Un empate con sabor a poco

Por segundo fin de semana seguido, la pelota rodó en el José Dellagiovanna.

Tigre salió con dos cambios respecto al equipo que venció por 3 a 0 a Quilmes la semana pasada, con los ingresos de Papa, quien no jugaba desde la primer fecha, por Urribarri (llegó a la quinta amarilla) y Sebastián Rincón por Diego Morales, que se lesionó en el encuentro frente al cervecero.

El tiburón está en la zona baja de la tabla y venía de un empate con Velez, en Mar del Plata.

Comenzó el encuentro y Tigre estaba mejor. El conjunto dirigido por Pedro Troglio demostraba su superioridad, haciendo notar su localía, con buenas llegadas. Corrían 17 minutos cuando Diego Sosa la baja tranquilo, se perfila de zurda, mira el arco y se la tira desde lejos por arriba de la humanidad de Matías Vega.

Tigre ganaba 1 a 0, era más y tenía las mejores llegadas. Aldosivi en la última de la primera mitad tuvo su única llegada clara, con un remate de tiro libre que supo responder Ibáñez, mientras que Troglio se iba preocupado por no poder ampliar diferencias, cuando las oportunidades sobraron.

Comenzaba el segundo tiempo y Aldosivi inmediatamente parecía salir más avivado. Minuto 2 de la segunda etapa y en un cabezazo de Antonio Medina, se igualó el encuentro. Medina dejó todo lo que había que dejar para ese cabezazo, pero Paulo Lima también quiso dejar lo suyo y terminó dejándole la huella de los tapones en la cara al goleador visitante.

Los jugadores de Aldosivi pidieron asistencia y Medina terminó dejando el lugar para que ingrese el marplatense Francisco Leonardo. Medina con asistencia dejaba la cancha y lo llevaban a hacerse estudios, mientras que el uruguayo Lima, parecía solo desconcertado por su lamentable falta.

Los siguientes minutos respondían a como se inició la segunda mitad, con el conjunto visitante mucho más peligroso y preciso que el local.

Troglio necesitaba un cambio fuerte en el equipo, en la actitud, y por eso Emiliano Papa dejaba su lugar para que ingrese Emiliano Ellacopulos. Sosa pasaría a jugar de lateral mientras el griego formaría parte de la ofensiva.

Faltaban 25 minutos aún de partido, pero Tigre no parecía despertarse. Luna las perdía, Fede González desaparecido y Rincón caminaba la cancha, así que Troglio llamaba a Wilchez para ver si el enganche podría liderar este equipo que necesitaba despertar. Después de una fallida chilena, el colombiano Rincón dejaría la cancha para que ingrese Lucas Wilchez.

Aldosivi mientras tanto también hacía el cambio para que ingrese el juvenil Ramiro Garay y salió Alexis Nicolás Castro, buscando tener más la pelota y asegurarse así, mínimo, el punto que rescataban de esta visita.

Mientras tanto, los minutos pasaban y los cambios no daban resultado para Tigre, ya que no sabía acomodarse en la cancha a pesar de tener a Castro, Wilchez, y Ellacopulos en la cancha juntos.

Gran contra de Ellacopulos, que cambió de frente, de pecho la bajo Wilchez y remató de zurda. La pelota rebotaba en el poste y rodeaba la línea de gol, pero no quiso entrar. Faltaban casi 15 minutos y el encuentro seguía empatado.
Darío Franco agotará sus cambios con el ingreso del ´payaso´ Lugüercio, en lugar de Sebastián Penco, uno de los jugadores que más habían participado en el conjunto marplatense.

6 minutos se adicionaron en la tarde de Victoria, principalmente porque estuvo varios minutos detenidos con la lesión de Medina, pero ninguno de los dos tuvo más qué ofrecerle al encuentro y con la igualdad terminaría.

El Tiburón rescató un punto de un partido que comenzó mal, mientras que Tigre dejó pasar una buena oportunidad, especialmente cuando el partido había comenzado tanto mejor para el local.


Matías Cherepinsky

Acerca Matías Cherepinsky

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Matías Cherepinsky. Hace poco más de 5 años me gradué de Licenciado en Sistemas, lejos del mundo del periodismo, la comunicación y el futbol. Sin embargo, fue mi pasión por el futbol y más puntualmente por el equipo del que soy hincha que poco a poco me fui acercando a este mundo. Mi primer acercamiento fue como oyente del programa Sentimiento Tigrense. Escuchaba el programa semanal por radio y participaba activamente por Twitter. Sin entender muy bien cómo, terminé acercándome a la radio como colaborador, o sea que escribía notas sobre temas puntuales que el director me pedía y me invitaban a la radio a charlar sobre los temas que se programaban. En Sentimiento Tigrense cumplí el sueño que tenía en ese momento. Ir a un partido, de visitante, cubrir a mi equipo para este programa, entrevistar jugadores, entrevistar al técnico. Luego de este hito, también se me dio la oportunidad de conducir el programa de radio en varias oportunidades e incluso, una vez, de ocupar los zapatos del comentarista en un partido (lamentablemente un triste partido. El encuentro por liguilla presudamericana, que Tigre pierde de local 4 a 1 con Colón). En el último año también me incorporé al equipo de Vavel para cubrir a Tigre. En este medio escribo una o dos veces por semana, siempre cubriendo a Tigre. En este medio normalmente escribo notas de opinión tras el encuentro que se haya disputado, donde me suelo centrar en cómo jugó Tigre y sus puntos fuertes. También cubro las previas, el técnico, las entrevistas (Que normalmente participo de las mismas), etc. Se me invitó a formar parte de un nuevo equipo, Rincón del Futbol. Todo nuevo proyecto es un desafío que afronto con muchas ganas. Ganas de probar distintas formas y de aprender de colegas, editores y un equipo que se apoye. Creo que RdF tiene una oportunidad de ser un medio distinto por el simple motivo de nacer con una igualdad de los 30 equipos que conformarán el torneo de primera división y la paridad que existe, al haber un periodista cubriendo cada equipo.

1 Comentarios en este artículo

  1. […] Crónica del partido por Matías Cherepinsky […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*