UEL: Sevilla y Europa, el maridaje perfecto

Los andaluces despacharon a Roma y se ilusionan con el mandato copero: cada vez que se meten entre los 8 mejores, se quedan con el título. Leverkusen encontró el remedio y también abrochó el pase a cuartos de final.

Si se busca en el diccionario el significado de la palabra mística, seguro que aparece al lado una foto de Sevilla. Es que los andaluces se mueven como peces en el agua cada vez que encaran un compromiso de Europa League.

En el Schauinsland-Reisen Arena de Duisburg, los dirigidos por Julen Lopetegui derrotaron 2-0 a Roma y se clasificaron para los cuartos de final.

Una versión novedosa del segundo torneo en orden de importancia en el “Viejo Continente”, porque tuvo que adaptarse a los tiempos de pandemia y algunos duelos se definieron a partido único.

Este fue el caso del 5 veces campeón del certamen frente a los romanos, que supieron ser finalistas en la edición de 1991 (derrota ante sus connacionales de Inter). El escenario elegido fue el estadio del MSV Duisburg debido a que el suelo alemán albergará esta fase final de la copa.

Floja versión de la “Loba”, que terminó la Serie A con aullidos y buenas actuaciones pero que demostró que le quedó grande el protagonismo más allá de las fronteras. Sevilla, en cambio, supo aprovechar el envión doméstico con un meritorio cuarto puesto (alcanzó a Atlético Madrid en puntos, tercero en discordia) y así garantizó su participación en la próxima edición de la UEFA Champions League.

El primer aviso llegó por intermedio de Jules Koundé, quien ganó en las alturas luego de un tiro de esquina y estrelló un cabezazo en el travesaño.

Hasta que a los 21´ vino el primer grito de la tarde alemana. Ever Banega amplió su panorama y buscó a Sergio Reguilón. Patriada del lateral madrileño, quien se animó con pelota dominada y nadie pudo detenerlo. A toda velocidad, ingresó a la tierra prometida y antes del cierre del brasileó Ibañez le dio de zurda. Débil respuesta del arquero Pau López y la bola se le escurrió por debajo del cuerpo. Segundo grito de la temporada para el defensa cuyo pase pertenece a Real Madrid.

El único atisbo de reacción para los italianos fue una balón suelto que encontró Nicoló Zaniolo en la puerta del área, luego de una lucha entre Edin Dzeko y 2 marcadores. Disparo con furia para el joven volante y pelota muy por encima del horizontal.

La sentencia del partido llegó cuando se moría la primera etapa. Diego Carlos se lo devoró a Dzeko en la marca y encendió la chispa del contraataque con una bola recuperada. Enorme visión de juego para Joan Jordán, quien puso a correr a Lucas Ocampos con un envío quirúrgico. El ex River Plate se metió en el área y cuando lo atoraba el portero López la cedió al medio. El cuero se levantó por el desesperado intento del arquero español y por el segundo palo llegó Youssef En-Nesyri, quien metió un pase de ballet para liquidar el pleito a los 44´.

Para el complemento se acercó más un eventual tercer grito sevillano que el descuento de Roma. Muy bajas calorías para este equipo que levantó un poco la puntería en el tramo final de la Serie A, pero que realmente no le dio el cuero para llegar más lejos en Europa.

Ni el tiro del final le salió a la squadra romana, que encima terminó con 10 por la expulsión de Gianluca Mancini.

Sevilla se verá las caras ante el ascendente Wolverhampton Wanderers en el mismo escenario de hoy, en lo que sin dudas será el encuentro más atractivo de los cuartos de final de la Europa League.

Ese loco amor por la redonda resume el excelente momento de Ocampos (Foto: Diario de Sevilla)

Bayer Leverkusen no quiso ser menos y venció 1-0 a Rangers en el BayArena, en el partido de vuelta (aquí sí estuvieron dadas las condiciones para respetar la eliminatoria a doble duelo). El antecedente de Escocia indicó un triunfo 3-1 para los germanos, quienes se tomaron con absoluta tranquilidad el compromiso de hoy.

Los dirigidos por el neerlandés Peter Bosz finalizaron en el quinto puesto en la Bundesliga y acumulan un invicto europeo de 9 juegos. Por su parte, los británicos arrancaron con el pie derecho en la Scottish Premier League luego de su éxito por la mínima sobre Aberdeen en el Pittodrie Stadium.

Sin embargo, se sabía que “Es-cocia” difícil levantar el 1-3 sufrido en casa y los alemanes jugaron con la paciencia de siempre.

El nuevo talismán del fútbol germano tuvo la primera situación clara de peligro. Una volea de zurda de Kai Havertz besó el horizontal de la valla defendida por Allan McGregor.

A los 53´ llegó el solitario gol del encuentro, ese que tiró por la borda cualquier intento de rebelión británica. Pelotazo frontal de Charles Aranguiz para el pique de Moussa Diaby. La defensa visitante descuidó al francés, quien infló la red de McGregor con un furibundo derechazo. Quinta diana en la temporada para el galo ex París Saint Germain.

No la tendrá nada fácil Bayer Leverkusen en la próxima instancia, ya que medirá fuerzas nada menos que frente a Inter (lo positivo es que será en Düsseldorf, en suelo alemán).

El diamante y el goleador levantan al Leverkusen, sin importar esos raros peinados nuevos (Foto: BeIN Sports)

(Foto Principal: Diario AS)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*