba algo estancado en la misma tónica, el Arse halló mediante una pelota parada el gol de la posterior victoria. A quince del final, Brunetta ejecutó magistralmente un córner para que Marcos Curado se elevara aún mejor y dejase clavado a García. Delirio en Sarandí, con festejo entre jugadores y un entrenador que no contuvo la alegría y se metió a abrazar a sus dirigidos.

La locura de Humberto, que se metió al campo a festejar tras el gol de Curado. Arsenal festejó la permanencia con un triunfo y ahora apunta a la Sudamericana. (Foto: Desde el Viaducto)

En lo que quedó del duelo, Tigre intentó arañar un punto a base de pelotazos. El ingreso de Lucas Hanson le sumó un poco de peligro a los ataques visitantes, pero Arsenal consiguió mantener bastante controlados esos embates e incluso casi consigue el tercero mediante un contragolpe en el que Lucas Wilchez asistió a Brunetta, pero el cordobés no pudo superar una rápida salida de García. A los de Caruso les quedó la última en el descuento, cuando Hanson pescó un rebote en el área e hizo lucir a Pablo Santillo, quien se quedó con la última ilusión de los de Victoria. Fue 2-1 y desahogo para la gente de Arsenal, que fue a festejar la permanencia y se llevó de yapa tres puntos por los que festejaron cuando el duelo se extinguió. Otro de los que festejó con todo fue Humberto, quien cerró la jornada a pura emoción, al revolear una camiseta como un hincha más. Un cierre feliz para un conjunto que sufrió casi toda la campaña, pero que de la mano de una casi milagrosa recuperación futbolística consiguió ser de Primera por un año más. Ahora, tras unas mini vacaciones de dos días, el Viaducto empezará a pensar en la Copa Sudamericana.

 

Foto destacada: Desde el Viaducto


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*