Un análisis repetido

En Tigre las historias parecen repetirse y es que de mitad para arriba sigue siendo un equipo y de mitad para atrás corren otras historias. No pasó esto recién en el encuentro frente a Boca, sino que viene pasando en todo el torneo, y por qué no decirlo, también desde el pasado campeonato.

Tanto en nombres, en la seguridad que transmiten, incluso en las lesiones, parecería que la mitad defensiva del equipo no logra llevar el ritmo de la mitad ofensiva.

Tigre comenzó el encuentro demostrando que Pedro Troglio transmitió una estrategia que podía ser la clave para quedarse con los 3 puntos: presionar, presionar, presionar, robar y encarar (la parte que más fácil le sale a Rincón, Morales y Janson… Ahí no hay que dar muchas indicaciones) y ¡definir! Y parecería que en el primer tiempo el equipo supo escuchar y rápido llegó el primero. ¿Cómo? Presionando, robando, encarando y definiendo. Así hizo cachete Morales. Todos esperaban este momento, el partido en el que el arco se abra para el enganche matador, aquel que tantas alegrías supo darle al equipo de Victoria.

En el segundo tiempo, como en la mayoría de los segundos tiempos de Tigre, la historia fue otra. Cambió el presionar por meterse atrás. Cambió el encarar por frenar. Cambió el robar por despejar. Cambió el definir por… el empate. Y esta es la misma historia que se ha repetido en todos los partidos.

Cuestionado fue en la cancha el cambio del ingreso de Paulo Lima por Rincón. ¿Por qué? En primer lugar, porque quitar a un delantero e ingresar a un defensor que no se asienta en el equipo, es meterse atrás intencionalmente y de una manera peligrosa, porque la dupla Echeverría – Lima, da ventajas en todos los partidos. Se entiende por su lado, dado que Rincón estaba desperdiciando demasiadas ocasiones claras de gol. Pero Alexis Castro, Itabel y Mierez estaban en el banco.

Foto: Tigre oficial (https://www.facebook.com/catigreoficial)
Foto: Tigre oficial (https://www.facebook.com/catigreoficial)

De todas maneras, no se culpa a Troglio, quien está sabiendo aprovechar las fortalezas de este equipo. Sí le falta saber suplir las debilidades, fundamentalmente en esos nombres propios. Pero también hay que saber entender que Blengio está lesionado, que llegó para suplirlo Óliver Benitez y que ya lleva un mes fuera por lesión. Que Izaguirre se fue a préstamo (¡Y no juega! ¿No se pensará en repatriarlo?) y que, por la izquierda, llegó Urribarri para pelear el puesto con Papa y han estado ambos lesionados varios partidos -y Papa lo sigue estando-; que Javi García también se ha lesionado y él es pieza clave de este equipo y que su reemplazante, Ibáñez, también se lesionó. Entonces, resumiendo, de mitad para atrás lo más flojo, pero también las lesiones no ayudan a Troglio.

Todo parece indicar que un triunfo traerá más triunfos, que las recuperaciones físicas vendrán de la mano de las psicológicas; y que Tigre tiene todo para prosperar, falta saber dar en firme ese primer paso. Pero el torneo es largo, muy largo, y esta historia recién comienza.


Matías Cherepinsky

Acerca Matías Cherepinsky

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Matías Cherepinsky. Hace poco más de 5 años me gradué de Licenciado en Sistemas, lejos del mundo del periodismo, la comunicación y el futbol. Sin embargo, fue mi pasión por el futbol y más puntualmente por el equipo del que soy hincha que poco a poco me fui acercando a este mundo. Mi primer acercamiento fue como oyente del programa Sentimiento Tigrense. Escuchaba el programa semanal por radio y participaba activamente por Twitter. Sin entender muy bien cómo, terminé acercándome a la radio como colaborador, o sea que escribía notas sobre temas puntuales que el director me pedía y me invitaban a la radio a charlar sobre los temas que se programaban. En Sentimiento Tigrense cumplí el sueño que tenía en ese momento. Ir a un partido, de visitante, cubrir a mi equipo para este programa, entrevistar jugadores, entrevistar al técnico. Luego de este hito, también se me dio la oportunidad de conducir el programa de radio en varias oportunidades e incluso, una vez, de ocupar los zapatos del comentarista en un partido (lamentablemente un triste partido. El encuentro por liguilla presudamericana, que Tigre pierde de local 4 a 1 con Colón). En el último año también me incorporé al equipo de Vavel para cubrir a Tigre. En este medio escribo una o dos veces por semana, siempre cubriendo a Tigre. En este medio normalmente escribo notas de opinión tras el encuentro que se haya disputado, donde me suelo centrar en cómo jugó Tigre y sus puntos fuertes. También cubro las previas, el técnico, las entrevistas (Que normalmente participo de las mismas), etc. Se me invitó a formar parte de un nuevo equipo, Rincón del Futbol. Todo nuevo proyecto es un desafío que afronto con muchas ganas. Ganas de probar distintas formas y de aprender de colegas, editores y un equipo que se apoye. Creo que RdF tiene una oportunidad de ser un medio distinto por el simple motivo de nacer con una igualdad de los 30 equipos que conformarán el torneo de primera división y la paridad que existe, al haber un periodista cubriendo cada equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*